Las amenzas vuelven

Este era  el titulo que algún laboratorio farmacéutico tenía en la portada de su publicidad para el antiparasitario que promovía ya hace más de 20 años

Se refería al carácter cíclico que algunas parasitosis como la escabiasis y la pediculosis presentan y que actualmente vuelven a llenar las estadísticas de prevalencia de las instituciones a nivel mundial

Al igual que en la escabiasis,  estos brotes epidémicos, sigue siendo un misterio sobre el cual se hace diversas conjeturas; si se deben a cambios ambientales, climáticos, sociales, si son favorecidos por contaminantes industriales o simplemente es un fenómeno de la naturaleza similar al del mito de los lemmings cuya sobrepoblación teóricamente los llevaría  al auto exterminio.

En la cadena alimentaria que rige a los seres vivos, los parásitos constituyen un caso especial, pues recurre a los mecanismos más ingeniosos que la naturaleza llega a proporcionar a sus criaturas para sobrevivir.

En ocasiones el fenómeno de la parasitación ocurre de insectos u otros organismos menores del medio ambiente a los organismos superiores de los que se alimentan como es el caso de las garrapatas que parasitan a diversos mamíferos y toman el papel de vectores al transportar otros agentes muchos de ellos mortíferos como es el caso de la enfermedad de Lyme o la peste negra, transportadas por las pulgas y que asoló la Europa del siglo XIV.  Otros usan huéspedes intermedios antes de llegar al definitivo, como es el caso de los gnastostomas que van del agua o tierra, donde los huevecillos son depositados inicialmente, a cyclops o pulgas de agua, pasan por caracoles o peces hasta llegar a sus alojadores definitivos: canidos o felinos donde se alojan para formar quistes en el aparato digestivo para reiniciar desde ahí nuevos ciclos de vida.

Al ser humano pueden llegar accidentalmente, como un huésped equivocado en el que no pueden completar su ciclo reproductivo y quedan atrapados en la piel, causando los inquietantes cuadros de larva migrans.

Otros llegan a ser tan dependientes de sus alimentadores en todas sus etapas que no pueden sobrevivir fuera de ellos, este es el caso de los piojos o pediculus en sus diferentes especies, sobre todo el piojo de la cabeza (pediculus capitis)  cuya adaptación a su entorno volvió tan delgada su capa exterior que elimina los líquidos de la sangre de la que se alimenta a través de la misma piel, de tal forma que sus excretas quedan convertidas en un polvo fino, semejante a ceniza de color negruzco. Esta es la razón por la que no puede sobrevivir mas de 8 a 12 hs fuera del contacto de la piel cabelluda que le ayuda a conservar la humedad necesaria, por lo que  muere deshidratados fuera de ella, como hemos observado en nuestro medio, sin embargo algunos reportes señalan que pueden durar mas. (1) por lo que resulta tan paradójico lo difícil que ha resultado su erradicación de la especie humana y el éxito que tiene para diseminarse como sucede con la pandemia actual

El notorio brote de pediculosis que se está presentando en diferentes países y el repunte de los casos de escabiasis, ha motivado reuniones de expertos como la que en Junio tendrá lugar en la bellisima área de la Capadocia en Turquía (International Conference on Phthiraptera) (www.icp4.org) y el análisis que ha nivel internacional, así como las medidas  que la Fundación Internacional para la dermatología está tomando ante este resurgimiento. De una y otra esperamos surjan posibles soluciones para ambos problema

Aunque, en un nivel discreto, esta parasitosis ha estado presente constantemente, sobre todo en los grupos socioeconómicos débiles (2),  repentinamente toma un “carácter universal y afecta a todos sin respetar condición como sucede en el momento actual.

La idea general es que la parasitación ocurre en la escuela de donde los parásitos son llevados al hogar de los afectados, cuando la realidad parece ocurrir en sentido contrario (3)

En las escuelas es fácil sospechar cuando un niño está afectado por el intenso prurito en la cabeza del afectado al sensibilizarse a la presencia del parásito. Aunque no necesariamente la molestia está en relación directa al número de piojos, pues puede ocurrir que los que se rascan menos tengan el mayor número de parásitos (4)

No obstante que el pelo muy rizado y grueso parece constituir una protección, la costumbre de trenzarlo intensamente y las aplicaciones de pelo constituyen un refugio en el que se pueden ocultar los piojos  (4)

Son notables las cualidades de este interesante bicho, su mimetismo, su facilidad para migrar en un mismo día a varias personas y su éxito para sobrevivir al acoso de insecticidas y parasiticidas diversos, entre otros detalles que requerirían de un espacio mayor.   Quizá este último aspecto nos debe interesar mas, pues la resistencia, que ha desarrolla a los pediculicidas como lindano, malation y aun la permetrina como señalan algunos reportes. (5,7, 8) , han motivado a los investigadores para buscar alternativas que resulten económicas, accesibles y eficaces, Enumeraremos algunas de las encontradas en la literatura médica.

Ante los casos especialmente resistentes Chosidow (5) ha señalado la eficacia de la asociación de permetrina e ivermectina, desafortunadamente esta no es una alternativa económica y suele estar fuera del alcance de muchos económicamente limitados.

Asi mismo se ha señalado la alta efectividad de la dimeticona para el tratamiento de la pediculosis de la cabeza, con reporte de baja toxicidad  (6)

Entre varios compuestos vegetales esta el uso de extractos oleosos de Tagetes minuta Los estudios histológicos mostraron el efecto tóxico de la sustancia al desorganizar las fibras de actina y miosina de los piojos(9). Estas diminutas flores son de la misma familia del conocido cempazuchil tan popular en México.


Asi mismo, las Lactonas alifáticas, en especial el aceite de eucalipto parecen tener un efecto de repelencia en la pediculosis de la cabeza (10)


Aun substancias tan comunes como extracto de pomelo (11) o el aceite de coco

Son del conocimiento y uso popular en muchos lugares y se les reporta efectividad para la eliminación de la pediculosis de la cabeza


Deemos señalar al mismo tiempo que algunos autores desestiman la eficacia de dichas substancias ( 12, 13) por lo que finalmente el profesional médico y el personal de salud deberán normar su criterio en base a las condiciones del propio medio, los recursos de que se disponga  y la experiencia personal.


Aunada a dicha experiencia se deben tomar en cuenta el uso de procedimientos útiles tanto en el diagnóstico como en la eliminación de las pediculosis, como son el uso del peine cardador y la exploración de la cabeza de los niños con el peine humedecido (12)


Finalmente, hemos señalado la importancia que en la detección de los problemas a nivel escolar tiene la participación de los maestros (14) y que para que el problema pueda ser finalmente controlado es indispensable la participación de todos los sectores: personal sanitario, educadores, estudiantes y el núcleo familiar  (4)



Bbliografía

1. Guidelines for the treatment of pediculosis capitis (head lice) Public Health Service, Nova Scotia. August 2008. www.gov.ns.ca/hpp

2. Heukelbach J, Wilcke T, Winter B & Feldmeier, H. Epidemiology and morbidity of scabies and pediculosis capitis in resource-poor communities in Brazil. Brit. J. Derm., 153: 150-156, 2005.

3. Castex M, Suarez S, Cruz de la AM. Presencia de pediculus capitis en conviventes con niños positivos a Pediculus capitis (Anoplura:Pediculicidae). Rev Cubana Med Trop 2000;52(3):225-7.

4. Hernández N y cols. Rev panam Infectol 2004;6(4):21-22

5. Chosidow O et al. N Engl J Med 2010;362:896-905.

6. Heukelbach J et Al. A highly efficacious pediculicide based on dimeticone: Rndomized observer blinded comparative trial.. www.biomedcentral.com/1471-2334/8/115

7. K.Y. Mumcuoglu et Al. Guidelines for control of Head lice. Journal of drugs  in dermatology. April 2007 . Vol. 6 . Issue 4

8. Ian Burges. Current treatments for pediculosis capitis. Medical Entomology Centre, Insect Research and Development Limited, Cambridge, UK.  e-mail: ian[email protected]

9. Cestari et Al . Evaluation of the potential insecticide activity of Tagetes minuta (Asteraceae) essential oil against the head lice Pediculus humanus capitis (Phthiraptera: Pediculidae) ; Neotrop. entomol 2004;33 (6)

10. Toloza et Al. The fumigant and repellent activity of aliphatic lactones against Pediculus humanus capitis (Anoplura: Pediculidae). Mem. Inst. Oswaldo Cruz 2006;101 (1)

11. Abdel Ghagar et Al. Efficacy of a grapefruit extract on head lice: a clinical trial.

Parasitol Res 2010;106 (2):445-9.

12. Nutanson I, et Al. Pediculus humanus capitis: an update. Acta Dermatoven APA vol 17, 2008, no. 4.

13. Canyon DV, Speare R A comparison of botanical and synthetic substances commonly used to prevent head lice (Pediculus humanus var. capitis) infestation.

Int J Dermatol 2007;46 (4):422-6.

14) Paredes S, Estrada R, Alarcón H et al. Can school teachers improve the managemente and  prevention of skin diseases. A pilot study based on head louse infestation in Guerrero, México.

Int J Dermatol. 1997, 36:826-830.

Acerca de ESTRADA Roberto

Un comentario

  1. Estimado Dr. Estrada: Felicitaciones por esta revisión-actualización. Comparto tus conceptos respecto a la causa de la reactivación de estos problemas, y me gustaría comentar que hemos prestado poca atención a un detalle fundamental: los pediculicidas (salvo el lindano, que ya no tenemos disponible), no tienen efecto OVICIDA, por lo que dejamos sin resolver el problema de las liendres, que originarán nuevos parásitos, y que pueden ser eliminadas con la vieja fórmula del ácido acético (nuestro modesto vinagre de alcohol) diluído en agua tibia y aplicado por 2 o 3 horas “en turbante” con enjuagado posterior. Es un recurso económico y de alta eficacia que podría mejorar nuestros resultados en el control de este problema de salud pública. ¿Qué opinas?
    Saludos afectuosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies