Inicio / Editorial / Los fibroblastos cutáneos son los guerreros que nos protegen de los malévolos mastocitos

Los fibroblastos cutáneos son los guerreros que nos protegen de los malévolos mastocitos

Los mastocitos son células esenciales en la modulación de procesos inflamatorios y alérgicos. Junto con las células dendríticas,  los monocitos y otras células polimorfonucleares, constituyen la primera línea de defensa inmunológica frente a antígenos como bacterias o parásitos. Además,  están implicados en reacciones frente a alérgenos del medio ambiente.

El principal mecanismo por el que los mastocitos se activan es mediante la unión de antígenos a las IgE de su membrana, desencadenando una cascada de activación intracelular. Los mastocitos también se activan al detectar citocinas o antígenos mediante receptores de superficie específicos.

Una vez activados, los mastocitos liberan al medio sus gránulos característicos cargados de mediadores de la respuesta inmunitaria como heparina  o histamina, los cuales favorecen el proceso inflamatorio y la eliminación de agentes patógenos. [1] Los mastocitos también son capaces de producir otros mediadores como citocinas o  quimiocinas, que participan en la señalización y comunicación celular, ayudando a la coordinación de la respuesta inmunitaria innata y adaptativa.

Los mastocitos maduran en los tejidos, lo cual genera fenotipos celulares distintos que ejercen sus funciones esenciales tanto en la inmunidad protectora contra patógenos como en el desarrollo de alergia o inflamación.

Estudios previos demostraron que los mastocitos en general secretan altas concentraciones de  P2X, un receptor para el ATP extracelular, pero esta molécula está ausente o bajo-regulada en los mastocitos de la piel.[2,3] La vía ATP-P2X induce la activación mastocitos y por consiguiente exacerba la inflamación. Es importante señalar que el ATP extracelular actúa como una señal de peligro frente al estrés celular y activa a las células inmunitarias a través de los purinoreceptores P2, tales como P2X.

En 2014, un grupo de investigadores japoneses, liderado por Yosuke Kurashima, demostraron que en la piel , son los fibroblastos los que frenan la producción de P2X por parte de los mastocitos. [3] Los fibroblastos cutáneos producen grandes cantidades de enzimas degradadoras del ácido retinoico como la Cyp26b1, la cual al ser inhibida normaliza la producción de P2X en los mastocitos. Además, Kurashima y colaboradores demostraron que los fibroblastos cutáneos inhiben la expresión de P2X en los mastocitos, mediante la producción de Cyp26b1. Esta actividad de los fibroblastos promueve la homeostasis en la piel limitando la activación de los mastocitos. [3]

De esta manera los fibroblastos actúan como verdaderos guerreros controlando la exacerbada activación de los mastocitos, la cual puede generar inmunopatología o disparar enfermedades concurrentes. Tal cual como puede suceder en una sociedad estresada, donde jóvenes guerreros y envalentonados la defienden frente a autoridades abusivas capaces de reacciones exacerbadas. Un símil que bien refleja los acontecimientos actuales en Venezuela, donde la mayoría de los ciudadanos luchan por un país libre, civil y democrático.

Referencias

[1] Amin K.The role of mast cells in allergic inflammation. Respir Med 106:9–14, 2012.
[2] Gilfillan AM, Beaven MA. Regulation of mast cell responses in health and disease. Crit Rev Immunol 31:475-529, 2011.
[3]Kurashima Y, Amiya T, Fujisawa K, Shibata N, Suzuki Y, Kogure Y, Hashimoto E, Otsuka A, Kabashima K, Sato S, Sato T, Kubo M, Akira S, Miyake K, Kunisawa J, Kiyono H. The enzyme Cyp26b1 mediates inhibition of mast cell activation by fibroblasts to maintain skin-barrier homeostasis. Immunity 17:530-41, 2014.

Imagen 1 es propiedad de Nature Publishing Group. Imagen 2 fue tomada por Miguel Gutiérrez para EPA. Ambas pueden estar sujetas a derechos de autor.

Acerca de Felix J. Tapia

Profesor investigador de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y Jefe del Laboratorio de Biología Molecular, Instituto de Biomedicina, UCV. Ha publicado más de 100 artículos en revistas científicas y capítulos en libros. Premio Fundación Empresas Polar “Lorenzo Mendoza Fleury” 2005. Miembro de varios comités editoriales de revistas. Activo en el ciberespacio con publicaciones en Blog Felix J. Tapia, Piel Latinoamericana, Mirador Salud, Código Venezuela, RunRunes y DermPathPro.

7 comentarios

  1. Maria del Rosario Ruiz

    Mañana todos a convertirnos en fibroblastos!

  2. Alba Mariño Thompson

    Peculiar metáfora de como los excesos en nuestro país (representados por los mastocitos), se constituyen en fuente de patología.
    Mi madre solía decir, “nada es para siempre”.
    De las respuestas inapropiadas y magnificadas, de la impunidad, de la practica de terror en la que el narco gobierno nos tiene inmersos, saldremos.
    Sobran fibroblastos en la piel de los valientes jóvenes venezolanos!!

    Gracias Felix por tan buen articulo.

  3. jaime piquero martin

    Interesante paralelismo o simil Felix.
    ¿Que serian las células de Langerhans para los fibroblastos?. ¿Quienes serian las células de Langerhans en esta guerra desigual entre la sociedad civilizada democratica y estos fascistas que han tomado por asalto nuestro pais?.
    jaime Piquero Martin

    • Estimado Jaime,
      Siguiendo el simil, las células dendríticas (entre ellas las células de Langerhans) son las garantes del equilibrio de la respuesta inmunológica (RI). Listas para disparar la RI frente a un agente patógeno o señal de peligro en la piel (Langerhans) o como células reguladoras de excesos en la piel o instestino.

      • gloria marcionni

        Me interesaría saber quiénes son entonces los alergénos, parásitos,hongos y bacterias destructoras o mejor, aprovechadoras de los recursos naturales del cuerpo ( personal o social), el enemigo no está adentro,o en todo caso está activado desde afuera,por intereses mezquinos y valga la redundancia parasitario.El norte tal vez? Cuidado, un libro sabio dice “los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera. Tengan unión verdadera en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos se pelean, los devoran los de afuera”.Hasta el Papa lo cita en sus homilías!

        • Estimada Gloria Marcioni,
          Agradezco su comentario y pregunta porque me permite ahondar un poco sobre cómo funciona el sistema inmunológico (SI) y plantear mi visión, la cual por supuesto tiene un componente de elucubración.
          Primero, la función principal del SI es la inmunovigilancia, es decir mantener la homeostasis (equilibrio) del organismo. No es solo defendernos como un ejército, noción del pasado que perdura todavía en la mente de muchos académicos.
          Para ello evolutivamente el SI desarrolló sistemas que pudiesen detectar agentes patógenos (alérgenos, parásitos, hongos, bacterias, etc.), señales de estrés o señales de peligro. Estas dos últimas se generan principalmente a lo interno de los organismos. Pero patógenos como los virus no generan señales a lo externo sino respuestas internas (como señalesestrés o peligro).
          En el caso que nos compete, de los fibroblastos cutáneos ellos responden a una respuesta exagerada de los mastocitos ¿Por qué? Porque ellos dejaron de hacer el bien (como promotores de inflación) y comenzaron a ejercer el mal dañando el tejido celular y causando muerte celular (inmunopatología).
          No sé si conoce, pero en la mayoría de las dolencias infecciosas, llamamos enfermedad a un cuadro gobernado por una fuerte RI que puede matar algunos patógenos pero principalmente daña al tejido. Lo que indica desde el punto de vista biológico, que los patógenos no han alcanzado su equilibrio para vivir en paz dentro de un organismo. El mejor ejemplo de ello es como el Trypanosoma cruzi vive felizmente, sin causar Chagas, en los marsurpiales del género Didelphis (rabipelados, gambas, focos, zarigüeyo, etc.) pero en otros animales causa daño cardiaco o intestinal. Las enfermedades autoinmunes y alérgicas también tienen RI exacerbadas en respuestas a insultos antigénicos.
          En conclusión no hay células buenas y células malas, al igual que en los humanos, dependiendo de los estímulos y del ambiente que las rodea se comportan diferentes. Por ello Madre Naturaleza o Papá Dios, generó mecanismos de inmunovigilencia para detectar el peligro a tiempo y no dejar que se destruya el organismo.
          Adjudicarle, maldad a los patógenos que nos habitan son cosas del pasado. Hoy, el conocimiento de nuestra microbiota y su participación manteniendo el equilibrio de cada uno de los componentes que conforman al ser humano, indica que somos más que células y fluidos.
          Los humanos somos metazoos, organismos integrados por varias células que se unen de manera coordinada y con interrelación química, con morfología específica y funciones determinadas, conformando tejidos que reúnen células con igual función, que luego van a formar órganos y éstos aparatos, permitiendo que se complementen las funciones vitales, como la respiración, la alimentación, la locomoción o la procreación. Una buena definición de lo que es la Democracia, equilibrio, con jerarquía pero no dictatorial y mecanismos de regulación.

  4. gloria marcionni

    Estimados todos:mi intervención anterior se envió como respuesta a un colega en especial, porque por alguna palabra? o sentido? se me rechazaba el comentario,profundamente democrático como los demás. En mi país hoy se festeja el día del amigo FELIZ HOMEOSTASIS PARA TODOS!!!!!!!!

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *