Inicio / Colaboradores / De Bitacoramedica / Micobacterias atípicas como complicación de mesoterapia

Micobacterias atípicas como complicación de mesoterapia

Tomado de Bitácora Medica

Por Dr. Raúl Fachin Viso

Se concluye que el 100% de los pacientes reportados con infección por micobacterias atípicas de crecimiento rápido fueron infectados por la aplicación de mesoterapia. No se describen otros métodos estéticos invasivos, por lo que sigue siendo la mesoterapia un mecanismo de alto riesgo para padecer este tipo de infección.

El género femenino fue el más afectado, ya que son las mujeres quienes acuden al uso de estos métodos estéticos con mayor frecuencia. Se reportó un paciente de 11 años de edad, lo que no se refleja en otros reportes. La mesoterapia no posee ningún protocolo en el uso de esquemas para el control de peso en adultos, aún menos en niños, no existen registros documentados de que sea un método adecuado y seguro para el control de peso.

En este reporte se describen un gran número de personas autodenominados “especialistas en estética” que realizan este procedimiento denominado “mesoterapia” en peluquerías, gimnasios, centros de estética e incluso, de forma ambulatoria en la calle; todo esto sin ninguna formación en el área de ciencias de la salud, y carentes del conocimiento sobre normas de asepsia y antisepsia que resguarden la salud de los pacientes.

Aunado a esto, es necesario enfatizar que las sustancias utilizadas para la mesoterapia no poseen control sanitario, lo que provoca que se incremente el riesgo de infección. Cabe destacar que un número importante de pacientes fue atendido, en consulta privada, por un médico especialista de un centro médico reconocido en la ciudad de Valencia, hecho que no garantizó que los pacientes fuesen infectados. Esto indica que no sólo el personal debe estar bien formado en el área, sino que el ambiente para procedimientos invasivos debe estar adecuado para esto, amen de que el uso indiscriminado de sustancias de procedencia dudosa sin control sanitario, aumentan los riesgos de adquirir este tipo de infecciones.

En un principio, se consideró el seguimiento de los pacientes, no solo en lo referente al diagnóstico y tratamiento adecuado, sino también en cuanto al tratamiento quirúrgico por exéresis de lesiones, drenaje simple de las mismas, y evaluación de las recidivas al año del tratamiento.

Se observó que, los pacientes bajo esquemas de antibióticoterapia ajustados a cada especie aislada, presentaron una tasa de curación cercana al 90%, independientemente de la especie, edad, sexo del paciente o si se realizaba exéresis o drenaje de lesiones. Así mismo, la escala de severidad no incidió en la resolución de la infección. Al igual que la recidiva fue independiente de la escala de severidad, antibióticoterapia y tratamiento quirúrgico.

En conclusión, el desconocimiento de todos los riesgos a los que se someten los pacientes al realizarse mesoterapia, la realización de dicho procedimiento en lugares no adecuados y el uso de sustancias sin ningún control sanitario, aumenta el riesgo de infección por mico bacterias atípicas de crecimiento rápido. De la misma forma, desconocer la clínica y la manera adecuada de cómo diagnosticar y tratar estos pacientes, retarda la resolución de la infección.

Fuente: Tomado del Boletín mes de enero de 2011 de la Academia Nacional de Medicina de Venezuela.

Acerca de Francisco Kerdel Vegas

Médico dermatólogo. Embajador y académico recibió Premio Martín Vegas de la Sociedad Venezolana de Dermatología. Individuo de Número de la Academia de Ciencias Físicas y Matemáticas de Venezuela (Sillón XIII, 1971). Doctor en Ciencias Médicas de la UCV. Vicerrector Académico (fundador) de la Universidad Simón Bolívar. Fue elegido directamente Individuo de Número de la Academia Nacional de Medicina Sillón XXIV en 1967, incorporado por su trabajo "Autorradiografía en Dermatología".

Un comentario

  1. Guillermo Planas Girón

    Me permito transcribirle un comentario de cierre del caso que expusimos en el “Foro dermatopatológico” en el mes de Abril de 2010, titulado: “Lipogranuloma esclerosante por modelantes asociado a depósitos de hierro IM como parte de un tratamiento antianémico”. Fue una discusión muy interesante y productiva. Los que quieran profundizar sobre la materia, pueden hacer un link con “Foro dermatopatológico”. En esa exposición varios ilustres colegas aportaron su experiencia y conocimiento sobre estos casos que cada día crecen a un ritmo exponencial.
    Decía entonces:

    Guillermo Planas Girón comentó:
    abril 24th, 2010 at 12:36

    Efectivamente Jairo, la presentación clínica puede ser variable tanto en sintomatología como en gravedad. Los primeros síntomas pueden aparecer en semanas, meses e incluso años. La aparición tardia del cuadro sintomático se ha estimado estadísticamente en unos 6 años y se han reportado casos hasta de 30 años posterior a la aplicación, o como bien lo mencionas 14 años o más dependiendo del tipo de sustancia, cantidad infiltrada, área anatómica y los factores de riesgo específicos en cada caso, como mencioné en comentario anterior.
    La publicación de Anderson D et al (Silicone granuloma in acral skin in a patient with silicone-gel breast implants and systemic sclerosis. Int J Dermatol (1996) es muy demostrativa de la distancia migratoria que pueden alcanzar estas sustancias (de la región mamaria al dorso de los pies), aparte de la asociación con afecciones autoinmunes como el aumento de la incidencia de esclerodermia en pacientes que se habían sometido a mamoplastia de aumento con silicón liquido. En la literatura se ha acuñado el término de “enfermedad humana por adyuvantes” entre ellas: LES, AR, enfermedad mixta del tejido conjuntivo, cirrosis biliar primaria, Sjögren, tiroiditis, morfea, etc. Hay cierto grado de controversia en este punto; algunos autores no han encontrado evidencia de asociación estadísticamente significativa entre silicón y afecciones autoinmunes.
    Es interesante destacar desde el punto de vista histológico que tanto las sustancias de origen de aceite mineral(parafina o petrolato) como aquellas reacciones granulomatosas observadas por la inyección de silicón líquido, ambos con fines cosméticos para el aumento de tejidos blandos y corrección de defectos faciales, producen el clásico patrón histológico en “queso suizo” cuya característica son las múltiples cavidades de variado tamaño llenos de material oleoso y/o derivados de un polímero de dimetilpolixiloxano, respectivamente. En los casos de aceite mineral (parafinoma) se pueden evidenciar las cavidades con su contenido oleoso en cortes congelados (no fijados) teñidos con Sudan IV u Oil Red O, aunque en menor intensidad que la grasa neutra.
    Sería de mucho interés que los jóvenes en formación observaran con detenimiento las fotos histológicas (Foto 4 a Foto 12) de este interesante caso: La foto Nº 4: (macro) se observa una cilindro de 12 mm de largo que trata de obtener la mayor cantidad de grasa. Obsérvese el color marrón-negruzco de la pieza producida por el abundante depósito de hierro en la dermis y en el TCS, dejando apenas una delgada capa de colágeno que separa la patología del epitelio(zona Grenz). En el resto de las fotos pueden observar la presencia de un verdadero granuloma gigantocelular a cuerpo extraño con los macrófagos y algunas células multinucleadas adosadas a la periferia de las cavidades, adelgazadas por la presión que experimenta la sustancia extraña inyectada. Muchos de estos macrófagos fagocitan parte o la totalidad del material extraño y a la vez fagocitan el nuevo material agregado (hierro) depositado en el espacio intersticial. Los haces del colágeno se hacen más gruesos, hiperplásicos con cierto grado de fibrosis (de allí la utilización del término lipogranuloma esclerosante, utilizado por algunos autores), otros se fragmentan y en ciertas áreas desaparcen sustituidos por el material extraño+ el hierro, formando un granuloma extenso y compacto.
    Gracias Jairo por tu participación.
    Continuamos conversando sobre el tema

    Un saludo cordial
    Dr. Guillermo Planas Girón
    Caracas-Venezuela

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies