Inicio / Editorial / Los superdifusores de COVID-19

Los superdifusores de COVID-19

En COVID-19, se ha observado que ciertos clústers o racimos de individuos infectados se comportan como superdifusores  o superpropagadores de la enfermedad. Varios eventos de superdifusores (ESD), se han detectados en sitios como un dormitorio para trabajadores migrantes en Singapur; locales de música en vivo en Osaka, Japón; y un grupo de clases de zumba en Corea del Sur. Estos clústers también se han producido a bordo de barcos, hogares de ancianos, plantas empacadoras de carne, estaciones de esquí, iglesias, restaurantes, hospitales y prisiones.

Otras enfermedades infecciosas, como malaria, tuberculosis, influenza y Ébola también han demostrado la presencia de ESD. SARS-CoV-2, al igual que los coronavirus del síndrome respiratorio agudo severo (SARS) y el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS), parecen especialmente propensos a atacar selectivamente a ciertos clústers de personas estrechamente conectadas, mientras evitan a otros grupos. (1, 2)

A pesar de que todavía no se cuenta con información epidemiológica suficiente de COVID-19, existen varios informes de ESD que identifican algunos de los posibles factores asociados a estos eventos. (1, 2)

Los factores específicos de los patógenos incluyen, entre otros, sitios de unión (29), persistencia ambiental, virulencia y dosis infecciosa. El monitoreo de la adaptación genética, tanto por secuenciación del genoma completo como por investigación epidemiológica, determinará si la transmisibilidad del SARS-CoV-2 está evolucionando y si las variantes del virus se transmiten más fácilmente.

Los factores del huésped incluyen duración de la infección, ubicación y carga de infección y la sintomatología. Todos los superdifusores de SARS fueron sintomáticos. El potencial y el alcance de la transmisión de COVID-19 de personas infectadas asintomáticas aún no se ha caracterizado completamente. Se requiere un análisis epidemiológico para comprender la proporción de transmisión de COVID-19 que ocurre antes del inicio de los síntomas, si los niños son transmisores efectivos y para identificar los factores del huésped que podrían estar asociados con una mayor infectividad.

Los factores ambientales incluyen la densidad de población y la disponibilidad y el uso de la prevención de infecciones y medidas de control en establecimientos de salud. La transmisión rápida de persona a persona de COVID-19 parece haber ocurrido en entornos cerrados, incluidos gimnasios, entornos de alimentación compartidos y hospitales. El SARS-CoV-2 está presente en las heces (3), por lo que es necesario garantizar la limpieza de los inodoros y otras superficies potencialmente contaminadas, y es posible que se deban implementar medidas efectivas de descontaminación y el estricto cumplimiento de la higiene ambiental, que son pertinentes para la prevención y el control de la transmisión, incluidas los ESD (4)

Los factores asociados con el comportamiento social, incluyen la higiene al tocer, conductas o costumbres sociales, comportamiento de búsqueda de salud y el cumplimiento de las normas de salud pública. El riesgo para los ESD varía ampliamente según el contexto cultural y socioeconómico. La subestimación del riesgo en los centros de salud puede generar transmisiones prolongadas. Para el control de COVID-19, se necesitan normas de comportamiento social para que la población en general se lave las manos, cubra la tos y minimice la exposición de los demás, así como un control riguroso que evite las infecciones de los trabajadores de la salud. (2)

Los factores asociados con la capacidad de respuesta, incluyen la implementación oportuna y efectiva de medidas de prevención y control dentro de la comunidad y en entornos de atención médica. Debido a que la demora del diagnóstico es la causa más común de ESD (5), la puntualidad es crítica para prevenir o limitar su extensión (6). La identificación y aislamiento rápidos de casos reducirán la transmisión. El aislamiento efectivo de casos y el rastreo de contactos podrían ser suficientes para controlar un clúster de COVID-19, pero la probabilidad de control disminuirá con los retrasos en el aislamiento del paciente desde el inicio de los síntomas.

 

Referencias bibliográficas

  1. Wang D, Hu B, Hu C, Zhu F, Liu X, Zhang J, et al. Clinical characteristics of 138 hospitalized patients with 2019 novel coronavirus-infected pneumonia in Wuhan, China. JAMA [Preimpreso]. 2020; [Epub ahead of print]. https://doi.org/10.1001/jama.2020.1585.
  2. Frieden TR, Lee CT. Identifying and Interrupting Superspreading Events-Implications for Control of Severe Acute Respiratory Syndrome Coronavirus 2. Emerg Infect Dis. 2020;26(6):1059? doi:10.3201/eid2606.200495.
  3. Gu J, Han B, Wang J. COVID-19: Gastrointestinal manifestations and potential fecal-oral transmission. Gastroenterology [Preimpreso]. 2020; marzo 3:pii: S0016-5085(20)30281-X. https://doi.org/10.1053/j.gastro.2020.02.054.
  4. Ong SW, Tan YK, Chia PY, Lee TH, Ng OT, Wong MS, et al. Air, surface environmental, and personal protective equipment contamination by severe acute respiratory syndrome coronavirus 2 (SARS-CoV-2) from a symptomatic patient. JAMA. 2020 marzo 4. https://doi.org/10.1001/jama.2020.3227.
  5. Lloyd-Smith JO, Schreiber SJ, Kopp PE, Getz WM. Superspreading and the effect of individual variation on disease emergence. Nature. 2005; 438:355–9. https://doi.org/ 10.1038/nature04153.
  6. Lloyd-Smith JO, Galvani AP, Getz WM. Curtailing transmission of severe acute respiratory syndrome within a community and its hospital. Proc Biol Sci. 2003; 270:1979–89. https://doi.org/10.1098/rspb.2003.2481.

Acerca de Felix J. Tapia

Profesor investigador de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y Jefe del Laboratorio de Biología Molecular, Instituto de Biomedicina, UCV. Ha publicado más de 100 artículos en revistas científicas y capítulos en libros. Premio Fundación Empresas Polar “Lorenzo Mendoza Fleury” 2005. Miembro de varios comités editoriales de revistas. Activo en el ciberespacio con publicaciones en Blog Felix J. Tapia, Piel Latinoamericana, Mirador Salud, Código Venezuela, RunRunes y DermPathPro.

3 comentarios

  1. Ismery Cabello

    Hola Felix , gracias por tu editorial. Al salir a la calle pareciera que no todos están conscientes del uso de mascarilla y distanciamiento social. Una forma de colaborar es estimular y enseñar a los que nos rodean, probablemente no sea exponencial el logro pero seguro que colaboramos!!! Felicitaciones!!

  2. Tomas Antonio Nuñez

    Si el convi-19, esta presente en las heces, ese seria una fuente de infeccion mas preocupante, ya que se tendria otra forma de infecion del coronavirus, mi pregunta es la siguiente, el sintoma de la enfermeda incluiria diarreas y que tipo, fluida, compacta, con sangre

    • La respuesta es Sí. Afortunadamente, la COVID-19 es básicamente respiratoria y los casos con patología gastro-intestinales son menos. En los los protocolos de limpieza ambiental ya están incluidos los baños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies