CAPITULO 67: Inmunofluorescencia en Dermatología

En 1963 Bumhametal. (1) publicaron el primer artículo sobre la aplicación de Inmunofluorescencia directa al estudio de lesiones de lupus eritematoso (LE) y otras enfermedades dermatológicas. A partir de esa fecha, la detección de anticuerpos, antígenos, inmunocomplejos, componentes del sistema de complemento y otras sustancias mediante el procedimiento de inmunofluorescencia (IF) ha sido de gran utilidad en estudios histopatológicos en dermatología (2-5). La unión química de fluorescefna  isotiocianato, rodamina u otros fluorocromos con anticuerpos no altera su capacidad de combinarse con los antígenos.

Sigue leyendo