Inicio / Colaboradores / Dermatitis de Contacto / Dermatitis Alérgica de Contacto a Galatos

Dermatitis Alérgica de Contacto a Galatos

Los galatos son químicos antioxidantes usados frecuentemente como preservativos en productos envasados como alimentos y cosméticos. Son derivados del ácido gálico y el termino galatos se refiere a esteres como propyl galato, octyl galato y dodecyl galato (lauryl galato). Se usan como preservativos desde 1948 para prevenir la formación de peróxidos en los alimentos que contienen grasas o aceites evitando la rancidez. En 1976 tanto la organización de Alimentos y Agricultura de Naciones Unidas como el Comité de Expertos de Aditivos en Alimentos de la Organización Mundial de la Salud acordaron como posible una ingesta diaria aceptable de galatos de 0.02mgs/kg peso corporal. Estos químicos usados en lociones y cosméticos previenen alteraciones de olor y color en dichos productos.

La concentración permitida en cosméticos tiene un rango entre 0.001% y 0.01%.

Sin embargo, en las últimas décadas ha habido múltiples publicaciones que demuestran dermatitis alérgica de contacto (DAC) que resulta de la exposición a galatos. En experimentos en cobayos se demostró una asociación entre la longitud de la cadena lateral de átomos de carbono en las moléculas de galatos y la sensibilización, siendo las moléculas más largas las más alergénicas. El propyl galato ha sido el más utilizado en la industria y por lo tanto es el que se reporta como causante de DAC con más frecuencia.

En una revisión de la literatura realizada por Holcomb y col., (2017) se encontró que el propyl galato es el que con más frecuencia produjo pruebas epicutáneas positivas (64%) seguido por dodecyl galato (30%) y octyl galato (26%).

Los galatos son preservativos usados en alimentos grasos y aceites, por ejemplo, margarina, mantequilla de maní y muchos otros alimentos grasos. El galato más usado en los alimentos es también el propyl galato. La DDC a galatos en alimentos produce generalmente lesiones en mucosa oral, lengua y labios siendo lo observado más frecuentemente queilitis, mucosa oral urente y edema de labios. Sin embargo, la asociación entre la ingestión de galatos y la aparición de alergia de contacto sistémica requiere realizar estudios sistemáticos que arrojen resultados más convincentes.

Además gran cantidad de cosméticos contienen galatos ya que estabilizan el producto y previenen su oxidación fenómeno que produce cambios en el producto como alteración del color y del olor, cambios en la viscosidad y un posible deterioro de su componente activo. El propyl galato es el más usado también en cosméticos por ser hidrosoluble.

Aunque los galatos no se encuentran todavía en las baterías estándar de Europa se recomienda realizar pruebas de parche con propyl galato en pacientes con dermatitis en cara y manos y en pacientes donde el interrogatorio hace sospechar DDC a cosméticos y medicamentos. No existen estudios que demuestren claramente la presencia de reacción cruzada entre los diferentes tipos de galatos.

Conclusiones.-

  • Propyl, octyl y dodecyl galatos son preservativos usados en alimentos y cosméticos
    Aunque los galatos se usan principalmente en alimentos grasos, pueden encontrarse muchos otros alimentos que contienen galatos.
  • Propyl galato es el galato más frecuentemente usado tanto en alimentos como en cosméticos principalmente en labiales y bálsamos para los labios.
  • En pacientes con DAC de causa indeterminada o cuando se sospechan alimentos o cosméticos se recomienda realizar pruebas de parche con galatos.
  • No se ha demostrado reacción cruzada entre los diferentes galatos.
  • Propyl galato es un alérgeno potencial cuando estamos en presencia de eccema en cara y manos
  • Se requiere profundizar estudios futuros para conocer con más certeza la asociación entre la ingestión de galatos y DAC sistémica, así como la presencia o no de reacción cruzada entre los diferentes galatos

Bibliografía:

Holcomb Z E et al., Gallate Contact Dermatitis: Product Update and Systematic Review 2017 Dermatitis 28(2): 115- 127

 

 

 

Acerca de Marí­a Cristina Di Prisco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *