Inicio / Colaboradores / De Bitacoramedica / 63a Paradoja: Literatura científica de ficción vs. literatura médica de ficción

63a Paradoja: Literatura científica de ficción vs. literatura médica de ficción

El creciente interés del público en general por lo avances científicos y sobre todo por la especulación de lo que se prevée pueda suceder en el futuro ha dado lugar al nacimiento y posterior crecimiento exponencial de ese nuevo sector literario llamado “ciencia ficción”, con un componente importante que podríamos llamar “medicina ficción”.

 

El más famoso de los autores que han cultivado este género literario es sin duda el francés Jules Verne (1828-1905), y en siglo XX han sido los ingleses George Orwell      –pseudónimo de Eric Arthur Blair-  (1903-1950) y Aldous Huxley (1894-1963), quienes más influencia han tenido, dadas sus perspicaces proyecciones de lo que puede significar para la sociedad la explotación torcida del potencial científico y tecnológico que es posible adivinar en un futuro próximo.  Aunque el ejercicio de la futurología es esencialmente una actividad imaginativa de mera especulación, cuando es realizada por mentes formadas y creativas, da lugar a interesantes especulaciones que a menudo toman el estilo literario de novelas, cuya influencia para toda una generación tiene una singular fuerza.

Orwell, en su libro “ 1984” (publicado en 1949) y Huxley en “Bravo Nuevo Mundo” (publicado en 1932) concentran su acción en dos nuevas tecnologías, cuya penetrante influencia estamos experimentando desde entonces. Orwell focaliza su trama en lo que hoy llamamos tecnología de la información, y en el posible poder que da al Estado, el “Big Brother”, que está en capacidad de manejar y manipular la vida social de sus ciudadanos a través del Ministerio de la Verdad y del Ministerio del Amor, una visión oscurantista de lo que puede llegar a ser –mediante la utilización de estos recursos-, un sistema de gobierno autocrático y totalitario.

Huxley por su parte explota la idea de lo que pueden lograr los avances presumibles de la biotecnología, desde el desarrollo in vitro de las criaturas, hasta la utilización de fármacos y hormonas para manipular la conducta de las personas.

Por fortuna, tal como lo establece Francis Fukuyama [127], después de más de 50 años de la aparición de estos libros seminales, se puede afirmar sin temor a equivocaciones que las predicciones tecnológicas han resultado ser ciertas, pero en cambio las de carácter político (en el libro “ 1984” ), completamente equivocadas.  El computador personal unido a Internet es el equivalente del “telescreen” de Orwell, “pero en vez de convertirse en un instrumento de centralización y tiranía, condujo exactamente a lo opuesto: la democratización del acceso a la información y la decentralización de la política. En vez del ‘Big Brother’ observándonos, la gente puede usar su PC e Internet para vigilar a ‘Big Brother’, por cuanto los gobiernos en todas partes se han visto impelidos a publicar más información acerca de sus actividades.” [128]

Equivalentes predicciones erróneas se hicieron con la aparición de la imprenta….

Acerca de Francisco Kerdel Vegas

Médico dermatólogo. Embajador y académico recibió Premio Martín Vegas de la Sociedad Venezolana de Dermatología. Individuo de Número de la Academia de Ciencias Físicas y Matemáticas de Venezuela (Sillón XIII, 1971). Doctor en Ciencias Médicas de la UCV. Vicerrector Académico (fundador) de la Universidad Simón Bolívar. Fue elegido directamente Individuo de Número de la Academia Nacional de Medicina Sillón XXIV en 1967, incorporado por su trabajo "Autorradiografía en Dermatología".

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies