Inicio / Colaboradores / Poesí­a y prosa / Tres poemas para la Edición 294

Tres poemas para la Edición 294

En esta oportunidad presentamos tres poemas.

  • El primero “Mujeres” nos lo envia nuestra amiga Dermatóloga del Paraguay y delegada por su Pais en Radla Dra. Victoria Rivelli
  • El segundo nos lo remite nuestro constante colaborador Dr. Adolfo Gomez Agamez de Montería Colombia
  • El cuarto del poeta Venezolano Cruz Salieron Acosta quien murió con Lepra. Este poema nos lo envía la Sta. Velitza Boada Gerente de Grupo ENBREL Pfizer

Mujeres,
a veces Marta,
a veces Magdalena,
a veces la samaritana.
Quién soy?
Un poco de todas,
un poco de barro,
un poco de sueño.
Tantas veces corriendo
detrás de pelusas ajenas,
hago y reclamo,
alegría extraviada
de un vacío
que desangra,
soy Marta.
A veces junto al pozo
esquivo la pregunta,
bajo la mirada,
huyo de la respuesta,
y me hundo en el abismo
de mi historia enredada,
soy la samaritana.
Otros tantos caminos
me han visto buscando
abrazos furtivos,
caricias prestadas,
nada que es mío,
solo el olvido,
soy Magdalena.
Son todas en mí,
soy yo en todas ellas,
todas me duelen,
fatiga que reclama descanso,
herida que busca sanarse,
brazos que anhelan tu cuerpo,
amor que ansía tu fuego,
verdad que necesita liberarse.
Y Tu de frente,
rescatándome en todas,
junto al pozo, junto al río
que tu mirada me basta
para liberar mi historia,
sin sentirme sola,
que tus palabras me bastan
para sanar mis heridas,
que tu amor me conquista
y me deja saciada.
Soy un poco de todas,
mujeres en mí,
un mismo sentir,
corazón trémulo
que se agita
al viento,
que teme romper sus cadenas
enfrentar su verdad,
barro y perfume
lamento y pasión,
que se acerca lento al pozo
que se abandona a tus pies
que espera en los siglos
seguir tu camino.

De: Victoria Rivelli La Asunción Paraguay

Vivencia
Para que acostumbrarme  a mirar
Solamente el pasado,
lo andado  quedó atrás y pendiente,
todo lo bueno  que haga en el presente

Dejo que pisen los otros su tormenta
lo que he recorrido y he dejado
Es un grato recuerdo  eternizado
que en silencio las noches alimenta

Que otros pasos repasen mis pasos
con nuevo afan ansiosos de fortuna
yo camino sin importar fracasos

Porque no pienso nunca en recaida
y si miro atrás solo encuentro trazos
del futuro  bueno que me guarda  la vida.

Adolfo Gomez Agamez Montería,  18 de mayo de 2011

AZUL

Azul de aquella cumbre tan lejana
hacia la cual mi pensamiento vuela,
bajo la paz azul de la mañana,
¡color que tantas cosas me revela!

Azul que del azul cielo emana,
y azul de este gran mar que me consuela,
mientras diviso en él la ilusión vana
de la visión del ala de una vela.

Azul de los paisajes abrileños,
triste azul de los líricos ensueños,
que no calman los íntimos hastíos.

Sólo me angustias cuando sufro antojos
de besar el azul de aquellos ojos
que nunca más contemplarán los míos

Acerca de Moncayo Luis

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies