Inicio / Colaboradores / Cápsula de Amor No.35: Mi Maestro Latapí

Cápsula de Amor No.35: Mi Maestro Latapí

Desde ese lunes de marzo de 1960 hasta octubre de 1983 viví una relación de hijo a padre con el Dr.Fernando Latapí.

A Carmen y a mi nos recibió, en el pabellón 11 del Hospital General de México, muy amable, afectuoso, paternal. Nos hizo muchas preguntas y nos dió la bienvenida.

En el antiguo Centro Dermatológico Pascua recibí el curso de adiestramiento en dermatoleprología junto con nueve compañeros. Un curso en “inmersión total”, mucho estudio, día y noche, muchos pacientes. Yo felíz, estaba saboreando mi unión con la Dermatología, la iba conociendo más y más,  en su epidemiología, su propedéutica, su terapéutica, y, más me interesé por su sociología y su filosofía.

Siempre nos decía el Maestro, PRIMERO NO DAÑAR, nada de iatrogenias, cuidado con los antibióticos, CUIDADO CON LA CORTISONA.

EL MEJOR JABÓN ES LA PALABRA.

Diagnóstico oportuno, temprano, en los enfermos de lepra, para evitarles el daño cuando esta avanza. Acabar con el prejuicio. Cerrar los “lazaretos”.Tratarlos como a cualquier otro paciente de cualquier otra enfermedad. Atención en consulta externa y en hospital, cuando sea necesario. No recluirlos en leprosarios, ya no!.

Tenemos el medicamento que la cura, estamos en otros tiempos.

Hasta el cansancio nos repetía las ideas que quería que se nos quedaran bien grabadas. NOS COMUNICABA SU AMOR POR ESTOS PACIENTES TAN DESCRIMINADOS ANCESTRALMENTE.

Terminado el curso, a campaña. Me tocó Morelia, como lugarde residencia. El mejor lugar, porque fuí el mejor en el curso?, no creo, había compañeros muy brillantes.

Después de un año, más o menos, renuncié cuando no quiso autorizarme el cambio a Morelos. No me gusta la rutina y eso ya empezaba a suceder, después de los productivos meses de descubrimiento de tantos pacientes “virgencitos”, que nadie había atendido.

“Vas muy bien y te vas?”. “No me voy, solo le pido un cambio de lugar”,
“No, sigue donde estas”. “No, me voy, renuncio en este momento”.
No se enojó, no se alteró, solo, sonriendo me dijo, “de los arrepentidos es el reino de los cielos”. “Muchas gracias Maestro, adiós”.

Lo invité a inaugurar el servicio de Dermatología que fundé en el Centro de Salud de Cuernavaca y fué!.
Me llegó una paciente a mi consultorio privado, le digo, “en qué puedo servirle?”, ” fui a México a ver al Dr. Latapí y me dijo que para que iba allá estando usted aquï”. Ví la receta del Maestro con la fórmula que le encantaba de glicerolado neutro de almidón, oxido de zinc y vioformo, (un dia le pregunté que porque solo prescribía 0.3g. de vioformo, “de lo bueno, poquito”, me contestó). Le hablé por teléfono, “Maestro, gracias por la paciente”, de inmediato me dice, “cuándo vienes?”. También le dije,  “Maestro, dos cosas, su fórmula clásica ya tiene nombre, Crema Latapí”, ” no, no le pongas mi nombre”, “y, otra cosa más, por favor, suba sus honorarios, no es posible que yo cobre más”.

Empecé a ir a las sesiones del Pascua los jueves. El Maestro me invitaba a sentarme junto a él, me pedía que yo tomara la palabra, que opinara en relación a lo que se estaba tratando; me daba “tips dermatológicos”, por ejemplo, “en muchas ocasiones confórmate con dar tratamiento morfológico”.

Platicando, en otra ocasión, le hablé de mi Amigo Jesús y me dijo, “ahora vienes muy místico”.

“Tienes que hacer un Atlas Dermatológico Mexicano, hace mucha falta”.

No tenía yo los pacientes suficientes en Cuernavaca, ni los recursos fotográficos ni editoriales.

Que gusto, que años después lo realizó, con enorme éxito, mi querido amigo Roberto Arenas.

Actualmente, procuro enviarle fotografías  de mis pacientes con mi I Pad a Roberto, esperando que le sean de utilidad para nuevas ediciones de su Atlas.

El Maestro me dijo que preparara mi trabajo para ingresar a la Sociedad Mexicana de Dermatología. “Los micetomas en Morelos” fué mi trabajo de ingreso, mas la cena correspondiente que me ayudó a organizar mi querido Maestro Malacara, en el Chalet Suizo, en Plaza Miravalle (que memoria cuatito¡).

Años después me habló para decirme que asistiera al congreso de Zacatecas.

Estando allá me preguntó, “quieres el próximo congreso?”, ” si usted quiere, sí”, ” no, tu dime si lo quieres”. “claro que sí Maestro”.

En 1983, organicé el XII   Congreso Mexicano de Dermatología en Oaxtepec, Morelos. Recibí muchísima ayuda del Dr. Roberto Arenas y de la Dra.Pilar Arenas.

Ninguna comisión como era la costumbre al organizar congresos. Solo mi esposa Carmen y mis jóvenes hijos.
“En el mes de la luna más bella….”, así empezaba mi invitación al congreso.
Siempre he pensado que los congresos son una bella oportunidad para la convivencia amistosa ( y la combebencia de los borrachitos). Que no se hagan pesadas las sesiones científicas.
Así es que trabajabamos por la mañana y todas las tardes y noches a disfrutar. Una hermosa lunada, con colaboración de una muy romántica luna llena de octubre, fogatas, hasta juegos infantiles, imaginense al Maestro Latapí, de rodillas , recibiendo “su lechita”, por medio de un biberón que le sostenía mi hija Suad de doce años!!
En la clausura, el Maestro dijo: ” nunca había asistido a un congreso tan bien organizado y solo por el Dr. Atala, su esposa y sus cuatro hijos”.
Fué al último congreso al que asistió…

Acerca de Assad Atala Freyat

2 comentarios

  1. Dr.Oscar Bianchi V.

    A TAL MAESTRO, TAL ALUMNO. EXCELENTE SEMBLANZA DE LATAPÍ A QUIEN TUVE EL GUSTO DE CONOCER SIENDO YO JOVENCITO (NACÍ EN 1934)EN LA ÉPOCA DE JOSEFA NOVALES.
    Oscar

  2. ASSAD ATALA FREYAT.

    “XX ANIVERSARIO DE LA SOCIEDAD MORELENSE DE DERMATOLOGÍA DR. FERNANDO LATAPÍ”.

    22/07/13:

    MAESTRO LATAPÍ,

    NO DEBES MORIR,

    HACES FALTA AQUÍ,

    TIENES QUE VIVIR…

    NOSTALGIA, EL AMOR QUE QUEDA,

    PARA QUE NO MUERAS,

    ESTA SOCIEDAD

    SE CREA…

    NUESTRA SOCIEDAD

    NACE PARA TÍ,

    PARA CONTINUAR

    AMANDO, SIN FIN…

    A LOS ENFERMOS POBRES,

    Y A LOS POBRES ENFERMOS,

    DENLES LO MEJOR,

    SEAN, CON ELLOS, TIERNOS…

    LEPRA,TUBERCULOSIS,

    RICOS NO PADECEN,

    LOS ABANDONADOS,

    TU ATENCIÓN MERECEN…

    HEMOS ESTUDIADO

    TODA ENFERMEDAD,

    PARA, CON CUIDADO,

    SANAR CON PIEDAD…

    A VECES DESVIAMOS

    NUESTROS OBJETIVOS,

    PERO, ES NATURAL,

    ERRAMOS CAMINOS…

    QUEREMOS TRIUNFAR,

    HACIENDO LO BUENO,

    SANAR, PREDICAR,

    CUMPLIENDO ESTE SUEÑO…

    MORELOS MERECE

    SALUD CON AMOR,

    NUESTRA SOCIEDAD CRECE,

    ANHELANDO HONOR…

    “QUE VEINTE AÑOS NO ES NADA,

    QUE FEBRIL LA MIRADA…”,

    SEGUIREMOS CON PASIÓN,

    NUESTRA NOBLE VOCACIÓN…

    PRESIDENTAS MUY HERMOSAS,

    HAN LOGRADO SU OBJETIVO,

    Y, GRACIAS, A ESTAS PRECIOSAS,

    VEINTE AÑOS HEMOS CUMPLIDO…

    LEONOR, ETHELVINA Y DULCE MARÍA,

    Y PATRICIA, EN ESPECIAL,

    CON ESFUERZO Y ALEGRÍA,

    HAN GANADO UN TRIUNFO REAL…

    A MICHÈLLE Y A PEDRO HOTH,

    SU GENEROSA HOSPITALIDAD,

    EN ESTA BELLA CASA AZUL,

    DAMOS GRACIAS DE VERDAD…

    COLEGAS, AMIGOS, PADRINOS,

    AMADO SAÚL Y ROBERTO ARENAS,

    AHORA AUSENTE, BONIFAZ,

    FUERTE ABRAZO CARIÑOSO,

    Y VIDA DE AMOR Y PAZ…

    A TODOS LOS SOCIOS HERMANOS,

    DE ESTA AMADA SOCIEDAD,

    TOMADOS DE NUESTRAS MANOS,

    AMOR, Y FELICIDAD…

    A M É N…

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies