PANCHITO MANDEFUA. TEATRO INFANTIL

Dermatología y Arte

Raquel RamosRaquel Ramos

15 diciembre 2007 6:58 AM 0 comentarios Lecturas: 263

Este trabajo para guiñoles fue escrito, inspirado en el cuento del gran escritor carabobeño José Rafael Pocaterra "El Día que Panchito Mandefuá cenó con el Niño Jesús", hemos tratado de mantener lealtad con el texto original, suavizando un poco el carácter del protagonista del cuento, debido a que el mensaje va dirigido a los niños, no así la obra que corresponde a "Cuentos Grotescos".

teatro.jpgPanchito es un niño trabajador, de la calle y en ella debe vivir vicisitudes y experiencias que no suelen vivir los niños que pertenecen a familias constituidas. En la calle debe enfrentarse a diversos personajes de toda índole y su temperamento aparece como consecuencia lógica.

El cuento de Pocaterra termina con la muerte del protagonista, pero en el mundo de los títeres, la muerte es un personaje más. Esa imagen esquelética de manto negro y que porta una guadaña, aparece como uno de los tantos obstáculos que enfrenta Panchito para sobrevivir en su vida diaria.

Efectivamente, mantenemos con el triunfo de Panchito sobre la muerte, el espíritu ancestral de los títeres, de ofrecer un conflicto entre el bien y el mal y siempre son los portadores de las buenas intenciones, los que prevalecen a costa de aquellos que persiguen el mal.

Este sencillo mensaje, llena de gratificación los corazones de los pequeñitos, que ven en un acto de justicia, el ejemplo a seguir y la satisfacción de ratificar que en el mundo, las leyes favorecen a los necesitados.

Con el tema central de Pocaterra, esta farsa incluye también, ciertos juegos tomados de "La Máscara del Polichinela" anónimo italiano, y del "Káspar y el Fantasma" anónimo alemán. Estas viejas formas populares, le darán encanto y dinamismo a las aventuras de este personaje urbano de nuestras ciudades, porque de Panchitos Mandefuás, están pobladas nuestras calles.

Panchito Mandefuá trabajaba, amaba y soñaba. Por eso se fue a cenar con el Niño Jesús.

Panchito Pega Pega, ante una sociedad indiferente, perdió su condición humana. Por eso nadie lo invita a cenar… Así son las cosas.

Si Usted es Especialista en salud le invitamos a compartir su comentario