Inicio / Editorial / Migrar ¿Por qué?, ¿Quienes?, ¿Dónde?, ¿Cuáles son sus expectativas?

Migrar ¿Por qué?, ¿Quienes?, ¿Dónde?, ¿Cuáles son sus expectativas?

Composicion fotográfica tomada de “Venezolanos en el mundo” | Los nuevos emigrantes del blog “ivenezuela,travel”

 

“Estamos en todas partes. Diseminados por el mundo. Como una mancha de aceite que se expande sin remedio. Cada escupitajo del régimen a la Constitución y cada fracaso del liderazgo opositor traen una consecuencia inmediata: depresión y estampida. Más gente huyendo del país, y huir es el verbo adecuado”. (Errantes, por Leonardo padrón, 9 de Noviembre 2017 )

El 3 de Agosto de  1498, en su tercer viaje al nuevo mundo Cristóbal Colón llega  a las costas de Paria, al noroeste de lo que hoy es Venezuela y queda  tan impresionado con su belleza, que pensó  que había llegado al paraíso terrenal. En su asombro y admiración, la llama Tierra de Gracia.

Cuatro siglos más tarde, en el siglo XX,  Venezuela sale de una economía agrícola basada en el cacao y café, debido al descubrimiento de la riqueza   que brotaba del subsuelo, el petróleo; paralelamente ocurren las inmigraciones forzadas consecuencias de  la guerra civil española y la segunda guerra mundial, por lo que Venezuela se convierte en un destino atractivo, no solo por su riqueza, sino por su amable y hospitalaria gente, su clima excepcional y su tierra productiva.

Al morir  el dictador Juan Vicente Gómez (1935) y tomar el poder López Contreras se realiza un concienzudo diagnostico de la situación del país, de éste emerge un plan de gobierno firmado el 21 de Febrero de 1936 donde  se señalaba a la despoblación como uno de los grandes problemas del país, para paliarlo se contemplaba una política destinada a facilitar una inmigración dirigida, entre las que se destacaba la búsqueda de agricultores y trabajadores del campo, o profesionales calificados para trabajar en diferentes áreas del sector público, vinculados a temas agrarios o de infraestructura. Desde 1939 hasta la II Guerra Mundial prácticamente sólo españoles republicanos y algunos judíos procedentes de Europa central, expulsados por la presión nazi entraron a Venezuela. Luego de la segunda guerra mundial y la desolación en la que quedo Europa vinieron de todas partes, sobre todo italianos y portugueses. En esas oleadas, reactivadas durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, la inmigración fue de  intelectuales, profesionales,  técnicos y mano de obra calificada.  Entre los médicos tuvimos el honor de recibir de la madre patria a los doctores  Augusto Pi Suñer (Profesor de Fisiología de la Universidad de Barcelona). José Sánchez Covisa (Profesor de Dermatología y Sifilología de la Universidad de Madrid), Manuel Corrachán (Cirugía), Dr. José Luis Ortega Durán,  José Solanes (Psiquiatría) y José María Bengoa (Nutrición).

Ya en el periodo de democracia, de 1958 a 1998, Venezuela acogió a todos los exiliados de Latinoamérica; colombianos, chilenos, uruguayos, argentinos, peruanos, panameños, ecuatorianos y dominicanos, todos fueron recibidos con los brazos abiertos e hicieron vida en nuestro país sin distinción de ningún tipo.

El venezolano no emigraba, solo salía a estudiar con  incentivo al estudio y la promesa del regreso con programas como Gran Mariscal de Ayacucho (Fundado en 1975) que tenía como objetivo apoyar a los estudiantes de educación superior  a estudiar en el extranjero a través de becas o créditos educativos.

Todo cambio a partir de  1998, la emigración de venezolanos ha ido progresivamente aumentando hasta llegar a cifras  que rondan de manera directa a mas de 2.000.000 de venezolanos, aproximadamente 17.000 médicos, unos 50 dermatólogos (cifras no precisadas)

¿Por qué migrar?:

La inseguridad y la crisis económica son las causas principales de la migración  del país. “Detrás de la partida de los jóvenes está la motivación del miedo y la desesperanza, los jóvenes venezolanos sienten temor de vivir en Venezuela por la incesante inseguridad e impunidad”. (Entrevistas a los sociólogos Nicolás Toledo y Mauricio Phelan, en programa de  César Miguel Rondón,  datos de la firma Consultores 21) 

¿Quiénes migran?: 

Especialmente los jóvenes, entre los médicos, los recién graduados  sin especialización, pero también médicos con postgrado, variando según la especialidad, especialmente anestesiólogos, terapistas intensivos, neonatólogos, nefrólogos y neurólogos. En Dermatología la emigración ha sido menor, aunque se estima que desde 1998 han emigrado unos 50 dermatólogos, también emigran en menor cantidad médicos de mediana edad, la mayoría con dos postgrados que deben empezar de nuevo, con familias ya formadas y dejando todo lo logrado durante más de 15  años de especialidad. Los médicos de la tercera edad se van como jubilados, habitualmente detrás de sus hijos y nietos tratando de llevar sus ahorros para no ser una carga económica para sus descendientes. Poco a poco están quedando en Venezuela solo los médicos de mediana y tercera edad que no pueden viajar por alguna causa y los llamados “médicos comunitarios” con muy escasa preparación, para poder desempeñarse en un país donde la salud debe ser prioritaria.

 ¿Dónde ir? y  ¿Qué expectativas se tienen?

Es compleja la decisión porque somos médicos y quisiéramos seguir  siendo médicos y trabajando como tal y además como dermatólogos. Tenemos que abrirnos en esa aventura de emigrar a otras posibilidades de vivir, por supuesto si es como médico y como dermatólogos mejor, pero al ser profesionales de la salud podemos trabajar en cualquiera oficio relacionado: enfermeros, “medical assistant”, médicos generales, en un laboratorio farmacéutico, profesores, vendedores de artículos médicos, administradores en salud, articulistas.

Lo otro a tomar en cuenta, es si llevamos algo de dinero o bienes que nos permita sobrevivir sin ingresos unos meses. Si se va al sitio con un contacto previo ideal, aunque puede contactarse a un “buscador de talentos”.

Entre los sitios a considerar emigrar estarían: Estados Unidos, Colombia, España, Chile y Canadá, no necesariamente en ese orden.

Colombia: Esta cerca, tienen una cultura y una sociedad parecida a la nuestra, estable situación económica y relativamente buenos ingresos, aunque ahora están los ex guerrilleros mimetizados en políticos e interesados en tomar el poder por la vía del populismo y elecciones, lo cual podría convertirse en pocos años en otra Cuba o Venezuela.

Chile: Un país en donde el estado de derecho es prioritario y una sociedad donde culturalmente se rigen por factores de convivencia social y legal. Con apertura a los venezolanos, como otrora Venezuela se abrió a ellos, se pueden conseguir visas estudiantiles, sujetas a contrato y temporarias. Si se va en calidad de inversionista la apertura será mayor y los tramites más sencillos. Seguridad y buen sistema educativo

Estados Unidos: Es el país de las oportunidades, el país de los inmigrantes, con un sistema político sólido y economía diversificada. Trabajar como médico es difícil si no se estudió ahí, hay que conocer el idioma. El volumen de inmigrantes en condición ilegal ha endurecido las leyes de inmigración, pero hay cierta flexibilidad con los venezolanos que van en calidad de exiliados.

Canadá: Un país urgido de profesionales capacitados universitarios y técnicos. Con un sistema de educación, sanidad y vejez socialista en una sociedad capitalista.  Apertura a profesionales capacitados, con  idioma y potencial de adaptación al sistema de Canadá, con ello se encontrarán aptos para el sistema de visa Express Entry , donde se les envía  por Internet el perfil y ellos escogen los más capacitados para invitarlos a solicitar la residencia formalmente.

España: Con todos sus atractivos; cultura, sociedad, idioma, raíces, representa una posibilidad de migración lógica, pero no es fácil en los actuales momentos por la contracción económica de la economía y el riesgo de que el separatismo de Catalunya desencadene otras solicitudes de separatismo de otras comunidades autónomas. Una gran ventaja tendrían los españoles o descendientes de españoles que deseen  emigrar.  Se dice que varios miles de médicos venezolanos (nacidos y formados en universidades tradicionales, pero con doble nacionalidad por tener padres o abuelos españoles) reemplazan a los médicos españoles que han emigrado a Gran Bretaña (antes del  Brexit) o a Alemania, incentivados por mejores salarios.

Otras alternativas a considerar son Australia y Nueva Zelandia; Países de futuro, aunque lejanos.

En estos países de ejemplo o cualquier otro que se escoja deben tenerse en claro las siguientes precisiones:

  • Intente irse con la posibilidad de realizar algún estudio, o con alguna oferta de empleo.
  • Váyase con la idea de que está realizando un año sabático.
  • No queme naves en Venezuela.
  • Vaya usted primero solo (a), en calidad de explorar y luego se lleva a la familia.
  • Busque un país que le ofrezca la calidad de vida que no tiene en Venezuela.

Estamos seguros que más temprano que tarde Venezuela tomará de nuevo el camino de la prosperidad. Ustedes regresarán y ayudarán a restablecer la paz social que el país necesita y si no regresan mantendrán la lealtad a la tierra que los vió nacer y los educó, seguirán siendo  los embajadores de esta tierra uniendo a personas, instituciones y gobiernos, de esa forma ayudarán a la reconstrucción de Venezuela.

Nota de Los autores: Las preguntas de muchos amigos, nos motivo a realizar este editorial informativo

 

 

 

Acerca de Francisco Kerdel Vegas | Jaime Piquero Martín

6 comentarios

  1. Luciano F. Reni B.

    Recuento histórico y análisis de nuestra situación actual muy ajustado a la triste realidad reinante. Mis cuatro hijos, todos profesionales, incluyendo un psiquiatra, se encuentran en el exterior (EE.UU., Suiza y Francia) desde hace ya muchos años con sus familiares, ejerciendo exitosamente.

  2. Gracias por tu excelente nota, Francisco. Ese tema del emigrante es apasionante. Cuando yo era niño un emigrante era quien salía de su aldea o pueblo hacia la capital. ” Se nos fue Pedro!”. ” Emigró Juan!”. Más tarde, el emigrante se convirtió en quien salía de su país hacia otro país. Hoy en día, con los nuevos sistemas de comunicación un emigrante se siente menos “fuera” de su terruño que antes y muchos han comenzado a sentirse como ciudadanos del mundo. Llegará el día de los viajes interplanetarios, cuando podamos decir que “soy un terrícola”, y pensar en el terruño ( la aldea) como Venezuela.
    Este desplazamiento hecho posible por los adelantos del transporte y de las comunicaciones han ido impactando el sentido espiritual de emigrante. Pero aún estamos en camino hacia esos cambios. De allí la importancia de tu bella nota,
    Un gran saludo,
    Gustavo Coronel
    geólogo petrolero, politólogo, actividad comunitaria.

  3. SI QUEREMOS DESTRUIR UNJ PAÍS, INSTALEMOS EM ÉL EL POPULISMO. LOS ARGENTINOS SOMOM CONOCEDORES DEL TEMA. CONFIEMOS EN LLAS FUERZA VIVAS DE VENEZUELA. NO HAY MAL QUE DURE 100 AÑOS,….

  4. Guillermo Planas Girón

    Coincido básicamente en todos los pormenores descritos en el interesante editorial publicado en esta edición N° 418 de Piel-L.org, el 1°. de diciembre de 2017 referente a la diáspora inédita que ha experimentado nuestra querida patria. Venezuela no se merece pasar por este siniestro holocausto, sumida en un castigo similar o peor que las diez plagas de Egipto (Ëxodo), cuyo protagonista no es precisamente Dios tratando de liberar al pueblo hebreo de la esclavitud Egipcia.

    En nuestro caso particular plagas como la hiperinflación; severa escasez; devaluación galopante; endeudamiento demencial; corrupción generalizada demostrada recientemente en el autocanibalismo que está sufriendo la única fuente de ingresos que tiene el país (el petróleo) y la negación aberrante de la severa crisis humanitaria, son expresiones de un grupo ideologizado con pésimo desempeño en cuestiones de políticas públicas. Venezuela se encuentra en estado de postración. El alma del Venezolano ha sido mancillada por la perversidad del régimen. La sociedad en general se encuentra inmersa en una suerte de depresión colectiva que afecta todos los niveles sociales. Lo más grave es que nos estamos quedando sin generación de relevo. Muchos cursos de postgrados clausurados; los hospitales públicos, germen de los futuros profesionales bien formados, se encuentran sin equipos, sin médicos ni medicinas. En hospitales privados de renombre, uno o dos pisos clausurados por la misma crisis económico-social generalizada que azota al pais, particularmente en el sector salud y pare Ud. de contar. ! Ah ! y sin olvidar el peligroso contubernio de siniestros personajes con grupos mafiosos al margen de la ley.

    A mi modo de ver, y así lo he expresado en otras ocasiones en el propio Blog, Venezuela se encuentra hipotecada durante 3 o más generaciones. Pienso que los que lograron “huir” difícilmente regresarán y menos si lograron encausarse en el exterior.

    Dice Padrón a manera de epílogo en su artículo titulado “Errantes”, publicado en caraotadigital el 09 de noviembre de 2017 ….”Así como Paúl, con sus 24 años, cientos de personas abandonan Venezuela diariamente. Van hacia la incertidumbre. Se sienten expulsados por una revolución que, en nombre de los humildes, arruinó el proyecto de vida de toda una generación de jóvenes, destrozó la carrera, obra y legado de generaciones precedentes, ha hecho miserable la vida de los oprimidos y arrojó a la basura el esplendor de una tierra de gracia llamada Venezuela”.

    No se trata pués de una visión apocalíptica de la situación actual de Venezuela. Es la cruda y patética realidad que estamos viviendo cotidianamente, la cual tiende a agravarse aceleradamente.

    Un saludo cordial,

    Guillermo Planas Girón.

  5. COINCIDO CON GUILLERMO. LA EXPERIENCIA ARGENTINA INDICA QUE TODA “REVOLUCIÓN HECHA EN DEFENSA DE LOS HUMILDES”, TERMINA HUNDIÉNDO A TODOS.
    EN REALIDAD LOS “DEFENSORES DEL PUEBLO” SE ENRIQUECEN A EXPESAS DEL MISMO PUEBLO AL QUE DICEN DEFENDER-
    – ¿”DEFENSA DE LOS HUMILDES? DIME DE QUÉ ALARDDEAS Y TE DIRÉ DE QUE CARECES.
    LA ESPERAANZA ES LO ÚLTIMO QUE SE PIERDE
    OSCAR

  6. antonio clemente heimerdinger

    Consideramos el artículo muy reflexivo y con excelente sustento histórico, muchas gracias, antonio clemente h

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *