Piel


A medida que avanzas en los días
Y desde tu llegada hasta la muerte
No pierde sensación tus ardentias
Tampoco tu frialdad ante la suerte.

Anuncias el dolor sin cortapisa
La gracia de la gloria y sus deseos
Lo candido del beso y la sonrisa
Cuando te erizas al son de coqueteos

Nos cubres sin rasguños y te contraes
Cuando herida lloras un desconsuelo;
Tu olor nos persigue y nos atrae

Para amar también y con recelo;
Hablo de la piel que se distrae
Al roce de otra en su desvelo

 

Por Dr. Adolfo Gómez Agámez Monteria Colombia

 

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies