Inicio / Colaboradores / Dermatoscopia en el consultorio / Nevo de Reed. Diagnóstico dermatoscópico de un caso

Nevo de Reed. Diagnóstico dermatoscópico de un caso

 Me permito expresar mis más fervientes anhelos para que en estas fiestas, amor, paz y salud, sean una realidad para toda la familia dermatológica latinoamericana y que en el próximo año nuestra dermatología siga creciendo con una personalidad cada vez más propia, basada en el conocimiento de nuestras realidades y en la documentación de la patología de nuestros países, para que así, parodiando a Santa Teresa de Jesús cuando decía " Es gran bien tener grandes deseos, ya que no pueden ser grandes las obras" podamos nosotros ufanarnos de tener grandes ambiciones pero tambien notorios resultados. Finalmente mis mejores esperanzas de felicidad en estas fiestas para todos los que dirigen y conforman Piel Latinoamericana que generosamente me han agogido y mis más sinceros augurios de larga vida para vuestra publicación
Enrique Uraga

A continuación caso clínico: 

Presentado por:
Uraga Enrique,Briones María Cecilia, Garcés Juan Carlos, Uraga María Verónica

Abstracto

Se presenta un caso de Nevo de Reed y se revisan sus características clínicas y dermatoscópicas. Se da importancia a la dermatoscopía como técnica de diagnóstico rápida y eficiente en este caso específico
Palabras clave: Nevo de Reed. Dermatoscopía

Summary

We report a case of Reed Nevus and the dermatoscopics and clinical characteristics are presented. Dermatoscopy is a friendly diagnostic aid that can be of great help in evaluading this cases.

Keywords: Reed Nevus. Dermatoscopy

 

Introducción 

El nevo de células fusiformes pigmentado se presenta tanto en niños como también en la edad adulta, con una edad media entre los 25 y 30 años con predominio del sexo femenino. El nevo de células fusiformes pigmentado se presenta tanto en niños como también en la edad adulta, con una edad media entre los 25 y 30 años con predominio del sexo femenino. Generalmente se localiza en la parte superior de las extremidades inferiores encontrándose en menor frecuencia en tronco, cabeza y cuello. Clínicamente se caracteriza por la presencia de una lesión pigmentada que suele medir 0,6 mm de diámetro de coloración marrón obscura a negro, de aspecto homogéneo, de bordes regulares, bien definidos.

 

Caso clínico

Paciente masculino de 5 años de edad quien acude a la consulta remitido por el pediatra con la finalidad de descartar la posibilidad de un melanoma. Al examen físico se observa una mácula pigmentada algo elevada de aproximadamente 0,6 mm de diámetro, de bordes regulares localizada en tercio inferior de pierna derecha, asintomática (Foto 1). La madre del menor refiere que esta lesión aparece hace aproximadamente 6 meses presentando un crecimiento progresivo.

585759-28_2.JPG

Foto1.- Imagen clínica

 

Se realiza examen dermatoscópico, con el cual se observa a una visón panorámica la presencia de una lesión con una hiperpigmentación homogénea central negruzca, dicha coloración a medida que se irradia hacia la periferia va tornándose más clara, y se rodea de un halo eritematoso. Además se puede observar la presencia de estrías dispuestas de manera simétrica alrededor de toda la lesión (Foto 2).

585759-30.JPG

Foto 2._ Dermatoscopia

Con un acercamiento digital se puede ver en detalle la pigmentación central que varia del negro al marrón obscuro y claro. La presencia de unos glóbulos azulados ubicados en las terminaciones de las estrías dispuestos de manera simétrica alrededor de toda la lesión, característica que nos hizo pensar en un "patrón en destello" ya reportado en el nevo de Reed (Foto 3). Con este criterio clínico dermatoscópico se remite la pieza al patólogo con un diagnóstico clínico de Nevo de Reed, quien confirma el diagnóstico clínico.

585759-34.JPG

Foto 3 .- Dermatoscopia

 

Comentarios

Descrito en 1976 por Richard Reed, es considerado una variante pigmentada del nevo de Spitz (1) y para otros autores una variante de células fusiformes y epiteliodes de menor frecuencia (2).

El nevo de células fusiformes pigmentado se presenta tanto en niños como también en la edad adulta, con una media entre los 25 y 30 años con predominio del sexo femenino (3). Generalmente se localiza en la parte superior de las extremidades inferiores (1) encontrándose en menor frecuencia en tronco, cabeza y cuello (4).

Clínicamente se caracteriza por la presencia de una lesión pigmentada que suele medir alrededor de unos 0,6 mm de diámetro de coloración marrón obscura a negruzca, de aspecto homogéneo, de bordes regulares, bien definidos, asociada a poco tiempo de evolución generalmente menos de un año (4).

Algunos autores (5,6) describen 6 patrones clínicos observados con el dermatoscopio para el nevo de Reed, los mismos que sirven de ayuda ya que aumentan el porcentaje de certeza en el diagnóstico clínico (Tabla 1) (6).

PATRONES

Globular simétrico: glóbulos o puntos de color café

En estallido de estrella: glóbulos largos y simétricos dispuestos en la periferia

Reticular: red de color negro o café oscuro prominente. En el centro puede observarse coloración grisácea

Homogéneo: pigmentación homogénea sin ninguna estructura especial.

Atípico: asimetría en: coloración, se observan diferentes estructuras (patrón de red prominente, glóbulos homogéneos)

Red negativa de pigmento: red pigmentada con áreas claras que llenan los espacios (rejillas)

Estas características dermatoscópicas pueden también observarse en el nevo de Spitz. Por otro lado, hay que tener presente que en algunas ocasiones las características dermatoscópicas e histopatológicas pueden no ser distintivas de un melanoma.

El 50% de los nevos fusocelulares pigmentados presentan dermatoscopicamente un patrón típico en estallido de estrella (starburst) (7). En este patrón podemos observar un centro hiperpigmentado homogéneo, con una coloración que va desde el negro al marrón claro y gris azulado, puede observarse la presencia de vasos sanguineos. En la periferia se observan estrías distribuidas de manera simétrica y característica de importancia en el diferencial del melanoma, estas estrias rodean la lesión confiriéndole un aspecto de patrón en destello y tienen un importante significado diagnóstico basandonos en el criterio de que si están distribuidas uniformemente dentro de la lesión o en forma simétrica en su periferia se dice que la lesión es benigna ( nevos de células névicas, nevo de Reed) y si por el contrario estan distribuidas irregularmente dentro de la lesion y en forma asimétrica en su periferia se piensa en malignidad (melanoma maligno) (9). Por otra parte se observa la presencia de unos glóbulos en las terminaciones de las estrías cuya coloración dependerá de la profundidad del pigmento. En ocasiones es visible un halo eritematoso rodeando la lesión.

En el diagnóstico diferencial clínicamente se deben incluir lesiones como nevos atípicos, nevos azules, nevos combinados, carcinoma basocelular pigmentado y el melanoma entre otros.

Conclusiones

Para aquellos que agrupan ciertas lesiones ( nevos de Spitz, Reed, Clark, nevos combinados, nevos azules) bajo el término de simuladores melanocíticos del melanoma y que aun más unen a dos de los nevos más representativos del patron en estallido de estrella (10) bajo el nombre de nevo de Spitz-Reed (11-12) el aspecto más importante dermatocópicamente hablando es realizar un diagnóstico correcto y diferenciar estas lesiones del melanoma que puede a veces también presentarlo.

Existen sin embargo patrones dermatoscópicos atípicos que pueden complicar mucho el diagnóstico en el nevo de Spitz-Reed presentando una distribución de colores y de estructura dispareja, pigmentación difusa irregular que se parece al velo azul blanquecino del melanoma o estrías irregulares propias de las lesiones malignas. En otros casos se presentan áreas grises aque no se pueden diferenciar dermatoscópicamente del melanoma e igualmente se reportan falsos negativos de melanoma que corresponden a nevos de Spitz-Reed atípicos o manifestarse raramente como un nevo de Spitz-Reed amelanótico o hipopigmentado con un patrón vascular puntiforme y vasos en forma de coma que debe ser diferenciado del melanoma amelanótico (11). Es por ello que todos los casos de nevos de Spitz o de Reed que evidencien un patron atípico o que se presenten en la edad adulta deben ser extirpardos quirúrgicamente y remitidos para su correcto diagnóstico histopatológico.

BIBLIOGRAFIA

1.- Reed RJ.; Ichinose H.; Clark WH. Jr. et al. Common and uncommon melanocytic naevi and borderline melanomas. Semi Oncol 1975; 2: 119 – 47.

2.- Ackerman AB, Mihara L. Dysplasia, dysplastic melanocytes, dysplastic nevi, the dysplastic nevus syndrome, and the relation between dysplastic nevi and malignant melanomas. Hum Phatol. 1985; 16: 87.

3.- Mooi WJ. Spitz nevus and its histologic simulators. Advances in Anatomic Pathology 2002; 9, 4: 209 – 21.

4.- Barnhill RL., Llewellyn K. Neoplasias melanocíticas benignas en Bolognia J., Jorizzo J., Rapini R. Dermatología 2004 Vol 2. Cap. 113: 1757 – 87.

5.- Argenziano G., Scalvenzi M., Staibano S., et al. Morphologic changes of a pigmented Spitz naevi from cutaneous melanomas. Br J Dermatol 1999; 141: 788 – 93.

6.- Steiner A., Pehamberger H., Binder M, ,et al. Pigmented Spitz nevi: improvement of the diagnostic accuracy by epiluminescence microscopy. J Am Acad Dermatol 1992; 27: 697 – 701.

7.- Blum A., Metzler G., Braun RP., Marghoob AA., Bauer J. Spitz and Reed nevi En: Atlas of Dermoscopy. United Kingdom 2005;Chapter 8f: 195-203.

8.- Sagebiel RW., Chinn EK., Egbert BM. Pigmented spindle cell nevus. Clinical and histologic review of 90 cases. Am J Surg Pathol 1984; 8: 645 – 53.

9.- Perusquía AM. Estrías. En: Atlas de dermatoscopía. México 2006; Capítulo 47: 30-32.

10.- Malhevy J, Puig S, Braun RP, Marghoob AA, Kopf AW. Handbook of Dermoscopy. United Kingdom 2006: 74

11.- Piccolo D, Lozzi GP, Peris K. Simuladores del melanoma. En: Dermatoscopia. H Cabo. Buenos Aires: Ediciones Journal S.A.; 2008. Capítulo 9.5: 211-227

12.- Soyer HP, Argenziano G, Chimenti S, Menzies SW, Pehamberger H, Rabinovitz HS, Stolz W,. Kopf AW. Dermoscopy of Pigmented Skin Lesions.Italy: EDRA Medical Publishing & New Media ; 2001: 142-143

 

Acerca de Uraga Enrique

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies