Cuento: LA MALETA FULLERA

El Librero

Planas Girón GuillermoPlanas Girón Guillermo

30 noviembre 2007 6:36 PM 3 comentarios Lecturas: 151

Una vez mas, siendo victima de mi mala memoria, olvidé, como de costumbre olvido, acosado por el tiempo, el bullicio y la contaminación ambiental, el día que trato de vivir y que le corresponde por su situación en las calendas, concluir la metamorfosis del año que fenece. La gente caminaba agitadamente por ser fin de año. Corrí a mi apartamento, hice un desorden organizado en una tula pequeña y me fui a la estación a buscar transporte para Guindémonos, un pueblito con tendencia caserío ubicado entre Naguará y santa fe de Cucarachas, estos últimos municipios capitales.

En las oficinas de transporte solo se escuchaban expresiones desesperantes, paridas del gentío apretujado y sofocado…!Eche, hoy es mas difícil conseguir puesto en un carro, que llover p'arriba ¡, decía una negro bembóm y repelente,…!Por favor…un pasaje para mi,   exclamaba casi llorando una frágil jovencita estudiante, que lucía sobre su frágil y fino cuerpecito, una sudadera que señalaba en inglés "Follow me", que para Cervantes reza, Sígueme…pero la tumultuosa manifestación no impedía decir un piropo de aliento… ¡ Véndele el pasaje a la chica , vale, aunque yo me vaya a pie!, decía un risueño y delgado juguetón.

 

En vista de la suerte que me esperaba, decidí pedir cola o chance.

 

En este plan estuve tres horas que para mi fueron vividas como siglos…por fin… después de tanto esperar y luchar,   logré se me llevase en la maletera de una vieja camioneta ranchera, que hacia viajes piratas, después de acomodarme  como pude, encendí un cigarrillo para relajarme un tanto y transportarme   mentalmente  a otras partes, saboreando los planes que me había trazado, pero, esto se interrumpió cuando en forma queda y como susurro comencé a escuchar una conversación entre dos maletas, una vieja, trajinada por los años   y una nueva , o aparente nueva valija.

 

De donde vienes? Preguntó la joven maleta.

 

De Cartago…contestó secamente la vieja maleta.

 

Viajas mucho? Insiste la juvenil voz.

 

Poco, responde la aludida, solo en esta época  y con el mismo plan y ruta, no salgo de Venezuela, si embargo la conozco por referencias, pero,seria mejor vivirla, porque como dice el emblema que llevo en mi cuerpo,"Venezuela es para vivirla".

 

Cuantos años tienes? Preguntó la joven maleta.

 

Veinte, contestó un poco disgustada la vieja valija.

 

No te molestes si te pregunto la edad, es para saber, de todas formas perdona. Bueno…yo…continuó diciendo, a pesar de mi corta existencia, conozco casi todo el mundo, cuando no estoy en Europa, estoy en Norteamérica, o en el Sur, por eso conozco el trato y las costumbres de todos los aeropuertos, estaciones de ferrocarriles, terminales de buses…y bueno…continuó, viajar y conocer y produce muchas satisfacciones.

 

La maleta vieja escuchaba en silencio… y proseguía la juvenil voz de la nueva maleta, luego se toman vacaciones de descanso como las de fin de año…es una lástima, prosigue, que tu vida   haya sido una rutina, porque vivir la rutina no es vivir.

 

La conversación fue bruscamente interrumpida por una frenazo seco, se bajan del carro dos pasajeros que animadamente dialogaban, escuchándose la pregunta de uno de ellos: ¿;Cual es tu maleta?

 

…esa vieja, contestó socarronamente un señor  de edad, que jugaba con un tabaco entre los dientes…y la vuestra?,indagó El.

 

Aquella nueva, respondió el otro y ojala salga tan buena como la  tuya, la compré ayer y era la ultima que quedaba en el almacén.

 

Yo quedé perplejo después de escuchar ambas conversaciones y mientras los amigos se despedían, se escuchó dentro de la maletera carcajadas múltiples y un coro risible…Adiós maleta fullera.

 

Y mientras llegaba a mi paraje pensaba…Vivir la rutina no es vivir… existiendo, pero, vivir fantasías es no existir…viviendo.

 

Al llegar, pagué, mi pasaje y grite a los míos para que viniesen a mi encuentro y al de mi pequeña tula.

 

 

ADOLFO GOMEZ AGAMEZ

Curarigua, dto. Torres, Edo Lara

26 de diciembre de 1976. 

 

 

dr_gomez.jpg EL DR. GÓMEZ AGAMEZ VIVIÓ EN VENEZUELA DESDE 1976 HASTA 1982 Y EJERCIÓ COMO MÉDICO RURAL EN CARORA, CURARIGUA, LA PASTORA Y SANARE. EL COLEGIO MÉDICO DEL EDO. LARA SECCIONAL CARORA LO ESCOGIÓ COMO MEJOR MÉDICO DEL ESTADO LARA EN EL AÑO 1978.

EL DR. GÓMEZ AGAMEZ NOS ACOMPAÑA PERIÓDICAMENTE CON SUS CLÁSICAS NEMOTECNIAS EN VERSOS, RELATIVAS A AFECCIONES DE LA PIEL, IMPRIMIÉNDOLES SU SELLO PERSONAL CARACTERÍSTICO, LLENO DE INGENIO, CREATIVIDAD Y CONOCIMIENTO CIENTÍFICO.

GUILLERMO PLANAS G.
CARACAS, VENEZUELA
15 DE NOVIEMBRE DE 2007

3 Comentarios

  • Querido Adolfo, qué mejor manera de comenzar una mañana, que leer tan peculiar cuento. Me ha encantado, porque es muy ameno,y con gran contenido . Me ha hecho reir. Es de narrativa entretenida, y la reflexión final es para grabarsela y no dejarla ir nunca. Querido amigo,si Venezuela es para vivirla. Y que Dios bendiga a Venezuela , a Colombia, y atodos los países del mundo por donde circulan maletas fulleras. Un beso.
    Raquel

  • Se me olvidaba, Guillermo,excelente elección. Gracias por traerla. Un beso para ti también.
    Raquel

  • Fuera bueno poedirle a Adolfo un cuento sobre su PC fullero de 2007… doy fe de que ya viaja mucho en él.
    Un saludo para todos los que frecuentan la amena e instructiva seccion del Dr Planas.

    Jairo Mesa Cock.
    Manizales, Colombia

Si Usted es Especialista en salud le invitamos a compartir su comentario