Inicio / Colaboradores / De Bitacoramedica / Anécdota Médica – Conversación con Fernando Latapí

Anécdota Médica – Conversación con Fernando Latapí

Francisco Kerdel-Vegas
Comité editorial Piel Latinoamericana. Venezuela

Sucedió en las Ramblas de la ciudad condal de Barcelona (España) el año de 1967. Allí se llevaba a cabo el congreso del Colegio Ibero Latinoamericano de Dermatología, días antes del congreso internacional de dicha especialidad en la ciudad de Munich.

Iba paseando de noche por ese hermoso boulevard, cuando alguien sentado en una mesa de uno de los numerosos cafés del sitio, me llamó por mi nombre y me invitó a sentarme con él a conversar e intercambiar ideas. Era el muy reconocido y respetado profesor de dermatología mexicano Fernando Latapí. Yo lo conocía de reuniones anteriores y había leído sus trabajos y sabía de su influencia y de sus logros a favor de la dermatología en México, pero debido a la diferencia generacional distaba mucho de poder considerarme su amigo personal. Sin embargo, como sucede con cierta frecuencia, esa noche el ilustre profesor Latapí, un hombre de naturaleza reservada, tenía la necesidad de comunicar su indignación, y la casualidad me escogió para ese fin.

El motivo de su rabia e impotencia era lo que había ocurrido en Ciudad de México a su fraternal amigo el notable cardiólogo de fama internacional Ignacio Chávez. La merecida reputación del maestro Chávez, y muy especialmente su obra como fundador del Instituto Nacional de Cardiología, lo consagraron no solo como un gran médico, científico e investigador, sino también como un muy eficiente administrador. Debido a ese prestigio fue electo Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde implementó una serie de reformas que parecían imposibles de lograr. De allí surgió el gran reto de su exitosa carrera docente, ya que sus colegas profesores de otras facultades pensaron con toda propiedad, ¿si Chávez ha podido lograr los cambios deseados en la Facultad de Medicina, tal vez lo logre en la Universidad como un todo, si lo elegimos Rector?

Y efectivamente en pocos meses el maestro Chávez comenzó una serie de cambios importantes para su alma mater, algo que no pasaría desapercibido a los políticos, y entre ellos, a quienes un hombre de su integridad, honorabilidad e impresionante capacidad de trabajo, resultaba francamente incómoda. Han debido razonar … si Chávez tiene éxito y logra transformar ese monstruo académico (por el número de estudiantes), a alguien se le va a ocurrir que puede hacer lo mismo con el país, si lo eligen presidente, por lo tanto hay que detener ese “experimento” a tiempo.

Para ello, “los encapuchados” de siempre, no vacilaron en secuestrarlo, maltratarlo física y moralmente, en sus popias oficinas del Rectorado, no recuerdo bien por cuanto tiempo, y como dijo bien el gran escritor Octavio Paz, el día de su salida fue “un día de tristeza y vergüenza para la cultura mexicana”.

Latapí lo había visitado poco antes en su domicilio y estaba profundamente preocupado por la depresión en que estaba sumido su gran amigo.

Es una triste y lamentable anécdota de lo que son capaces esas mafias que controlan grupos irracionales y primitivos, pero es bueno recordarla en momentos de graves agresiones a las autoridades universitarias por aquello de que “guerra avisada no mata soldados”.

 

 

Acerca de Francisco Kerdel Vegas

Médico dermatólogo. Embajador y académico recibió Premio Martín Vegas de la Sociedad Venezolana de Dermatología. Individuo de Número de la Academia de Ciencias Físicas y Matemáticas de Venezuela (Sillón XIII, 1971). Doctor en Ciencias Médicas de la UCV. Vicerrector Académico (fundador) de la Universidad Simón Bolívar. Fue elegido directamente Individuo de Número de la Academia Nacional de Medicina Sillón XXIV en 1967, incorporado por su trabajo "Autorradiografía en Dermatología".

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies