“LA PIEL”

Pergamino en que se escribe la historia de nuestros años.

Ujier que en el umbral del salón de la vejez nuestra entrada anuncia,
adornándonos con las arrugas que se producen al perder su juvenil elasticidad y lozanía,
como resultado de la desecación fisiológica, fiel compañera de su añejamiento.

Irremovible ropa que nos viste de distintos colores dependiendo de su pigmentación.
Interesante policromía que las razas define.

Pared que nos separa del mundo exterior y a la vez a él nos une.

Tenaz carcelera de la que escapar no podemos.
Interesante tejido que se estira durante nuestro crecimiento para luego encogerse,
ya cansada en vías de retiro, como justa protesta por sus largos años de incondicional servicio.

Cástulo Gregorisc
9/21/05

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies