Recorrido

Recorrido

Por Martha Miniño
02-02-11 

Recorre mi piel,
se desliza y me toca de nuevo,
con suave impulso me retiene,
me aprisiona, me libera,
de nuevo me impulsa,
la seda de sus dedos invisibles me acaricia,
como pared quiere detenerme,
y sólo puede correr como ríos a través de mi.

 

Su primer beso, gélido,

su primera caricia fría,

ese primer abrazo casi insensible,

la piel tiembla, el cuerpo se niega.

 

Te retoma en su ser,

te baña y te besa con otro sabor,

sientes como te cubre, amorosa, confiada,

te libera, te suelta, apenas te abraza

cuando libre te deslizas

en sus sábanas cristalinas,

ahora tuyas, siempre húmedas.

 

El frío ha quedado atrás,

tu piel se libera, tu cuerpo estalla,

las burbujas te rodean,

estás en ella,

sobre ella te deslizas,

eres dueño, eres su ser,

te domina y le dominas,

estás en el agua,

sólo ella podrá detenerte.

Acerca de Martha Miniño

Un comentario

  1. Guillermo Avilés Vázquez

    LA PIEL, NUESTRO ÚLTIMO REDUCTO PARA ESTAR EN PAZ CON UNO MISMO. UN RECURSO INVALUABLE PARA POETAS Y NARRADORES.

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies