Inicio / Colaboradores / Casos clínicos peculiares publicados en la revista Dermatitis

Casos clínicos peculiares publicados en la revista Dermatitis

Dermatitis de Contacto Alérgica inducida por butirato de hidrocortisona 17, simulando una Rosácea Papular. D’Erme A M y Gola M Dermatitis Sección Letters 2012 23(2): 95-96

Paciente femenina de 17 años de edad que consultó porque presentaba lesiones en piel de cara como parches edematosos con eritema que habían aparecido 24 horas antes de la consulta. Las lesiones eran de bordes definidos con pápulas, vesículas y pústulas. El interrogatorio reveló la automedicación con hidrocortisona tópica para tratar un enrojecimiento leve que había aparecido anteriormente. La paciente recibió tratamiento a base de prednisolona vía oral por 2 semanas en forma de dosis descendientes, desloratadina por 20 días y ácido fusídico tópico por 15 días. Los autores utilizaron furoato de mometasona por pocos días debido a la severa reacción inflamatoria.

Seis semanas después de finalizar el tratamiento se evaluó su sensibilidad de contacto con pruebas epicutáneas con el estándar de SIDAPA (Italia) de acuerdo a las recomendaciones del Grupo Europeo de Dermatitis de Contacto e Investigación, y con la serie de corticosteroides revelando a las 96 horas reacción positiva al butirato de hidrocortisona 17. El día 4, la paciente mostró una reacción a la mezcla de corticosteroides (hidrocortisona 21 acetato 1%, hidrocortisona 17 butirato 1% y budesonida 1%) de la serie estándar.

La alergia por contacto a los corticosteroides tópicos es un problema de relativa frecuencia. Fue descrita por vez primera en 1959 y la positividad en pruebas de epicutáneas es alrededor de 6% en los pacientes parchados que presentan reacciones eccematosas. La importancia de presentar este caso es la característica de las lesiones cutáneas de dermatitis de contacto que simulaba una rosácea. Este tipo de lesión alérgica por contacto puede ser producida por cosméticos o medicamentos como lo reportaron Jappe y col., (2008). Este caso clínico además nos recuerda la importancia de interrogatorio minucioso tratando de indagar la etiología de las lesiones de piel.

Jappe U, Shäfer T, Schnuch A, y col., J Eur Acad Dermatol Venereol 2008 22(10): 1208-14

 


 

Alergia vecinal: Una causa oculta de dermatitis de contacto aerotransportada de resina Epoxy Özkaya E Dermatitis Pearls & Zebras 2012 23(3): 124-125

Di PriscoPaciente femenina de 48 años de edad procedente de Turquía, acude a la consulta por presentar un eccema facial pruriginoso y resistente al tratamiento que envuelve también los párpados. Tiene contacto ocasional con barnices que los usa para trabajo con madera como manualidades desde hace 3 años. La paciente presentaba restos de pintura de uñas en los dedos de las manos que podría ser la causa de sus lesiones dermatológicas.

Se utilizó baterías del grupo Europeo de Dermatitis de Contacto para realizar pruebas epicutáneas que evidenciaron positividad a bisfenol A resina epoxy en los días 2,3 y 4. Además reacciones negativas a la serie de cosméticos, plásticos, colas y barnices.

En su infancia estuvo expuesta a pegamentos que contenían resina epoxy y barnices, pues su padre era carpintero. En esa época presentó lesiones faciales similares. Se indicó no utilizar pintura de uñas y no exponerse al material utilizado en su actividad de manualidades. Sin embargo, la paciente empeoraba. Las lesiones se exacerbaban después de limpiar el baño de su casa. La paciente vivía en un edificio donde las ventanas de los baños se conectaban mediante un conducto vertical para ventilación. Los vecinos del piso inferior realizaban trabajos de mantenimiento de muebles. Una visita a este sitio reveló que allí se utilizaba para el trabajo una pega que contenía resina epoxy y el componente curador o endurecedor amina cicloalifático (EPOTEC TH 7301, Bangkok, Thailandia). No había buena ventilación en este local, de manera que los vapores de epoxy llegaban directamente a la sala de baño de la paciente. Al mudarse la paciente a la casa de su hija, el eccema se resolvió completamente.

La resina epoxy es un conocido sensibilizante aerotransportado. Las reacciones se observan en alergias ocupacionales, en trabajadores de la construcción, constructores de barcos, pintores, carpinteros y técnicos de laboratorio que usan microscopios con aceite de inmersión.

Fue sorprendente encontrar que el alérgeno sensibilizante provenía de la casa de un vecino.

 

Acerca de Marí­a Cristina Di Prisco

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies