Piel


A medida que avanzas en los días
Y desde tu llegada hasta la muerte
No pierde sensación tus ardentias
Tampoco tu frialdad ante la suerte.

Anuncias el dolor sin cortapisa
La gracia de la gloria y sus deseos
Lo candido del beso y la sonrisa
Cuando te erizas al son de coqueteos

Nos cubres sin rasguños y te contraes
Cuando herida lloras un desconsuelo;
Tu olor nos persigue y nos atrae

Para amar también y con recelo;
Hablo de la piel que se distrae
Al roce de otra en su desvelo

 

Por Dr. Adolfo Gómez Agámez Monteria Colombia

 

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies