CAPITULO 91: Videocapilaroscopía

Palabras claves: video capilaroscopia periungueal -microcirculación cutánea-enfermedades reumáticas

Abreviaturas
MC: Microcirculación cutánea LES: Lupus Eritematoso Sistémico


CC: Capilaroscopía convencional VC: Videocapilaroscopía VEGF: Factor de crecimiento vascular endotelial SD: Patrón esclerodermiforme EMTC: Enfermedad mixta del Tejido conectivo SLEDAI:índice da actividad del Lupus AR: Artritis Reumatoidea anti U1-RNP: anti U1 ribonucleoproteína SAAF: Sindrome anticuerpos antifosfolípidos. LDL: Lipoproteínas de baja densidad

Resumen La microcirculación cutánea ha despertado gran interés en enfermedades cutáneas, reumáticas y vasculares debido a su accesibilidad. Los capilares ubicados en la piel están formados por una capa única de células endoteliales rodeadas por pericitos y fibras reticulares que representan a la membrana basal hallándose en íntimo contacto con la dermis papilar. Mediante la videocapilaroscopia periungueal se accede al estudio “in vivo” e incruento de la MC. Se describe la estructura y función tanto en pacientes normales como en situaciones patológicas. En la actualidad se reconoce la especificidad del patrón esclerodermiforme en la esclerodermia sistémica y enfermedades asociadas. En el apartado final se brindan claves para la interpretación en Raynaud, esclerodermia, lupus eritematoso, dermatomiositis, síndrome de Sjôgreen, entre otras. Existe consenso a favor de su indicación en el estudio de todo paciente con síndrome de Raynaud, ya que colabora con el diagnóstico temprano de los síndromes esclerodermiformes. Los hallazgos deben ser correlacionados con la clínica y los autoanticuerpos. En pacientes con difícil ubicación nosológica constituye una orientación diagnóstica relevante.

“…lo esencial es invisible a los ojos” Antoine de Saint-Exupéry INTRODUCCIÓN

La microcirculación cutánea (MC) es la porción del torrente sanguíneo que comprende arteriolas, vénulas y capilares de la piel. Su función es vital para el organismo: participa en la homeostasis del líquido intersticial, y permite la termorregulación. Posee gran capacidad de reserva vasodilatadora en respuesta a estímulos metabólicos, térmicos y farmacológicos. Aún más, en la actualidad, se debate intensamente su rol como reflejo de la enfermedad vascular generalizada subyacente tanto en adultos como en niños. [1,2,3,4,5 ]

Antecedentes Si bien la piel es un órgano accesible, su circulación vascular no es visible al ojo desnudo, por ello desde hace muchos años ha sido objeto de distintas investigaciones.

Años 1600:

® Malpighi descubre los capilares sanguíneos y los denomina con el término capilar por su semejanza con cabellos.

® Borello y Kollhaus en estudios independientes describen las primeras observaciones de capilares dérmicos en seres humanos vivos.

1800

® Diversos estudios confirman la existencia de anastomosis arteriovenosas, y cortocircuitos a nivel de la microcirculación.

1900 ® Distinguen diferentes tipos de capilares: los funcionales

o circulatorios y los nutricionales.

® Lombard publica en 1912 sus observaciones in vivo de capilares periungueales mediante un microscopio, las cuales constituyen una de las primeras descripciones del estudio de la circulación capilar semejante a lo hoy denominamos capilaroscopia.

® En 1925 se detectan capilares cutáneos anormales en pacientes con Esclerodermia. ® Durante los años cincuenta se acuña el concepto de microcirculación y se reconoce la existencia de un

esfínter capilar que regularía su función. En este

momento se inicia el estudio de los mecanismos

vasomotores.

® Maricq (1960) Define elementos de la patología capilar

y su asociación con enfermedades del tejido conectivo.

El capilar: unidad histológica-funcional

La microcirculación cutánea ha despertado gran interés en enfermedades cutáneas, reumáticas y vasculares debido a su accesibilidad. El capilar es la unidad funcional más pequeña del árbol vascular. Los capilares ubicados en la piel están formados por una capa única de células endoteliales rodeadas por pericitos, alrededor de los mismos se encuentran fibras reticulares que representan a la membrana basal; y periféricamente se encuentra en íntimo contacto con la dermis papilar. El endotelio fue considerado una membrana inerte que limitaba el sistema circulatorio; y cuya función era mantener la permeabilidad vascular. Sin embargo, en las últimas décadas se ha comprobado que el endotelio es un órgano heterogéneo con actividad secretoria, metabólica e inmunológica. La superficie endotelial del adulto humano es 6 x 1013 células, pesa alrededor de un kilo y cubre una superficie de 7 m2 El endotelio se encuentra en cada órgano regulando el flujo de nutrientes y células sanguíneas. Algunos definen a la célula endotelial como una célula polarizada ya que una de sus caras tiene contacto con la luz vascular mientras que la otra lo hace con el tejido. Constituye la interfase entre los compartimientos intra y extravascular, disponiendo de una amplia superficie de contacto. Es un órgano multifuncional: un sistema receptor, transductor y emisor de señales que asegura el control endo, auto y paracrino en la pared vascular. Está situado estratégicamente para monitorizar estímulos de origen tanto sistémico como local y para modificar su propio estado funcional. Este proceso adaptativo transcurre de un modo imperceptible, contribuyendo a mantener la homeostasis. [6] El endotelio sano produce óxido nítrico que favorece la vasodilatación endotelio dependiente. Las células endoteliales intervienen en el control de la coagulación, el tono vasomotor, el crecimiento de las células musculares lisas, el tráfico de los glóbulos blancos, la injuria por isquemia /reperfusión, y el desarrollo de ateroesclerosis. [7, 8] La interacción entre la célula endotelial y los pericitos es muy estrecha presentando una disposición tipo encastre que no es continua. En la piel, la histología de la interfase pericito-célula endotelial permite que el intercambio de gases y metabolitos entre la sangre y los tejidos, sea facilitado. Actualmente, los pericitos se consideran tanto reguladores del desarrollo y maduración vascular como mediadores del proceso de reparación microvascular. [9, 10, 11,12 ] Es oportuno recordar el concepto de disfunción endotelial. La disfunción endotelial es un proceso de enfermedad sistémica consistente en la disminución de la vasodilatación dependiente del endotelio con extensión de la vasoconstricción y la remodelación de las estructuras microvasculares que ocurre simultáneamente en distintos lechos. Estos cambios se asocian a alteraciones reológicas, flujo turbulento e injuria vascular mediante la instalación de un proceso inflamatorio. Por lo tanto esta disfunción desempeñaría un rol importante tanto en el inicio como en el curso, de enfermedades vasculares inflamatorias o degenerativas. Es oportuno preguntarnos si la disfunción endotelial podría explicar las imágenes patológicas visualizadas mediante videocapilaroscopia. Tabla nº1 [2 ]

Tabla nº1: Disfunción endotelial

Los LDL oxidados estimulan la adhesión de monocitos y su migración al espacio subendotelial, transformación en macrófagos y posteriormente en célula espumosa
Vasodilatación endotelio dependiente alterada
Reducción de la síntesis y liberación del óxido nítrico
Niveles elevados de endotelina y vasoconstricción secundaria
Niveles elevados de dimetilarginina asimétrica (inhibidor competitivo endógeno de la óxido nítricosintetasa)
Altos niveles de producción de radicales libres (estrés oxidativo)

En el Raynaud primario la vasodilatación dependiente del endotelio en la piel de dedos está significativamente alterada y se asocia a un aumento de la endotelina 1 que es un potente vasoconstrictor derivado del endotelio. [13] En la esclerodermia sistémica, la vasculopatía generalizada constituye un rasgo característico. La injuria vascular en su primera fase causa activación de células endoteliales, disfunción y alteración de la permeabilidad capilar. Luego se da el aumento de la expresión de moléculas de adhesión que conduce a las células mononucleares a infiltrar la piel. Estos cambios podrían ser el resultado de anticuerpos anti-célula endotelial que frecuentemente son detectados en pacientes con esclerodermia sistémica. Otros autores proponen que los defectos en la vasculogénesis contribuyen a la anormalidad microvascular. Además se sugiere que endotelina 1 puede ser un marcador de fibrosis y vasculopatía. [14, 15,16,17] Se ha postulado que la injuria vascular con activación y daño de células endoteliales tiene un rol fundamental en la patogénesis del LES. En pacientes con LES, las anormalidades microvasculares se correlacionan con la actividad de la enfermedad y la activación de marcadores relacionados a la células endoteliales. El factor de crecimiento vascular endotelial (VEGF) es un mediador de jerarquía en angiogénesis expresado debido a la hipoxia. Este factor aumenta la permeabilidad vascular, causa vasodilatación, y es responsable del remodelamiento vascular. La endotelina 1 (ET 1) es un potente vasoconstrictor y mitógeno responsable de hipertrofia vascular, inflamación y de la síntesis de la matriz extracelular en colagenopatías. Esto podría explicar la correlación entre los niveles de VEGF y ET 1 en suero de pacientes con LES y la presencia de alteraciones vasculares medidas por videocapilaroscopia. [18]

Metodología

En la actualidad existen diferentes técnicas de estudio: capilaroscopía convencional (CC) y video capilaroscopía.(VC). Con ambas, se pueden observar distintas regiones cutáneas. Los registros del pliegue periungueal son más fidedignos y comparables entre sí. Además la perfusión cutánea es mayor en dedos, cara y orejas, lo que asegura una visualización de un 75% de los capilares en estado basal. El carácter incruento facilita el acceso a la MC incluso en niños pequeños o pacientes que no pueden deambular.

[19] El paciente debe encontrarse relajado y en ambiente a temperatura entre 20 a 25 grados lo que permite una apertura capilar basal. El pliegue periungueal debe hallar limpio y las uñas sin esmalte. Se excluyen del estudio los dedos con perionixis u otras alteraciones de la piel de periungueo. La aplicación de una gota de aceite facilita la visualización.

En la CC la cantidad de aumentos óptima debe ser mayor de 30x; se han utilizado microscopios estereoscópicos o lupas manuales. Sus indicaciones figuran en el Tabla nº2

Tabla nº2. Indicaciones de VC

  1. Diagnóstico diferencial entre Raynaud primario y secundario a
    colagenopatías
  2. Ayuda diagnóstica en estados tempranos de esclerodermia sistémica y síndromes esclerodermiformes
  3. Evaluación del estado de MC en pacientes con LES y dermatomiositis
  4. Ayuda diagnóstica en dermatomiositis amiopática
  5. Ayuda diagnóstica en psoriasis
  6. Valor predictivo de las ulceraciones por isquemia en pacientes con trastornos vasculares periféricos
  7. Evaluación del estado de MC en miembros inferiores en pacientes
    diabéticos

En video capilaroscopia se utilizan microscopios acoplados a sistemas de televisión que permiten ver imágenes con hasta 1000 aumentos. Este método permite la visualización de los elementos sanguíneos dentro de los capilares y la medición del flujo. Su conexión a una computadora personal y aplicando el soft-ware adecuado se pueden realizar mediciones de las estructuras capilares, registro y almacenamiento de las imágenes obtenidas. La VC supera a la CC en definición, amplitud, detalle, registro y posibilidad de estudio de las imágenes en el seguimiento de los pacientes. Si bien sus indicaciones generales son las mismas, la visualización de imágenes en movimiento permite a diferencia de la anterior el estudio funcional de la MC. [ 20, 21, 22, 23, 24 ]

MICROCIRCULACION CUTANEA PERIUNGUEAL NORMAL

Las imágenes “in vivo” en tiempo real permiten una valoración estructural y funcional: [ 25,,26, 27]

Estructura microvascular normal:

a. Organización del lecho capilar: En el pliegue periungueal los capilares se disponen paralelos a la superficie; Se ven ordenados y semejantes en forma y tamaño, formando un semicírculo que acompaña a la matriz ungueal. Esto se denomina polaridad conservada. El color del lecho es blanco rosado.

b. Capilar: son rojos, delicados, con forma de U invertida y paralelos al eje longitudinal del dedo. Cada uno es semejante en forma y tamaño a los demás. Presentan dos ramas; asa aferente (arteriola), asa eferente (vénula) y la zona transicional. Ambas ramas son paralelas sin entrecruzarse o imbricarse. Puede haber capilares tortuosos hasta un 5%.

c.Densidad capilar / mm: de 7 a 17

d.
Plexo vascular superficial: se observa por detrás de la corona capilar como un entramado delicado. Es visible en un 10% de controles normales.
e.
En personas sanas el patrón descrito se considera NORMAL

Función microvascular preservada:

a.
Visualización definida de las estructuras sin
interferencias
b.
Ausencia de hemorragias o exudados

c.Perfusión conservada: Flujo no interrumpido: color rojo y continuo de la columna sanguínea que indica la llegada de la sangre

Las características anteriormente mencionadas son conclusivas luego de observar por lo menos tres campos diferentes en ocho dedos de las manos de un paciente. (Foto nº1)

Foto nº1 PATRON NORMAL A-B: los capilares se disponen paralelos a la superficie mostrando su asa aferente (arteriola), su asa eferente (vénula) y la zona transicional. Cada capilar es semejante en forma y tamaño a los demás: son rojos, delicados, con forma de U invertida y paralelos al eje longitudinal del dedo. y presenta un número constante de capilares de 7 a 17 por mm. La visualización es buena, sin interferencias: las imágenes son bien definidas y con límites netos.

ALTERACIONES PATOLÓGICAS DE MC

Las imágenes patológicas se pueden dividir en: estructurales,
funcionales o combinadas. Tabla nº3.
Tabla nº3: Clasificación de las imágenes patológicas

Alteraciones estructurales

    • Cualitativas
      1. o Megacapilares
      2. o Angiogénesis o vasos de neoformación
      3. o Capilares cortos o alongados
      4. o Capilares en meandro o tortuosos o serpenteados Capilares en ovillo
    • Cuantitativas:
      1. o Disminución del número de capilares
      2. o Areas avasculares
      3. o Aumento del número de capilares

Combinadas

o Desorden de la arquitectura del lecho.

Alteraciones funcionales

    • Por disrupción de la pared capilar
      1. o Hemorragias
      2. o Edema pericapilar
      3. o Exudados
    • Por alteración del flujo capilar
      1. o Estasis
      2. o Flujo granular
      3. o Microtrombosis

Alteraciones combinadas

o Visualización marcada del plexo vascular superficial

Los megacapilares son ectasias que mediante su apariencia característica permiten el diagnóstico diferencial con otras entidades patológicas como diabetes, acrocianosis y con controles normales. Se considera que los agrandamientos capilares son consecuencia de la hipoxia tisular. Coexisten en el lecho con capilares normales.

Es frecuente que sean un signo precoz de Raynaud secundario, además se hallan en 100% de pacientes con esclerodermia sistémica definida, en 86 % de dermatomiositis y en 56% de enfermedad indiferenciada del colágeno.[ 25, 27 ] Los vasos de neoformación –angiogénesis-son heterogéneos y bizarros. Se presentan como bucles altamente tortuosos, con sus ramas arborizadas, frecuentemente cercanos a zonas avasculares; pueden tener sus brazos muy finos o agrandados. Son característicos en pacientes con Dermatomiositis. En placas de psoriasis la presencia de estos capilares es el rasgo característico de angiogénesis en la papila elongada. [ 25, 27 ] La disminución de la densidad de capilares por milímetro es un rasgo específico de Raynaud secundario. La pérdida de capilares puede ser definida como desaparición de los vasos de la que resultan áreas avasculares (semejante a un desierto) y es relevante ya que determina disminución crítica de aporte nutricional. La pérdida progresiva de capilares ha sido asociada a compromiso cutáneo extenso, ulceraciones cutáneas y peor pronóstico en pacientes con esclerodermia sistémica. [25, 27] La modificación de la arquitectura normal del lecho representa un rasgo morfológico temprano en Esclerodermia sistémica. En pacientes con Raynaud de reciente comienzo estos cambios pueden mostrarse en parches o en un solo dedo. [25, 27] Se pueden presentar bucles capilares con paredes serpenteadas o “en meandro”, o también llamados tortuosidades. En ocasiones estos vasos forman ovillos parecidos a glomérulos. Para confirmar el patrón estas alteraciones deben estar presentes en más del 10% de total de los vasos observados. Foto nº2 [ 28]

Foto nº2 PATRON PATOLOGICO TORTUOSO A-B-C: los capilares se imbrican sobre sí mismo, semejando meandros

C. Aumento de densidad capilar

Las alteraciones funcionales como la presencia de edema, exudados y hemorragias son inespecíficas, sin embargo son importantes ya que señalan actividad del proceso de injuria capilar. Un vaso que se ve borroso por edema pericapilar o que presenta soluciones de continuidad de su pared con pérdida de hematíes, sin duda está sufriendo un daño en ese momento. La extravasación de eritrocitos de los capilares se deposita dentro de la cutícula en la porción distal al vaso comprometido. Las hemorragias recientes se diferencian de las antiguas ya que las primeras tienen forma de media luna, mientras que las otras son redondeadas. Se ven como manchas amarronadas extendidas como cuentas de rosario que desaparecen en semanas. La visualización marcada del plexo vascular superficial se constata como troncos dilatados de donde se

Foto nº3 HEMORRAGIAS /EXUDADOS

A: Exudados alrededor de vaso de neoformación (flecha) El flujo tiene aspecto granular.

B:
Microhemorragias y exudado (flechas)
C.
Exudados (flechas)

Foto nº4 VISION EN VIDRIO ESMERILADO A-B-C: los bucles capilares se ven como a través de un vidrio esmerilado, este efecto es producido por el edema peri capilar. Esto se debería al escurrimiento de suero y proteínas desde la luz capilar a la dermis.

Foto nº5 PLEXO VASCULAR SUPERFICIAL A-B: visualización marcada del plexo vascular superficial. Presenta troncos vasculares muy notorios. (flechas)

La experiencia de distintos investigadores se ha plasmado en la descripción de dos patrones patológicos definidos considerando los cambios estructurales ya descriptos. El patrón más reconocido es esclerodermiforme o también denominado “SD pattern” en inglés. Se caracteriza por presentar: megacapilares, disminución o pérdida de capilares, vasos de neoformación, alteración de la estructura del lecho, serpenteo y ovillo capilar. El patrón descripto está presente en pacientes portadores de esclerodermia sistémica, dermatomiositis y síndromes de superposición que incluyan rasgos esclerodermiformes. Constituye una rareza su hallazgo en sujetos normales. El significativo aumento de tamaño capilar es el mejor criterio para diferenciar los controles sanos de los pacientes portadores de esclerodermia. Sin embargo, existen dos entidades con las cuales se debe hacer diagnóstico diferencial: enfermedad por cloruro de vinilo y Rendu Osler. [25] Foto nº6-7-8

Foto nº6 PATRÓN SD TEMPRANO

A. Se detectan dos megacapilares en la corona de capilares preservados

B. Hemorragias múltiples que se desprenden de capilares moderadamente agrandados.

C. Corona de capilares de apariencia normal. Marcado por la flecha un capilar con agrandamiento moderado.

Foto nº7 PATRÓN SD ACTIVO A-B: Múltiples megacapilares asociados a hemorragias. Moderada alteración de la estructura del lecho.

Foto nº8 PATRÓN SD ACTIVO A-B: Megacapilares muy grandes que ocupan casi todo el campo visual, rodeados de edema peri capilar. Estas estructuras son visibles a ojo desnudo y constituyen el signo llamado telangectasias periungueales.

El patrón tortuoso se caracteriza por presentar bucles capilares con paredes serpenteadas. Estas alteraciones deben estar presentes en más del 10% de total de los vasos observados para considerarlo como patrón definido. Estas imágenes son más frecuentes en el Lupus eritematoso sistémico. Además en esta enfermedad podemos detectar dilatación del asa eferente y visualización marcada del plexo venoso subpapilar. En artritis reumatoidea también se ven capilares tortuosos y elongados. En psoriasis se describen capilares cortos, serpenteados, ovillos cerrados, con aumento del número de capilares y visibilidad notoria del plexo venoso. Véase Foto nº2 [28]

Alteraciones del flujo capilar

En los pacientes que padecen fenómeno de Raynaud se producen cambios reológicos. Los niveles de concentración de fibrinógeno y las viscosidades plasmáticas y séricas. Si bien estos incrementos por sí solos no desencadenan el fenómeno, aumentan la susceptibilidad al mismo. En la zona lesionada la piel se torna más pálida, el flujo se enlentece y la viscosidad aumenta. La deformabilidad eritrocitaria se encuentra a menudo dañada en estos pacientes afectando al flujo. La sangre estacionada pierde oxígeno y la zona se torna cianótica provocando isquemia que resulta en daño tisular. La actividad plaquetaria y la alteración en la fibrinolisis, también parecen participar. El proceso termina con la restauración del tono vascular y la hiperemia reactiva. [29] Estudios realizados en pacientes con fenómeno de Raynaud buscaron evaluar y correlacionar algunas variables hemorreológicas con parámetros bioquímicos, como son concentración plasmática de fibrinógeno e inmunoglobulinas, y la capilaroscopía periungueal. Estos señalaron que las concentraciones de fibrinógeno plasmático, Ig M y la agregación eritrocitaria estaban significativamente aumentados en pacientes con patrón patológico de capilaroscopía al compararlos con los que presentaban patrón normal. Concluyendo que niveles altos de fibrinógeno plasmático fundamentalmente se asocian a alteraciones de la microcirculación, evaluadas por capilaroscopía periungueal, en pacientes con Raynaud [30] Con respecto a la estructura del glóbulo rojo se observó que la deformabilidad eritrocitaria y dos variables relacionadas con ella, como son la fluidez lipídica de la membrana eritrocitaria y la fragilidad osmótica estaban dañados en la esclerodermia. Esto fue atribuido, de acuerdo a datos de la literatura a la liberación de radicales libres que provoca peroxidación lipídica e injuria oxidativa del eritrocito en las zonas isquémicas presentes en el fenómeno de Raynaud.[30, 31, 32, 33, 34, 35, 36,37] En estados isquémicos los glóbulos rojos pueden ser depletados del ATP necesario para realizar los intercambios iónicos transmembrana y mantener así la forma celular. La alteración en el funcionamiento de la bomba Ca++-ATP dependiente determina el ingreso pasivo de Ca++ hacia el interior de los glóbulos rojos. Tanto la peroxidación lipídica como el aumento de Ca++ intracelular provocan aumento de la rigidez de la membrana del glóbulo rojo [38,39, 40,41,42,43,44,45]. En pacientes con Esclerodermia sistémica se comprobó flujo lento y aumento de períodos de estasis y además de la reducción de la velocidad de los glóbulos rojos del 63% comparado con la población normal. [46, 47 ] Los estudios en lupus eritematoso sistémico, indicarían que el incremento en la agregación eritrocitaria induce una disminución del flujo, sobretodo en la microcirculación, provocando dificultades en la perfusión tisular, hipoxia y acidosis. Estos eventos injurian a los tejidos dando lugar, al mismo tiempo, a un incremento en la agregación eritrocitaria, cerrando un círculo vicioso que se autoalimenta. Estos cambios podrían contribuir a los procesos tromboembólicos observados en los pacientes con LES. [48, 49]

CLAVES PARA LA INTERPRETACIÓN

Existen diversas clasificaciones en relación al análisis de las imágenes y su correlación clínica. Creemos que es importante brindar un marco de referencia para que el médico que solicita el estudio pueda valorar el resultado en el contexto de paciente adulto

o niño. Esto nos conduce a sistematizar las enfermedades que afectan la microcirculación cutánea: [28, 49, 50, 51, 52, 53, 54, 55,56,57]

a.
Raynaud y sindromes esclerodermiformes
b.
Otras enfermedades reumáticas

Raynaud y síndromes esclerodermiformes

En este apartado consideramos un espectro de enfermedad partiendo del Raynaud primario o secundario e incluyendo la esclerodermia -desde sus formas cutáneas a las sistémicas-,

dermatomiositis y síndromes de superposición con esclerodermia.

Raynaud primario y secundario

El diagnóstico de Raynaud de carácter primario se realiza por exclusión y presenta un estado conservado de la microcirculación visualizado por video capilaroscopia. Estos pacientes, en general mujeres jóvenes, son aparentemente sanas y su principal motivo de consulta son los cambios de coloración de sus extremidades. En estos casos se constata diámetro, densidad y morfología capilar semejante a sujetos normales. Se puede detectar algunos capilares levemente agrandados, sin embargo el hallazgo de un solo capilar de diámetro >50 um es un marcador potencial de microangiopatía. Los pacientes con Raynaud primario pueden tener algunas alteraciones funcionales que son pasajeras como pequeños exudados, edema pericapilar y visualización marcada del plexo vascular superficial. Foto nº1-4-5-6. Tabla nº4 [13, 27, 58, 59,60 61]

Tabla nº4

Raynaud primario

  • Compromiso de zonas acrales simétrico
  • Ausencia de trastornos troficos
  • Eritrosedimentación normal
  • Negatividad de anticuerpos antinucleares

Raynaud secundario

  • Edad mayor de 30 años
  • Intenso, simétrico, doloroso asociado a isquemia tisular
  • Presencia de autoanticuerpos
  • Rasgos clínicos sugestivos de enfermedad del colágeno

El diagnóstico diferencial entre Raynaud primario y Raynaud

secundario en etapa temprana es muy importante ya que se asocia con una expectativa de enfermedad subyacente severa. Desde hace muchos años el estudio de los capilares periungueales se presenta como uno de los indicadores más fidedignos de progresión del Raynaud primario a la etapa temprana de síndromes esclerodermiformes. Los dos signos más característicos son: la dilatación capilar y la pérdida de capilares. Otros signos a tener en cuenta son: el desarreglo del lecho capilar y presencia de vasos de neoformación (angiogénesis). En 2008, un estudio con 129 pacientes con Raynaud primario, durante el seguimiento mediante videocapilaroscopia, el 14% presentó cambios microvasculares identificados como patrón temprano de esclerodermia. Se recomienda realizar el estudio dos veces al año en pacientes con cierta sospecha de progresión [27, 62, 63-64 ] En 2008, Ingegnoli y cols. proponen un índice pronóstico para el examen de Capilaroscopia periungueal –PRINCE-en pacientes con Raynaud, en quienes el riesgo de progresión es alto. Este modelo combina parámetros microvasculares como presencia de megacapilares, hemorragias y densidad capilar. [65] La utilización de la videocapilaroscopia y los autoanticuerpos en forma conjunta como exámenes para identificar y estratificar a los pacientes con Raynaud que presentan riesgo de progresión ha sido un modelo de estudio propuesto por distintos grupos. En 2010, Ingegnoli y cols., proponen su algoritmo incluyendo como parámetros guía: el número de capilares, la presencia de megacapilares y hemorragias; y el examen de anticuerpos antinucleares. Tabla nº5 [66]

Tabla n 5 Algoritmo para Raynaud

Esclerodermia localizada

La esclerodermia localizada en todas sus variantes clínicas, aún las más extendidas conserva patrón normal y estable durante años. Sólo en casos excepcionales puede detectarse alguna alteración de la morfología capilar. [67,68]

Esclerodermia sistémica

Si bien la presencia conjunta de mecapilares y microhemorragias ha sido confirmado como el signo capilaroscópico más temprano en esclerodermia sistémica. El patrón esclerodermiforme (SD) definido es lo característico de la enfermedad. En un estudio publicado anteriormente nuestro objetivo fue determinar la utilidad de la capilaroscopía periungueal mediante la detección del patrón SD (esclerodermiforme) en el diagnóstico diferencial entre Raynaud primario y secundario a Síndromes esclerodermiformes. Se estudiaron pacientes con Raynaud Primario -21-, Raynaud secundario a Esclerodermia sistémica –57y Raynaud secundario a Síndromes de Superposición con Esclerodermia –19-. El grupo control de sujetos sin Raynaud estudiados fue de 40 personas. Todos los grupos fueron estudiados por capilaroscopía periungueal de dedos de ambas manos por medio de microscopio estereoscópico de 40 aumentos. La especificidad del método para detección de patrón SD (esclerodermiforme) fue de 100% y la sensibilidad asciende a 82.5% para Esclerodermia sistémica y 57% para sindromes de superposición. [69] Sin embargo debido a que estos cambios microvasculares suelen acompañar la evolución de los pacientes, algunos investigadores han subdividido al patrón SD en: [50,51,52, 53]

  1. temprano: pocos megacapilares, pocas hemorragias, no evidente pérdida capilar, arquitectura del lecho preservada. Foto nº6
  2. activo: megacapilares y hemorragias frecuentes, moderada pérdida capilar, moderada desorganización de la arquitectura del lecho, capilares arborizados ausentes o en pequeña proporción. Presencia de edema. Es un cuadro evolutivo. Foto nº7-8
  3. Tardío: agrandamiento capilar irregular, poco agrandamiento capilar o hemorragias, severa pérdida capilar con áreas avasculares extensas, desorganización del lecho capilar, capilares ramificados presentes. Es un cuadro estable. Foto nº9-10

Foto nº9 PATRÓN SD TARDIO

A. Se observan pocos capilares dilatados y áreas avasculares

B. Aliteración de la arquitectura del lecho. Imágenes de neoformación con brazos arborizados y hemorragias

Foto nº10 PATRÓN SD EN ENFERMEDAD MIXTA

A. Se observa una gran hemorragia junto a un lecho con grandes areas

Las variaciones del patrón SD se han considerado como un indicador del daño vascular y participan de la clasificación de subgrupos de enfermedad acuñada por Le Roy y cols en 1988. Aún más en los últimos 25 años se conoce que existen formas de esclerodermia con compromiso cutáneo mínimo o ausente, como asimismo formas tempranas de la enfermedad que presentan fenómeno de Raynaud como signo clínico. En estos pacientes que carecen de los criterios diagnósticos definidos, se observan cambios microvasculares muy significativos o característicos de la enfermedad en el estudio por videocapilaroscopia periungueal. La correlación con la presencia de autoanticuerpos específicos como anti-centrómero y anti -topoisomerasa, entre otros, orienta al diagnóstico de esclerodermia sistémica en fase temprana. La esclerodermia cutánea difusa presenta Raynaud de reciente comienzo, temprana afectación de órganos nobles, presencia de anti-topoisomerasa I se asocia a patrón SD activo con e importante destrucción vascular. La esclerodermia cutánea limitada se asocia a patrón lento/temprano, Raynaud de larga duración y compromiso tardío de órganos internos y positividad de anticuerpos anticentrómero. Además en otros estudios la positividad de anticuerpos anticentromérico se asocia fuertemente a hemorragia periungueal. Actualmente tanto los anticuerpos específicos como el daño microvascular son considerados como factores predictivos independientes y se proponen como criterios de validación para esclerodermia sistémica temprana. Tabla nº5 [27, 51, 57, 64,70, 71, 72]

En E. sistémica se demostró densidad capilar reducida comparada con lupus eritematoso sistémico, enfermedad indiferenciada del colágeno y controles normales. En estos pacientes se halló mayor frecuencia de avascularidad severa, megacapilares y microhemorragias. [ 27, 46, 47, 64, 70, 72] Recientemente se ha estudiado la correlación entre la endotelina plasmática y los patrones capilaroscópicos en esclerodermia sistémica. Los mayores niveles de endotelina 1 en plasma fueron detectados en pacientes con patrón SD tardío, caracterizado por gran avascularidad y fibrosis. [74] La relación entre los hallazgos capilaroscópicos y el compromiso de órganos nobles en esclerodermia sistémica, ha sido objeto de estudios desde hace muchos años. La presencia y severidad de la hipertensión pulmonar en estos pacientes se correlacionaría con los cambios microvasculares, específicamente con la disminución de la densidad capilar por mm. [75,76,77]

Enfermedad mixta

En enfermedad mixta de tejido conectivo las anormalidades capilares señalan al patrón SD como más frecuente (65%) y en segundo lugar el patrón tortuoso, en ocasiones algún paciente presenta patrón normal. Los capilares de neoformación o arborescentes se ven con mucha frecuencia y son indicadores de la actividad de la enfermedad. Los megacapilares se consignan en 56% de EMTC. El hallazgo de áreas avasculares se correlaciona con el compromiso pulmonar y es más frecuente en pacientes que reciben inmunosupresores, indicando enfermedad severa. Foto nº 10 [77,78,79]

Foto nº10 PATRÓN SD EN ENFERMEDAD MIXTA

A. Se observa una gran hemorragia junto a un lecho con grandes areas avasculares.

B. Dos megacapilares en un solo campo, se interpreta como disminución severa de la densidad capilar.

Dermatomiositis

En pacientes con dermatomiositis se observa un patrón SD indistinguible de esclerodermia. Sin embargo existen formaciones arborescentes que aparecen con mayor frecuencia. Se ven con forma de ramo de flores o arbusto y contribuyen a la anarquía de la imagen. Las imágenes patológicas se ven en 43% de los pacientes. La combinación de microhemorragias y agrandamiento capilar es lo más frecuente. Existe correlación positiva con el compromiso pulmonar intersticial. Además, está asociado al compromiso cutáneo de la enfermedad en pacientes no tratados; indica actividad en miopatías inflamatorias y ayuda a identificar los casos de peor pronóstico tanto en adultos como en niños. Foto nº11-12 [80,81, 82, 83,84]

Foto nº11 SD-LIKE

A. Gran polimorfismo en un solo campo. Alteración de la arquitectura del lecho, en el cual se observan megacapilares, formas arborizadas, hemorragias y áreas avasculares.

B. Gran arborización que contiene sangre que no circula

Foto nº12 Megacapilar que tiene disrupción de la pared y pierde sangre formando una hemorragia anexa al vaso. En el mismo campo un vaso de neoformación con paredes delgadas y muy abigarrado. En este último obsérvese flujo granular

Otras enfermedades reumáticas

Lupus eritematoso cutáneo

En general pueden existir hemorragias más frecuentes y una reducción del flujo vascular por exposición al frío, en la mayoría de los pacientes la microcirculación cutánea está preservada. [26]

• Lupus eritematoso sistémico El lupus eritematoso sistémico no presenta cambios microvasculares específicos. Las imágenes halladas consignan bucles con meandros y brazos tortuosos, dilatación del asa eferente, arborizaciones, formas bizarras, alteraciones de la longitud capilar, presencia de hemorragias y visualización marcada del plexo vascular superficial. Puede presentar patrón tortuoso en 35% a 86%

Foto nº13 PATRON TORTUOSO A-B-C: Capilares tortuoso con sus brazos finos o de mayor tamaño.

C. Alteración del flujo

Vayssairat ha hallado hasta un 30% de capilaroscopias con patrón normal en pacientes con LES. Además refiere que el agradamiento capilar en esta entidad suele ser de hasta 4 veces comparado con los capilares normales. El mismo se ha asociado a presencia anticuerpos antiribonucleoproteína, compromiso renal, fenómeno de raynaud y mayor duración de la enfermedad. Además el tamaño del diámetro capilar se relaciona con la frecuencia del vasoespasmo dado por Raynaud. Cantatore en Anales Italianos de Medicina Interna señala que la capilaroscopia es útil para la detección precoz de Raynaud secundario a distintas enfermedades del colágeno, incluyendo a LES. En la revista Lupus en 2002, Furtado y cols. publican un estudio de anormalidades capilaroscópicas en 100 pacientes con LES y estudian su relación con Fenómeno de Raynaud y/o la presencia de anticuerpos anti U1-RNP (anti U1 ribonucleoproteína). Los autores concluyen que existe asociación significativa entre los parámetros estudiados. Plantean que la presencia de un patrón semejante a esclerodermia podría marcar un subgrupo de la enfermedad lúpica. [ 85, 86, 87] Se relata asociación entre los cambios microvasculares y fenómeno de Raynaud, compromiso pulmonar intersticial, mayores índices de actividad de la enfermedad, presencia de autoanticuerpos como anti-cardiolipinas, anti-Sm y anti-DNA en pacientes con LES. En un estudio reciente autores polacos confirman que existe una correlación significativa positiva entre la severidad de los cambios capilaroscópicos con mayor índice de actividad (SLEDAI); y también con niveles séricos elevados de factor de crecimiento vascular endotelial. [18, 87, 88, 89, 90] Debido a la dificultad para medir los rasgos microvasculares patológicos en LES, autores polacos proponen una escala. [18] Tabla nº6

Tabla nº6: Medición de la Severidad de los hallazgos capilaroscopicos en LES

Estadio Características
0 9-13 capilares/mm
Preservado Arquitectura del lecho y forma de capilares preservado Ausencia de hemorragias
1 9-13 capilares/mm
Mínimo < de 20% de capilares agrandados hasta 750 um <50% de capilares con cambios de forma Polaridad conservada-ausencia de hemorragias
2 Moderado < 9 capilares/mm <20% de capilares agrandados hasta 750 um 50 a 75% de capilares con cambio de forma con alteración de polaridad-aumento de visibilidad del plexo superficial y sin extravasación
3 < 9 capilares/mm
Severo Variabilidad en agrandamiento capilar. >75% con cambios en la forma como meandros, agrandamientos, ramificaciones y/o desarreglo del lecho con presencia de hemorragias

Artritis reumatoidea

Los hallazgos capilaroscópicos en artritis reumatoidea son: edema pericapilar (74%), angiogénesis (59%), microhemorragias (28%). También se ha detectado tanto capilares finos enlongados como tortuosos y visualización marcada del plexo vascular superficial. Se proponen tres estadios microvasculares en A.R. Tabla nº7. Los autores coinciden en que los cambios más acentuados se presentan en pacientes que cursan con fenómeno de Raynaud asociado.

Tabla nº7: Medición de la Severidad de los hallazgos capilaroscopicos en AR

Estadio Características
0 Preservado 9-13 capilares/mm Arquitectura del lecho y forma de capilares preservado Ausencia de hemorragias
1 Mínimo Disminución moderada de densidad capilar Bucles de longitud reducida
2 Moderado Disminución de densidad capilar En 50% imágenes en hoja de helecho (vasos de neoformación)
3 Severo Escasas estructuras vascular Gran alteración estructural

En estos pacientes no se detecta patrón SD lo cual es de gran interés para el diagnóstico diferencial con cuadros esclerodermiformes. [91,92, 93, 94, 95] En pacientes con artritis reumatoidea se ha hallado correlación positiva entre las alteraciones microvasculares y los niveles séricos de ICAM-1 y CD4 en investigaciones independientes. [96,97] Foto nº14

Foto nº14 ALTERACIONES EN ARTRITIS REUMATOIDEA ASOCIADA A RAYNAUD

A. El patrón está relativamente conservado. Se observa edema – vidrio esmerilado y flujo levemente entrecortado. Algunos capilares son más cortos que otros. Visualización del plexo vascular. Estadio 0 -1

B. En el centro de la imagen se observa 1 vaso de neoformación en desarrollo.

Síndrome de Sjögren

En distintos estudios se hallan en orden de frecuencia: gran proporción de capilaroscopias normales, cambios inespecíficos y en algunos pacientes patrón esclerodermiforme-like. Los autores coinciden en resaltar que los pacientes con Sme Sjögren asociado a Raynaud tienen mayor alteración en sus capilaroscopias que los pacientes que carecen de Raynaud. Además el 80% de los pacientes que tiene anticuerpos anticentrómericos positivos exhiben el patrón SD. En el estudio funcional se detecta disminución de la velocidad del flujo de los glóbulos rojos y esta variable se podría correlacionar con rasgos clínicos de la enfermedad. [92, 98, 99,

ALTERACIONES EN SME DE SJOGREEN ASOCIADO A RAYNAUD A.Tendencia a formar arborizaciones

B. Patrón SD-like

Foto nº16 ALTERACIONES EN SME DE SJOGREEN ASOCIADO A RAYNAUD

A. Tendencia a formar arborizaciones A-B. Desorden del lecho capilar

Síndrome anticuerpos antifosfolípidos

Las imágenes son inespecíficas. Se ha estudiado la relación entre la presencia de anticuerpos anticardiolipinas y cambios microvasculares. Los pacientes con anticuerpos anticardiolipinas positivos tienen mayor frecuencia de alteraciones comparados con los controles. Se hallan microhemorragias (54%), edema (24%) y capilares alterados (21%), entre otros. Un estudio compara pacientes con Síndrome anticuerpos antifosfolípidos primario con sujetos con SAAF 2ºa LES. En el primer grupo hallan alta prevalencia de variabilidad de la longitud capilar, mientras que en el segundo la variable más significativa fue la presencia de microhemorragias. En un trabajo reciente sobre pacientes 31 pacientes con SAAF primario, se observaron alteraciones morfológicas (tortuosidad) en 78% de los pacientes comparado con 21% grupo control. La presencia de microhemorragias simétricas es más significativa en pacientes con anticuerpos anticardiolipinas Ig G y Ig M y se relaciona con eventos trombóticos. [92, 102, 103, 104]

Psoriasis

Algunos autores mencionan como rasgo característico capilares cortos y tortuosos en pacientes con psoriasis y artritis psoriásica. Otros señalan que los pacientes con artritis presentan mayor longitud de los capilares comparado con el grupo control. Además puede observarse alteraciones del flujo, presencia de hemorragias y visualización marcada del plexo vascular superficial. [56, 105,106, 107]

CONCLUSIÓN

  • Actualmente la videocapilaroscopia constituye un método complementario incruento y de fácil realización tanto en adultos como en niños
  • Existe consenso a favor de su indicación en el estudio de todo paciente con síndrome de Raynaud, ya que colabora con el diagnóstico temprano de los síndromes esclerodermiformes. Los hallazgos deben ser correlacionados con la clínica y los autoanticuerpos.
  • En pacientes con difícil ubicación nosológica constituye una orientación diagnóstica relevante.

BIBLIOGRAFÍA

  1. Bongard O, Bounameaux H. Clinical Investigation of skin Microcirculation. Dermatology. 1993;186(1):6-11. PMID: 8435520
  2. Holowatz LA, Thompson-Torgerson CS, Kenney WL. The human cutaneous circulation as a model of generalized microvascular function. J Appl Physiol. 2008 Jul;105(1):370-2. PMID: 17932300
  3. Feihl F, Liaudet L, Waeber B, Levy BI. Hypertension: a disease of the microcirculation? Hypertension. 2006 Dec;48(6):1012-7. PMID: 17060505
  4. Serné EH, de Jongh RT, Eringa EC, IJzerman RG, Stehouwer CD. Microvascular dysfunction: a potential pathophysiological role in the metabolic syndrome. Hypertension. 2007 Jul;50(1):204-11. PMID: 17470716
  5. Gates PE, Strain WD, Shore AC. Human endothelial function and microvascular ageing. Exp Physiol. 2009 Mar;94(3):311-6. PMID: 19042980
  6. Petrofsky JS, Al-Malty AM, Prowse M. Relationship between multiple stimuli and skin blood flow. Med Sci Monit. 2008 Aug;14(8):CR399-405. PMID: 18667996.
  7. Shireman PK, Pearce WH. Endothelial cel function: biologic and physiologic functions in health and disease. AJR Am J Roentgenol. 1996 Jan;166(1):7-13. PMID: 8571908
  8. Cines DB, Pollak ES, Buck CA, Loscalzo J, Zimmerman GA, McEver RP, Pober JS, Wick TM, Konkle BA, Schwartz BS, Barnathan ES, McCrae KR, Hug BA, Schmidt AM, Stern DM. Endotelial cells in physiology and pathophysiology of vascular disorders. Blood. 1998 May 15;91(10):3527-61. PMID: 9572988
  9. Armulik A, Abramsson A, Betsholtz C. Endothelial/Pericyte Interactions. Circ Res. 2005 Sep 16;97(6):512-23. PMID: 16166562
  10. Gerhardt H, Betsholtz C. Endothelial-pericyte interactions in angiogenesis. Cell Tissue Res. 2003 Oct;314(1):15-23. PMID: 12883993
  11. Gaengel K, Genové G, Armulik A, Betsholtz C: Endothelial-mural cell signaling in vascular development and angiogenesis. Arterioscler Thromb Vasc Biol. 2009 May;29(5):630-8. PMID: 19164813
  12. Díaz-Flores L, Gutiérrez R, Madrid JF, Varela H, Valladares F, Acosta E, Martín-Vasallo P, Díaz-Flores L Jr. Pericytes. Morphofunction, interactions and pathology in a quiescent and activated mesenchymal cell niche. Histol Histopathol. 2009 Jul;24(7):909-69. PMID: 19475537
  13. Charkoudian N. Skin Blood Flow in Adult Human : How It Works, When It Does Not, and Why. Mayo Clin Proc. 2003;78:603 612. PMID: 12744548
  14. Yamamoto T. Scleroderma – Pathophysiology Eur J Dermatol 2009; 19 (1): 14-24. PMID: 19059831
  15. Abraham DJ, Krieg T, Distler J, Distler O. Overview of pathogenesis of systemic sclerosis. Rheumatology (Oxford). 2009 Jun;48 Suppl 3:iii3-7. PMID: 19487220
  16. Fleming JN, Nash RA, Mahoney WM Jr, Schwartz SM. Is scleroderma a vasculopathy? Curr Rheumatol Rep. 2009 Apr;11(2):103-10. PMID: 19296882
  17. Fleming JN, Nash RA, McLeod DO, Fiorentino DF, Shulman HM, Connolly MK, Molitor JA, Henstorf G, Lafyatis R, Pritchard DK, Adams LD, Furst DE, Schwartz SM. Capillary regeneration in scleroderma: stem cell therapy reverses phenotype?. PLoS ONE. 2008 August 18; 3(8): 10.1371. PMID: 18197262
  18. Ciołkiewicz M, Kuryliszyn-Moskal A, Klimiuk PA. Analysis of correlations between selected endothelial cell activation markers, disease activity, and nailfold capillaroscopy microvascular changes in systemic lupus erythematosus patients. Clin Rheumatol. 2010 Feb;29(2):175-8. PMID: 19907914
  19. Tur E, Tur M, Maibach HI, Guy RH. Basal perfusion of the cutaneous microcirculation: measurements as a function of anatomic position. J Invest Dermatol. 1983 Nov;81(5):442-6. PMID: 6631055
  20. Bull RH, Bates DO, Mortimer PS. Intravital videocapillaroscopy for the study of the microcirculation in psoriasis. Br J Dermatol. 1992 May;126(5):436-45. PMID: 1610683
  21. Braverman IM, Schechner JS. Contour Mapping of the cutaneos microvasculature by Computerized Laser Dopler Velocimetry. J Invest Dermatol. 1991 Dec;97(6):1013-8.PMID: 1748811
  22. LeRoy EC, Black C, Fleischmajer R, Jablonska S, Krieg T, Medsger TA Jr, Rowell N, Wollheim F. Scleroderma: Classification, subsets and pathogenesis. J Rheumatol. 1988 Feb;15(2):202-5. PMID: 3361530
  23. Valentini G. Classification of Systemic Sclerosis. Clin Dermatol. 1994 Apr-Jun;12(2):217-23. PMID: 8076258 Ranft J, Lammersen T, Heidrich H. In vivo capillary microscopy findings and opthalmoscopy findings in scleroderma. Arthritis Rheum. 1987 Oct;30(10):1173-5.
  24. Carpentier PH, Maricq HR. Microvasculature in Systemic Sclerosis. Rheum Dis Clin North Am. 1990 Feb;16(1):75-91.
  25. Acosta de Hart A, Sanchez Contreras A. Capilaroscopia in vivo en pacientes con lupus eritematoso sistémico. Med. Cut. I.L.A. 1992 20:227-231 27. Cutolo M, Grassi W, Matucci Cerinic M. Raynaud’s Phenomenon and the Role of Capillaroscopy. Arthritis Rheum. 2003 Nov;48(11):3023-30. PMID: 1461326