PINTURA. ARMANDO REVERÓN

Dermatología y Arte

Raquel RamosRaquel Ramos

21 septiembre 2007 7:57 PM 2 comentarios Lecturas: 2953

PINTURA. ARMANDO REVERÓN (pintor venezolano)(1889-1954).

reveron1.jpgArtista y pintor, la obra de Armando Reverón, realizada en gran parte en el Litoral Central de Venezuela, capta y transmite toda la luminosidad del trópico. Asimismo, Reverón fue miembro sobresaliente de la Academia de Bellas Artes, junto a figuras de la talla de Manuel Cabré, Antonio Edmundo Monsanto y César Prieto. En cuanto a su infancia, se sabe por testimonios de la época, que a los pocos años de haber nacido en Caracas fue dado en crianza por su madre a un matrimonio de Valencia, los Rodríguez Zocca, quienes se ocuparon de su primera educación.

 

En 1916, Reverón pinta al aire libre sus primeros paisajes resueltos dentro de una tonalidad azul. Poco después se traslada a La Guaira donde vive de dar clases privadas de dibujo y pintura. Allí conoce en el carnaval de 1918 Juanita Mota, quien sería su modelo e inseparable compañera. También en La Guaira, se encuentra al pintor de origen ruso Nicolás Ferdinandov, a quien había conocido en Caracas el año anterior. Durante este tiempo Reverón visita con frecuencia el rancho de pescadores que el pintor ruso ocupaba en Punta de Mulatos. Siguiendo los consejos de Ferdinandov, Reverón decide instalarse en el litoral, iniciando con esto una nueva etapa en su vida y en su obra. Para 1921, vive en un rancho de la playa, en el sector de Las Quince Letras.

reveron2.jpgPoco tiempo después se muda y comienza a construir, un poco al sur, el castillete que le serviría de morada para el resto de su vida. Esta decisión coincidió también con un cambio de conducta y por supuesto, una transformación de sus conceptos artísticos. En este período, al adoptar hábitos primitivos y desvinculado de la ciudad, Reverón pudo desarrollar una percepción más profunda de la naturaleza y esto lo llevó a emplear un método de pintar, así como a adoptar procedimientos y materiales que se adecuaban a su afán de representar la atmósfera del paisaje bajo efectos del deslumbramiento producido por la luz directa del sol. Además, creó valores cromáticos e ideó nuevos soportes, utilizando elementos autóctonos. Entró así a lo que el crítico Alfredo Boulton llamó su "Época Blanca", ubicada aproximadamente entre 1924 y 1932. En 1933, se le hizo un primer reconocimiento, al realizarse una exposición de su obra en el Ateneo de Caracas, que luego fue presentada en la galería Katia Granoff de París. A comienzos de 1940, inició su "período sepia", al que correspondería un conjunto de lienzos pintados en el litoral y en puerto de La Guaira y en donde los tonos marrones del soporte de coleto constituyen el valor cromático dominante de la composición; paisajes de mar y tierra donde destacan las marinas del playón, a los que siguió un período depresivo tras sufrir el artista una crisis psicótica que obligó a su reclusión en el sanatorio San Jorge, de José María Finol. Recuperado, no volvió a pintar como antes. A partir de este momento, se refugió en un universo mágico que, en torno a objetos y muñecas creados por él, dio origen a la última y delirante etapa expresionista de su obra; etapa figurativa caracterizada por el empleo de materiales tales como tizas, creyones y por una fantasía teatral que se tornaba más y más incontrolable pero que, a través de un dibujo que aspiraba a la corrección académica, buscaba restituir el equilibrio emocional de Reverón.

reveron5.jpgLa última de sus crisis tiene lugar en 1953, siendo internado nuevamente en la clínica de Báez Finol, el mismo año en que le era conferido el Premio Nacional de Pintura. Confortado por este tardío estímulo, trabajaba con ahínco para una exposición que había anunciado el Museo de Bellas Artes, cuando le sobrevino la muerte mientras se encontraba en el sanatorio San Jorge.

 .LO QUE SE DICE DE REVERÓN

"Reverón es, sin la menor duda, el más grande de los pintores venezolanos y buena parte de la crítica que se ha ocupado de su obra se propuso explicar por qué ha de considerársele así. Pero además de su obra, su trayecto vital ha despertado una enorme curiosidad (Ö). La personalidad del pintor ha fascinado a los psiquiatras (Feldman, Rísquez, Rasquin) a partir de los informes del Doctor Báez Finol que lo trató en el sanatorio cuantas veces sufrió un desarreglo severo."
Rafael Arráiz Lucca
Escritor y poeta venezolano

reveron3.jpg"La obra de Reverón, en gran parte, expresa profundo erotismo visual, sensorial, con fijación carnal en la mujer. Esa atracción por las formas femeninas y los acercamientos vagamente lésbicos se advierten ya en los primeros cuadros que iniciaban su etapa de liberación"
Juan Liscano
Escritor venezolano

"Reverón fue un intuitivo, un hipersensible que sintió la luz y los colores y pintando a veces en el paroxismo de la demencia, lograba las más sorprendentes e inesperadas expresiones (Ö) Las líneas, los arabescos surgían en ritmo delirante y casi sin contenerse, se iba al Playón y de pie sobre las rocas salpicadas de olas, sujetaba la cintura por pesadas piedras para no perder el equilibrio (Ö) En esos momentos perdía todo sentido de juicioÖ"
Alfredo Boulton
Empresario y mecenas venezolano

"Un artista venezolano, Armando Reverón, captó la luz enceguecedora y la volvió pintura. (Ö) Reverón fue ante todo, un pintor latinoamericano que nos legó en su obra aquella atmósfera del litoral, que sólo otro artista genial, Gabriel García Márquez, tan caribe como él, ha logrado expresar en su literatura."
Elvira Cuervo de Jaramillo
Directora del Museo Nacional de Colombia

reveron4.jpg"°Y qué precursor ha sido Armando Reverón! En una época de arte latinoamericano, que pretendía asociar la obra al modelo, que desconfiaba del abstraccionismo, que todavía requería estrictas definiciones estéticas, el dueño de El Castillete y señor de Juanita subvertía y reinventaba la evolución pictórica. Él fue uno de los más grandes expresionistas de todos los tiemposÖ"
Marianne de Tolentino
Asuntos Internacionales del Museo de Arte Moderno de Santo Domingo

2 Comentarios

  • Saludos, megustan las obras de Reveron, pero tambien las de Rafael Monasterios, gran compañero de reveron.
    Mi padre adquirio en los años setenta (70) unas pinturas del hermano de Rafael Monasterios quien para entonces era premio de pintura Nacional este se llama Fernando Monasterios de quien no se sabe nada.

  • Armando Reverón, Juanita y Pancho
    Su infancia compartida entre Caracas, Valencia y de nuevo, Caracas; entre padres biológicos y de crianza, hacen de Armando Reverón de por si, una vida muy singular. En su niñez sufre la fiebre tifoidea, qué según algunos, le dejarían secuela para toda su vida.
    A los 19 años, se inscribe en la Academia de Bellas Artes de Caracas (1908). Sus primeras pinturas están dentro de la atmósfera tradicional de esa época. Pero va a ser fundamental el aporte de otros pintores llegados del exterior en el desarrollo de su obra.
    Y un día viaja a España. Es el año 1910. Va a Barcelona. Estudia en la Escuela de Lonja. El pintor Rafael Monasterios se encuentra estudiando en ésta escuela. Se residencia en Madrid. Reverón va a extasiarse delante de “Las Meninas”, de Velásquez. Estudia en la Academia de San Fernando. Descubre, otra manera de ejecutar y de plasmar los colores sobre la tela. Los cuadros del Greco, de Francisco de Goya, las majas, los toros y “Los caprichos” y, un sinfín de obras importantes nutren al joven artista. Estamos a comienzos del siglo XX. Mira y admira. Estudia a Joaquín Sorolla. El color, el dibujo, la pastosidad y la creación de estos pintores van quedando archivados en su mente.
    En 1914, es invitado por un amigo pintor a ir a París. Pasa algunos meses en la Ciudad Luz y, para vivir hace manchas y retratos al carboncillo, que vende en los Jardines de Tullerías.
    París, ciudad donde se habían desarrollado grandes movimientos del arte, entre ellos: el impresionismo. Ciudad donde Claude Monet pintó y, un grupo de artistas habían realizado el paisaje en “Pleine Air”. Ellos querían captar la luz y plasmar en la tela las variantes tonalidades durante el día y, asimismo, en las cuatro estaciones. Visitó los museos…, Reverón se iba formando. Ya Picasso había pintado “Las señoritas de Avignon” (1907). Picasso, Braque y un grupo grande de pintores pintaban dentro de la tendencia cubista; era una gran revolución en el arte. Interpretaban los objetos, los paisajes y las figuras de diferentes puntos de vista, pero, Reverón no se interesó por ésta vanguardia. El artista en París se dedicó a conocer… y en esa gran inquietud por estar al tanto y el deseo de aprender visitó galerías y museos, como lo son: el Museo du Louvre y el Museo Luxemburgo… Estudió a los pintores impresionistas: Degas, Pizarro, Renoir, Sisley y muchos otros.
    Estalla la Primera Guerra Mundial, tanto él, como Monasterios y muchos otros artistas regresaron a Venezuela.
    Una de las más decisivas influencias fue la del pintor ruso: Nicolas Ferdinandov, quien le da consejos… Éste pintor llega a Venezuela (1916), trotamundo, con sueños de tener un barco y recorrer el mundo con artistas y hasta llegaron hacer una exposición con esta idea, pero la venta fue nula y el proyecto cayo al agua… Pintor de azules, amante del trópico y del submarinismo. Tenemos al rumano Samys Mützner y Emilio Boggio, pintor que estaba al tanto de los movimientos que realizaban en el viejo continente. Reverón frecuenta el Círculo de Bellas Artes.
    Estas influencias, este compartir, ésta manera de confrontar su trabajo con otros artistas, entre ellos, Rafael Monasterios, Antonio Edmundo Monsanto, y muchos otros, nutren la personalidad plástica de Armando Reverón.
    Viene cargado de conocimientos, ya tiene una gran formación artística… y comienza con más frecuencia a bajar al Litoral. Ferdinandov, le aconseja, que se busque una mujer sencilla y humilde… y así fue como en una fiesta de carnaval, en la Guaira y al compás del merengue; vio a Juanita Mota. La invitó a bailar… Compró un terreno cerca de una bodega llamado: “Las Quince Letras”, y comenzó a construir “El Castillete” con la ayuda de los vecinos.
    Allí fue construyendo su espacio, su ambiente. Creando su decoración para vivir para lo que había nacido: ser artista, ser un artífice de la luz. Se fue llenando de utensilios utilitarios y sencillos, de objetos infuncionales y heteróclitos, que el mismo fue creando. Haciendo su escenografía para actuar… Su mono Pancho, “su eterno Pancho”, que cuando fallecía, buscaba otro, y le volvía a llamar, Pancho…
    ¿Anacoreta, artista, paranoico, esquizofrénico, actor, irreverente o inventor de un mundo a su medida? Cuentan que hacia el “teatro” cuando venían a filmar un documental o a tomarle fotografías, o si llegaba un cliente y le compraba… a veces comentaba: “Todo lo que hay que hacer para vender los cuadros”. Pero, sin dudas, un gran creador, un gran histriónico, un gran artista, y mientras su musa Juanita posaba, las muñecas – modelos miraban con asombro a su creador, al gran demiurgo que las había creado con trapos y alambres… los pájaros de papel volaban libres, entre los blancos luminosos, los ocres y sepias. El piano silente, hecho en cartón, sonaba al ritmo de los pasodobles de esos recuerdos de la España taurina, de tablaos flamencos y de obras de arte…, y su teléfono de cartón para llamar a la fantasía…, y las alas de los murciélagos, hechas en papel, a veces, queriendo aletear en ese mundo de formas, líneas, colores, luces, sueños y magia.
    Crisis, depresiones y tristezas… las muñecas-sus novias- lloraban la ausencia de Reverón, cuando estaba en la clínica… de regreso vuelve a pintar, siempre fue así, en los momentos de crisis nerviosa, y en la cual, la enfermedad tenía su espacio, no había lugar para la creación y, después en la lucidez… los azules, luego, los blancos y los sepias iluminaban sus obras. Los paisajes marinos, los uveros y los cocoteros se llenaban de luz y el inmaculado color invadía todo la tela… y Juanita convertida en una maja, que recordaba a las majas de Goya… figuras, autorretratos y paisajes es otra etapa de su obra….entre sepias, ocres, rojos, grises y azules, algunos puestos con los mismos dedos, con pinceles y telas hecho por él mismo, dejaba todo ese conocimiento que adquirió a través de sus amigos, profesores y pintores y, sobre todo, en los museos… vivió en medio de su universo mágico y excepcional, en ese mundo, donde la locura se ahuyentaba cuando las musas estaban a su lado, como fuente de inspiración para realizar esas obras tan importantes.
    Hoy, Armando Reverón ha sido un gran prototipo, un paradigma dentro del arte venezolano y un gran artista universal. Ahí, está su obra y gracias a quienes han sabido conservarla, por qué a lo mejor se hubiese perdido, creyendo que eran gestos, rayas y manchas de “un loco” y, era todo lo contrario, era el pensamiento y los trazos llevados a la tela por un gran artista. Nace en Caracas el 10 de Mayo 1889 y muere en la misma ciudad, 19 de septiembre1954. En el Museo de Bellas Artes de Caracas, (1955) se realiza su gran exposición retrospectiva… Esteban Castillo

Si Usted es Especialista en salud le invitamos a compartir su comentario



Por favor resuelva esta pregunta: