Inicio / Colaboradores / Arte y ciencia en fotodermatología / Lámparas UV usadas por manicuristas: ¿significa un riesgo de cáncer de piel?

Lámparas UV usadas por manicuristas: ¿significa un riesgo de cáncer de piel?

El uso de lámparas con radiación ultravioleta está muy extendido en la industria cosmética de las uñas. Estas lámparas se utilizan típicamente para secar las uñas acelerando la velocidad en manicuras regulares, y en realidad son necesarias para secar las uñas de gel. Algunas lámparas de uñas las llaman lámparas “UV” y a otras “LED”, pero ambas emiten radiación UV, predominantemente UVA, que se ha relacionado con envejecimiento cutáneo prematuro y cáncer de piel.

Un informe de dos mujeres que se habían sometido a este tratamiento posteriormente desarrollando carcinoma de células escamosas (CEC) en el dorso de las manos1, ha suscitado preocupación acerca de la seguridad de este procedimiento, lo que llevó a las siguientes investigaciones:

  • Diffey, 20122: Mediante un modelo matemático que combina la edad y la exposición a RUV, calculó que decenas o cientos de miles de mujeres necesitarían usar lámparas UVA de forma regular para que 1 de ellas desarrolle CEC, concluyendo que el riesgo es muy bajo y se puede reducir con el uso de guantes sin dedos cuando las manos están siendo expuestas.
  • Dowdy et al, 20133: Evaluaron 6 lámparas de uñas UV de los principales fabricantes de EE. UU de acuerdo al riesgo radiante. Las lámparas se evaluaron en diferentes posiciones, encontrándose exentos de riesgo UV la piel y los ojos; sólo un dispositivo tuvo un riesgo leve en ojos, desestimando su efecto en escenarios reales de uso no ocupacional.
  • Markova et al, 20134: Analizaron 3 lámparas UVA, calculando la equivalencia carcinogénica en términos de cursos de UVB banda estrecha, lo que resultó en que se necesitarían más de 250 años de sesiones semanales de uñas UV para experimentar la misma exposición al riesgo de un curso de UVB-BE.
  • Curtis et al, 20135: Calcularon que la manicure de gel debe ser realizada cada 3 semanas (17 veces al año), siendo la energía por sesión entre 15-22,5 J/m2, lo que sería al menos la mitad del límite de exposición para trabajadores al aire libre que es de 30 J/m2 durante 8 horas. Además, confirmaron que las lámparas UVA emiten un índice UV de 6 (riesgo moderado) y 4,2 veces más energía entre 355 nm y 385 nm que el sol.
  • Shipp et al, 20146: En salones de manicure, midieron la radiación emitida por 17 lámparas, con radiación entre 280-400nm (UVB-UVA). Reportaron diferencias significativas en la irradiancia de cada lámpara y que adicionalmente la distribución no es homogénea en la mano. Señalan que no se han realizado estudios in vivo que sean concluyentes.

Sin embargo, han existido controversias por el diseño de estas investigaciones (medidas del espectroradiómetro, dosímetro, interpretación de resultados, etc)7,8, por lo que en 2015 la Fundación de Cáncer de Piel recomendó aplicar un protector solar de amplio espectro a las manos 20 minutos antes de la exposición a la RUV si es uñas con gel. Si es una manicura regular, recomiendan que las uñas se sequen al aire naturalmente. Además resaltan, que incluso el más intenso de estos dispositivos sólo presenta un riesgo UV moderado, que es mucho menor que el que presenta los dispositivos de bronceado UV.9

Referencias

  1. MacFarlane D, Alonso C. Occurrence of nonmelanoma skin cancers on the hands after UV nail light exposure. Arch Dermatol. 2009;145:447-9.
  2. Diffey B. The risk of squamous cell carcinoma in women from exposure to UVA lamps used in cosmetic nail treatment. Br J Dermatol. 2012;167:1175-8.
  3. Dowdy J, Sayre R. Photobiological safety evaluation of UV nail lamps. Photochem Photobiol. 2013;89:961-7.
  4. Markova A, Weinstock M. Risk of skin cancer associated with the use of UV nail lamp. J Invest Dermatol. 2013;133:1097-9.
  5. Curtis J, Tanner P, Judd C, Childs B, Hull C, Leachman S. Acrylic nail curing UV lamps: high-intensity exposure warrants further research of skin cancer risk. J Am Acad Dermatol. 2013;69:1069-70.
  6. Shipp L, Warner C, Rueggeberg F, Davis L. Further investigation into the risk of skin cancer associated with the use of UV nail lamps. JAMA Dermatol. 2014;150:775-6.
  7. Dowdy J, Sayre R. Nail curing UV lamps: Trivial exposure not cause for public alarm. J Am Acad Dermatol. 2015;73:e185-6.
  8. Curtis J, Tanner P, Hull C, Leachman S. Reply to: “Nail curing UV lamps: Trivial exposure not cause for public alarm”. J Am Acad Dermatol. 2015;73:e187.
  9. The Skin Cancer Foundation. http://www.skincancer.org/media-and-press/press-release-2013/nail-lamps

Acerca de Zulay Rivera e Ingrid Rivera

La fotodermatología es un área que nos diferencia como dermatólogos de otros médicos, siendo la formación en este campo un componente fundamental de la educación durante los años de residencia y a posteriori. Esperamos que sea del provecho de todos, esta nueva sección.
Dra. Ingrid Rivera Pineda. Dra. Zulay Rivera Pineda.

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *