Inicio / Colaboradores / Historia y Personajes / Sexualidad humana. Una breve reseña de su historia

Sexualidad humana. Una breve reseña de su historia

La sexualidad es un fenómeno pluridimensional, carnal, instintivo y emocional que varía de una cultura a otra y en el contexto sociohistórico en el que se practique.

Aún cuando los apuntes históricos sobre sexualidad datan de más de cinco mil años, los datos disponibles son escasos.

Durante la prehistoria, época de la que se ha comentado que existió una promiscuidad sexual primitiva, se podría decir que en ella existieron dos etapas: la primera conocida como monogamia natural, en la cual el hombre de manera similar a los animales, llevaba una vida sexual regulada por los períodos de acoplamiento. Este patrón particular prevalece con el advenimiento de la agricultu- ra y ganadería, práctica económica que motivó el surgimiento de la propiedad privada. Para entonces la monogamia fortalecida tenía como finalidad asegurar el patrimonio familiar condición que define la segunda etapa.

CIVILIZACIONES DE LA  ANTIGÜEDAD.

Con la llegada del judaísmo se dan interacciones interesantes ante la sexualidad. En el Antiguo Testamento, fuente original de la ley judía, se señalan las normas que regulaban la conducta sexual de la época. Así, en el Exodo (XX, 14) en los diez mandamientos, se prohíbe el adulterio, reforzándose en el Levítico (XVII, 20): “no pecarás con la mujer de tu prójimo ni te contaminarás con tal unión”. Aparece proscrita la homosexualidad en Levítico (XVIII, 22): “no cometerás pecado de sodomía porque es una abominación” y aparece el tabú de la desnudez en Levítico (XVIII, 7) y la prohibición del incesto en Levítico (XVIII, 6): “nadie se juntará carnalmente con su consanguinidad, ni tendrá que ver con ella”. También en Corintios (I, 1-5) se hace evidente la prohibición del incesto. Aunque en la vida cotidiana existía cierta permisividad.

En esta cultura, el matrimonio tenía como finalidad la descendencia y la esposa hebrea tenía el “privilegio” de compartir los favores del esposo con otras esposas secundarias, pero si ella era infiel era apedreada. Un ejemplo de esta condición fué el caso del Rey Salomón, de quien se dice tuvo 700 esposas y 300 concubinas. En el Cantar de los Cantares la sexualidad es vista como un impulso creativo y placentero. La influencia del judeo- cristianismo persiste hasta nuestros días.

En la civilización  egipcia el incesto estaba permitido y la circuncisión, práctica adoptada posteriormente por los judíos, tenía un carácter ritual en la ceremonia de iniciación de la adolescencia. En la Grecia antigüa, se toleraba la homosexualidad masculina entre adultos y adolescentes púberes dentro de un contexto educativo, en el que el adulto tenía la función de educar y formar en lo intelectual y ético a sus pupilos (paidegogous); en Atenas las mujeres no podían andar solas, privilegio exclusivo de las “hetairas” (prostituta fina), quienes podían andar públicamente con hombres y las “pornoi” eran las prostitutas más bajas, vocablo del que deriva la palabra pornografía. La mujer era como un ciudadano de segunda categoría y era ante todo una “gyne”, cuyo significado era “portadora de hijos”. En resumen se podría decir que por centurias las creencias religiosas dominaron el comportamiento sexual, reduciéndolo la dinámica de la reproducción.

Con el surgimiento de la familia patriarcal se da una serie de dualidades en lo sexual:

A) En el plano social la aparición de la esfera privada restringida al ámbito de la mujer, queda a su cargo la reproducción, y la educación; y la pública a cargo de los varones.

B) Una doble norma establecida: permisividad al varón y represión a la mujer a la que se le exige virginidad y fidelidad al marido sin importar su propio placer.

C) Doble imagen de la mujer dependiendo de las necesidades y exigencias sociales. La mujer “buena” es la mujer de casa, la madre o la virgen. La mujer “mala” es la mujer pública dedicada al placer.

D) En cuanto a la sexualidad un doble significado: reproductivo como una forma lícita y socialmente aceptada vinculada al matrimonio y la familia. O bien, placer como la forma válida para la satisfacción masculina.

La historia romana casi un palíndromo marcaba la pasión amorosa, la unión de un hombre con su mujer o se desbordaba en adulterio, prostitución y homosexualidad. La diosa Afrodita o Venus se prendió de un joven pastoirresistible Anquises, el fruto de su amor fué Eneas quien huyó a Troya; de su extenso linaje procedió Rea Silvia que a pesar de ser forzada a conservar su divina virginidad el Dios Marte la sedujo  y de cuyo coito nacieron Rómulo y Rémulo que abandonados en el río fueron rescatados por una loba que los amamantó, esta narrativa mítica en lo prosaico la bestia era la prostituta , oficio sin memoria que cobró importancia para la fundación de Roma. A lo largo del Imperio se multiplicó la popularidad y la cantidad de burdeles, tanto es así que Calígula instaló uno en el palacio real enviado a sus heraldos al foro para incitar al desenfreno tanto a jóvenes como a viejos.

LA VIDA SEXUAL EN LA EDAD MEDIA

Para la estricta restricción impuesta por la Iglesia Católica cuya normatividad teológica estaba por encima de las leyes civiles, las relaciones sexuales sólo debían estar reservadas para la reproducción de los seres humanos y siempre dentro del sagrado sacramento matrimonial. Además se imponía reglamentos morales como:

– No estaba permitido algún acto sexual que no sea el justo necesario para  concebir en la mujer.

– No se podía tener sexo en horas del día, sólo por las noches.

– Estaba prohibido tener sexo los jueves, viernes, sábados y domingos; de igual manera durante la Cuaresma y tampoco en los 35 días previos a la Navidad ni en los 40 días antes de la fiesta de Pentecostés o un día en que se celebraba un Santo.

La conocida posición del misionero era la única forma moralmente aceptable siempre la mujer debajo del varón procurando la vigencia del rol natural de superioridad, si la mujer se ubicaba por encima recibía mayor placer, acto inmoral.

La Iglesia en ese entonces declara el instinto sexual como demoníaco apareciendo los cinturones de castidad y otros métodos restrictivos además del establecimiento de la Santa Inquisición. El surgimiento de la Reforma protestante hacia 1530 encabezada por Martín Lutero se apoderó de Inglaterra y se admitío el primer divorcio solicitado por Enrique VIII para separarse de Catalina y unirse con Ana Bolena.

Pese a tan cruel e inhumana restricción y vigilancia son evidentes los primeros indicios de enfermedades de transmisión sexual, un castigo celestial por los excesos instintivos, a finales del siglo XV.

LA REPRESION PURITANA DE LA ÉPOCA VICTORIANA

Llena de contradicciones ético-morales, exigía continencia sexual a las mujeres decentes  y toleraba la prostitución como vertedero inevitable de las necesidades imperiosas de los hombres. Durante los siglos XVIII y XIX las conductas sexuales como la masturbación eran inapropiadas extendida hasta la fecha. En 1882 aparece el trabajo “Psychopatia Sexualis” de Richard Kraf-Ebing, en el que se describen los comportamientos sexuales patológicos.

Sigmund Freud, padre del pisoanálisis, propone la teoría de la personalidad fundamentada en el desarrollo sexual del individuo; acuñó el término “líbido”  como referencia a la fuente de energía multipotencial de la que emana todas las actividades del ser humano, asegurando que la mayor parte de las fobias y miedos específicos se estrechan íntimamente con las frustraciones sexuales. El complejo de Edipo conceptualiza a los niños como seres sexuales desde temprana edad fijando a sus padres como un objeto central amoroso……

ROMANOS DE LA DECADENCIA,  Thomas Couture.

Grafitos amatorios en Pompeya

Acerca de Antonio David Pérez-Elizondo

Jefe de Consulta Externa del Hospital para el niño. Instituto Materno Infantil. Estado de México. Profesor de Pre y Postgrado, Universidad Autonoma del Estado de México

5 comentarios

  1. JOSE R. SARDI B.

    Je, je…que fastidio haber vivido en la edad media. Verdad.
    Dr. Jose R. Sardi B.
    Dermatologo.
    Caracas. Venezuela.

    • Antonio David Pèrez Elizondo

      JAJAJAJAJAJA…… SUPONGO QUE SUFRÍAN DE INTENSOS TRASTORNOS OBSESIVOCOMPULSIVOS CON TODA LA DESCARGA VEGETATIVA MIRANDO EL CALENDARIO PARA GUARDARSE DE LUNES A MIERCOLES, SOBRIOS PARA SABER SI ERA DE DIA O DE NOCHE…….
      SALUDOS Y UN GRAN ABRAZO
      ANTONIO

  2. jaime piquero martin

    Excelente articulo Antonio. Toda una clase
    Jaime Piquero Martin

    • Antonio David Pèrez Elizondo

      Querido Maestro ¡ Es Usted muy amable y gentil por su comentario más si viene de Usted…
      Un Superabrazo
      Antonio

  3. Dra. Judith Alicia Pineda

    Excelente articulo. Una catedra completa!!!! Felicidades maestro!!!

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *