Inicio / Colaboradores / De Bitacoramedica / La importancia de la Academia para jóvenes

La importancia de la Academia para jóvenes

Tomado de Bitacoramedica.com

Según nos informa el doctor Benjamín Scharifker, presidente de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, con el auspicio de dicha Academia y de la TWAS (Academia de Ciencias para los Países en Desarrollo, con sede en Trieste, Italia) se llevó a cabo recientemente la Primera Reunión de Jóvenes Investigadores y se fundó la “Red de Jóvenes Investigadores de Venezuela”, adscrita a la Academia.

También nos llama la atención el doctor Scharifker acerca de “la importancia de este tipo de agrupaciones que están surgiendo en diversas partes del mundo”, tal como lo destaca el editorial de la prestigiosa revista “Science” (10/12/2010) donde se menciona que dos Academias de Ciencias alemanas “reconociendo que la formación de científicos jóvenes sería la llave para reconstruir un ambiente científico fuerte y competitivo” crearon hace ya diez años “Die Junge Akademie” (la Academia de los Jóvenes), “una organización que intenta utilizar los recursos de ambas Academias de manera de fertilizar los campos de investigación con nuevas ideas, apoyar sus carreras, y al mismo tiempo vigorizar las viejas Academia al involucrar a la comunidad de científicos jóvenes en el trabajo crítico de políticas científicas.”

Es un paso lógico y necesario que complementa y culmina de cierta manera el programa de “Becas a Perpetuidad” iniciado con grandes esperanzas hace más de cuatro décadas, en que dos de nuestras Academias Nacionales, la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales y la Academia Nacional de Medicina, con el apoyo y activa colaboración de varios “Colleges” de las Universidades de Cambridge (votada este año como la mejor del mundo) y de Oxford (la más antigua de Gran Bretaña), para enviar jóvenes venezolanos, escogidos por méritos, a realizar estudios de posgrado en esas muy distinguidas casas de estudio.

Se estaba sembrando en aquel momento lo que ahora ambas ilustres instituciones académicas pueden cosechar, es decir, agrupar bajo su égida y orientación a esos profesionales -algunos todavía jóvenes, otros ya maduros- que habiéndose beneficiado de esos notables y generosos esquemas educativos, ya de regreso a Venezuela, cargados de conocimientos y desosos de contribuir a formar ese ambiente propicio al estudio, la investigación, la innovación y en general el avance de los conocimientos, colaboren estrechamente con las Academias en el cumplimiento de sus funciones rectoras en pro de las ciencias exactas y de la medicina respectivamente.

Ya lo he afirmado en otras oportunidades: “Tenemos el firme convencimiento de que este grupo de médicos venezolanos, seleccionados por la Academia, a quienes se les brindó generosamente la valiosa oportunidad de terminar su formación profesional especializada en dos de los grandes centros de la cultura occidental, acogerán con beneplácito e incluso entusiasmo, esta convocatoria de la Academia a integrarse y participar activamente en algunos de sus programas.”

Sea propicio el momento para aprovechar al máximo este valioso capital humano, formado con tanto esmero a lo largo de casi medio siglo y que la Academia Nacional de Medicina se relacione en forma original, creativa y pragmática con sus ex-becarios, para entablar con ellos un permanente diálogo, reducir la brecha generacional, y aprovechar sus conocimientos y experiencia, y así seguir cultivando en ellos su vocación por la investigación científica y su voluntad de servicio a la sociedad.

(*) Médico dermatólogo, Embajador y académico recibió Premio Martín Vegas de la Sociedad Venezolana de Dermatología. Individuo de Número de la Academia de Ciencias Físicas y Matemáticas de Venezuela (Sillón XIII, 1971). Doctor en Ciencias Médicas de la UCV. Vicerrector Académico (fundador) de la Universidad Simón Bolívar. Fue elegido directamente Individuo de Número de la Academia Nacional de Medicina Sillón XXIV en 1967, incorporado por su trabajo “Autorradiografía en Dermatología.

Por Dr. Francisco Kerdel-Vegas
diciembre 22, 2010

Acerca de Francisco Kerdel Vegas

Médico dermatólogo. Embajador y académico recibió Premio Martín Vegas de la Sociedad Venezolana de Dermatología. Individuo de Número de la Academia de Ciencias Físicas y Matemáticas de Venezuela (Sillón XIII, 1971). Doctor en Ciencias Médicas de la UCV. Vicerrector Académico (fundador) de la Universidad Simón Bolívar. Fue elegido directamente Individuo de Número de la Academia Nacional de Medicina Sillón XXIV en 1967, incorporado por su trabajo "Autorradiografía en Dermatología".

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies