Inicio / De Interés / Comunicaciones Importantes / ¿Cuán efectivos y seguros son los inmunosupresores e inmunomoduladores para el tratamiento de la dermatomioitis y polimiositis?

¿Cuán efectivos y seguros son los inmunosupresores e inmunomoduladores para el tratamiento de la dermatomioitis y polimiositis?

Immunosuppressant and immunomodulatory treatment for dermatomyositis and polymyositis Gordon PA, Winer JB, Hoogendijk JE y colaboradores. Cochrane Database of Systematic Reviews 2012; 8: CD003643.

INTRODUCCIÓN

Las miopatías inflamatorias idiopáticas son tratadas frecuentemente con terapias inmunosupresoras e inmunomoduladoras. Sin embargo, no se conoce cuál es elTratamiento óptimo. El objetivo del presente estudio fue evaluar los efectos de los tratamientos inmunosupresores e inmunomoduladores en la dermatomiositis y la polimiositis.

PRINCIPALES RESULTADOS

Satisficieron los criterios estipulados diez estudios, en los que participaron 258 personas. De ellos, seis estudios compararon a los inmunosupresores o los inmunomodulares con un Placebo, mientras que otros cuatro compararon dos regímenes inmunosupresoress entre sí. La mayoría de los estudios eran pequeños (el mayor tuvo 62 participantes) y la mayoría con datos insuficientes para evaluar el Riesgo de Sesgo. A continuación se describen los principales resultados:

— Entre los seis estudios que compararon a los inmunosupresores con un Placebo, un estudio que evaluaba inmunoglobulina intravenosa (IgIV), mostró una mejoría estadísticamente significativa en los scores de fuerza muscular en el grupo de IgIV a los tres meses.

— Otro estudio sobre etanercept mostró cierta evidencia de efecto ahorrador de corticoides, pero no encontró efecto sobre otras medidas de evolución.

— Otros cuatro estudios que evaluaron cambio plasmático y leucoferesis, eculizumab, infliximab o azatioprina contra Placebo, arrojaron resultados negativos.

— En total, tres de cuatro estudios que compararon dos regímenes de inmunosupresores (azatioprina con metotrexato, ciclosporina con metotrexato, y metotrexto intramuscular con metotrexato oral más azatioprina) mostraron diferencia no significativa estadísticamente en cuanto a la Eficacia entre los tratamientos.

— El cuarto estudio, que comparó dexametasona oral en pulso con prednisolona oral diario, encontró que el régimen de dexametasona tuvo un tiempo más corto en cuanto a la recaída, pero presentó menor cantidad de episodios de efectos adversos.

— Los inmunosupresores se asociaron con efectos adversos significativos.

CONCLUSIÓN

Hay una falta de evidencia de buena Calidad sobre la Eficacia y la Toxicidad de los inmunosupresores para el Tratamiento de la miositis inflamatoria.

 

 

 

 

Acerca de Editores PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies