Inicio / De Interés / Comunicaciones Importantes / Nobel de Medicina 2009 a los descubridores de los telómeros y telomerasas

Nobel de Medicina 2009 a los descubridores de los telómeros y telomerasas

Enviado por Felix J. Tapia

Comienza la fiesta de los Premios Nobel y el primero en anunciarse es el de Medicina que este año recayó en tres ciudadanos estadounidenses, Elizabeth Blackburn, Carol Greider y Jack Szostak por su trabajo en telómeros y telomerasas, los cuales tienen implicaciones en cáncer y envejecimiento.

Blackburn, quien posee ciudadanía australiana y estadounidense trabaja en la Universidad de California en San Francisco. Greider es de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore. Szostak nació en Londres, es un investigador Howard Hughes que investiga en el Massachusetts General Hospital de la Escuela de Medicina de Harvard desde 1979.

Los telómeros (del griego telos, “final” y meros, “parte”) son los extremos de los cromosomas. Son regiones de ADN no codificante, altamente repetitivas, cuya función principal es la estabilidad estructural de los cromosomas en las células eucariotas, la división celular y el tiempo de vida de las estirpes celulares. Además están involucradas en enfermedades tan importantes como el cáncer y envejecimiento celular. (Vía Wikipedia)

Premio Nobel de Medicina 2009 a los descubridores de los telómeros
elmundo.es
05/10/2009
AGENCIAS | ELMUNDO.ES

ESTOCOLMO | MADRID.- El Instituto Karolinska de Estocolmo ha sido un año más el encargado de dar a conocer al nuevo premio Nobel de Medicina y Fisiología, que este año ha recaído en los descubridores de los telómeros.

 telomereLos ganadores son la australoamericana Elizabeth H. Blackburn, y los estadounidenses Carol W. Greider y Jack W. Szostak, por sus descubrimientos sobre los telómeros y la enzima telomerasa. Los telómeros son una estructura que protege el extremo de los cromosomas humanos y los protege del proceso de envejecimiento, es decir, se encargan de dar estabilidad a los cromosomas.

A medida que las células se van dividiendo, los telómeros (del griego ‘telos’, final; y ‘meros’, parte) se van acortando, algo que, por ejemplo, las células cancerosas contrarresatan produciendo una enzima denominada telomerasa, que les permite seguir sobreviviendo.

“Los descubrimientos de Blackburn, Greider y Szostak han añadido una nueva dimensión para la comprensión de la célula, han arrojado luz sobre los mecanismos de enfermedades y han estimulado el desarrollo de potenciales nuevas terapias”, ha destacado sobre ellos el Instituto Karolinska.

Se da la circunstancia de que uno de los científicos que descubrieron su existencia allá por los años 30, Hermann Joseph Muller, se hizo con el Nobel en 1946.

Una de las premiadas, Elisabeth Blackburn, 60 años, es profesora de Bioquímica de la Universidad de California, en San Francisco (EEUU). Fue elegida por la revista ‘Time’ dentro de sus listados anuales de las 100 personas más influyentes del mundo. En 2006 ganó el Premio Albert Lasker de Investigación Médica Básica junto a otro de los ahora premiados (Szostak) y ya en 2007 sonó como una de las candidatas a llevarse el Nobel.

Carol W. Greider (1961), de la Escuela de Medicina de la Universidad de Johns Hopkins (Baltimore, EEUU), ha trabajado estrechamente con Elizabeth H. Blackburn, una de sus maestras. Se licenció en la Universidad de California (Berkeley), donde comenzó sus trabajos de investigación en 1984. El día de Navidad de ese mismo año, Greider identificó una nueva enzima, la telomerasa, que era responsable del mantenimiento cromosómico.

Por su parte, el único de los varones en la terna de premiados, Szostak (1952), es considerado uno de los líderes en el campo de los estudios genéticos desde su laboratorio en el Instituto Howard Hughes de EEUU.

Quinielas
Como suele ocurrir, en esta ocasión tampoco había un favorito claro en las múltiples quinielas previas. Aunque uno de los nombres que sonaba con más fuerza era el del japonés Shinya Yamanaka, descubridor de la reprogramación celular, que permite obtener células similares a las embrionarias a partir de unidades adultas ya diferenciadas (como un cabello o una célula de la piel, por ejemplo).

El año pasado, los laureados fueron tres científicos seleccionados por su contribución en el descubrimiento de dos virus: el del VIH y el del papiloma humano.

El Karolinska tuvo en cuenta hace ahora un año los trabajos de los franceses Luc Montagnier y Françoise Barré-Sinoussi por el descubrimiento “del virus de la inmunodeficiencia humana” (VIH), así como al alemán Harald zur Hausen, cuya elección fue algo más polémica por tratarse del descubridor del papilomavirus, cuyas vacunas han generado amplios beneficios a varias compañías farmacéuticas.

Antes que ellos, en la ilustre lista del Nobel de Medicina figuran Mario Capecchi, Oliver Smithies y Sir Martin Evans, por sus trabajos con ratones de laboratorio; Andrew Fire y Craig Mello, descubridores del ARN de interferencia; o Barry Marshall y Robin Warren, los ‘padres’ de la principal bacteria intestinal, el Helicobacter.

Una semana intensa
El de Medicina ha sido un año más el encargado de abrir cinco días intensos de premios Nobel en la capital sueca. Después de éste, seguirán en los próximos días los galardones de Física y Química; mientras que el jueves la Academia dará a conocer su decisión sobre el Premio Nobel de Literatura, que el año pasado recayó en el autor francés Jean Marie Le Clézio (de 69 años).

Finalmente, el viernes se conocerá el Premio Nobel de la Paz, que tras la concesión el año pasado del galardón al ex presidente finlandés Martti Ahtisaari (72 años) por su labor de mediación en conflictos, crisis y guerras, las apuestas este año parecen estar completamente abiertas. “Todavía nos quedan dos sesiones antes de la decisión”, ha reconocido este fin de semana el director del Instituo noruego del Nobel, Geir Lundestad, en declaraciones a la agencia de noticias NTB.

Por último, el lunes 12 de octubre se conocerá al elegido para el Nobel de Economía, un galardón que comenzó a concederse en 1968.

Los premios Nobel están dotados cada uno con diez millones de coronas (980.000 euros). La ceremonia oficial de entrega de premios será, como cada año, el 10 de diciembre en Estocolmo. La única excepción es el Premio Nobel de la Paz, que se entrega el mismo día en el ayuntamiento de Oslo (Noruega).

Foto AP

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies