Inicio / Colaboradores / Lipomas voluminosos tratados con mini-incisiones

Lipomas voluminosos tratados con mini-incisiones

1a

Paciente masculino de 43 a. con lesiòn de la nuca, de consistencia moderada, que apareciò y creciò en los ultimo 10 a. (foto 1a).

La lesiòn era clinicamente compatible con el dignòstico de lipoma versus fibrolipoma.

El paciente quisiera eliminar la lesiòn evitando una cicatriz muy visible.

 1a1

Despuès de antisepsia, con marcador negro indeleble, trazamos una linea de aproximamente 5 cm paralela a las lineas de Langhan y encima de èsta trazamos otra lìnea de unos 2,5 cm en color verde (foto 1a1).

La linea verde corresponde a la incisiòn que serà realizada. Si se tratase de un fibrolipoma o de uno de esos lipomas difìciles de extirpar se puede aumentar la longitud de la incisiòn cortando sobre la lìnea negra hacia ambos extremos.

A menudo los lipomas de la nuca son fibrolipomas o son lipomas no muy fàciles de extirpar con incisiones cortas.

A continuaciòn inyectamos la anestesia local infiltrativa (lidocaina al 1 % con adrenalina 1:200.000 + bicarbonato de Sodio). Usamos una inyectadora de 10 ml. con una aguja 30Gx25 mm para realizare la primera inyecciòn e infiltraciòn de anestesia. Completamos la infiltraciòn usando una aguja 27g x 4 cm con el fin de evitar inyectar màs anestesia de lo necesario y evitando el dolor o el ardor durante la infiltraciòn. Fueron empleados 12 ml de soluciòn anestesica para infiltrar la zona delimitata en la foto 1a y hasta un centìmetro de piel sana alrededor.

La zona fuè masajeada por 2 minutos para obtener la màxima vasoconstricciòn en breve tiempo.

Inmediatamente despuès, realizamos un corte firme y profundo siguiendo toda la linea verde con un hojilla 15, llegando directamente a la superficie del lipoma.

Con una tijera curva de 14 cm despegamos la porciòn superficial (sub dèrmica) del lipoma.

1b

Despuès, con una pinza atraumàtica con extremos en forma de anillos y ayudàndonos con la tijera curva halamos, despegamos y extirpamos todo el lipoma(foto 1b) sin que fuese necesario aumentar la longitud de la incisiòn. Hay que explorar bien para evitar dejar fragmentos del lipoma para que no vuelva a crecer.

Aunque pràcticamente no hubo sangramiento, fuè realizada una hemostasia cuidadosa y a continuaciòn procedimos a cerrar la herida mediante puntos intradèrmicos simples separados con Vycril 2.0 y 3.0 y luego alternando puntos de colchonero y puntos simples, empleando la misma sutura, se cerrò la parte cutànea.

1c 

La foto 1c muestra la herida quirùrgica inmediatamente despuès de los puntos cutàneos.

1d

La foto 1d evidencia elresultado postoperatorio 12 meses despuès.

2a-2b

La foto 2a muestra la lesiòn antes del tratameinto y la foto 2b muestra el resultado post operatorio 12 meses despuès.

3a-b-c

La foto 3a mostra otro lipoma localizado en el antebrazo de unos 7x5cm, la foto 3b muestra la longitud de la incisiòn y la foto 3c muestra el voluminoso lipoma eliminado a travès de la mini-incisiòn.

 

Estàs de acuerdo? Còmo los habrìas tratado?

Tienes sugerencias?

 

Gracias por adelantado por tus comentarios y por compartir tus experiencias con los demàs.

Cordialmente,

Vito Abrusci
Dermatòlogo-Cirujano Dermatològico
Milano-Italia

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de Vito Abrusci

2 comentarios

  1. Nilton Di Chiacchio

    Os lipomas localizados no pescoço muitas vezes são não capsulados o que dificulta sua retirada completa. Alem disso as vezes são profundos. Desta maneira, por prudência, prefiro encaminhar esses casos para os cirurgiões de cabeça e pescoço.
    Os lipomas de membros, torax e abdome são na sua maioria capsulados e muito fáceis de serem removidos. Após anestesia local faço uma pequena incisão (1/3 do tamanho da lesão) e inciso a capsula que é muito fina. Usando o dedo indicador e polegar, comprimo o lipoma que sai facilmente. O fechamento da ferida faço com fio mononylon 4-0 ou 5-0. Costmo chamar essa cirurgia de “Cirurgia-minuto” pela rapidez.

  2. José R. Sardi B.

    Es muy cierto lo que comenta el colega Di Chincchio, los lipomas en la nuca no suelen ser fáciles de resecar; y hay dos componentes que muchas veces complican la situación, es el sangramiento y que la neoplasia esté por debajo o dentro del plano muscular. Esto lo digo por haberlo vivido; hace algún tiempo me hice operar un lipoma que tenía en la nuca, lo hizo un cirujano competente amigo mio -y como ocurre en oportunidades- practicó la operación sin ayudante; el procedimiento resultó sumamente complicado, por que además resultó ser un fibrolipoma, que tienen más dificultades para resecar.
    Dr. José R. Sardi B.
    Dermatólogo.
    Caracas. Venezuela.

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies