Inicio / Colaboradores / Dermatitis de Contacto / Los materiales de cuero también contienen cobalto

Los materiales de cuero también contienen cobalto

Los materiales de cuero también contienen  cobalto. Fuentes de sensibilización y dermatitis alérgica de contacto  por metales.

Todos conocemos que la dermatitis alérgica de contacto (DAC) a metales tiene alta frecuencia especialmente al níquel.  Todos los grupos de DAC en el mundo presentan estadísticas similares y de muy alta frecuencia.

La sensibilización al cobalto es de menor frecuencia pero de difícil interpretación para los clínicos.

Un trabajo de investigación publicado en la revista Dermatitis de la Asociación Americana de Dermatitis de Contacto (Hamman y col., 2016) nos  presenta una revisión sobre el tema. Los resultados de este estudio confirman el contenido de cobalto en material de cuero.

Los metales níquel, cobalto y cromo son alergenos comunes que sensibilizan y causan DAC en individuos expuestos a ellos en cantidades y tiempo suficiente.

Níquel es el alérgeno más común,  estudios recientes que han usado la prueba colorimétrica para detectar níquel en diversos materiales han identificada diversas nuevas fuentes de exposición al níquel incluyendo teléfonos móviles, computadoras y otros productos electrónicos.

La alergia al cobalto es menos prevalente que al níquel,  y muchas veces coinciden ambas sensibilizaciones. Esta coincidencia se explica porque la exposición a ambos metales es simultánea ya que ambos coexisten en bisutería. Incluso ambos metales se encuentran juntos en la naturaleza.

Existen pocos estudios que evalúan fuentes de exposición al cobalto. El desarrollo del test colorimétrico para cobalto ha proporcionado más conocimientos sobre cuáles son las fuentes de cobalto. Es interesante conocer que el cobalto se libera con muy poca frecuencia de objetos electrónicos y de la bisutería. Sin embargo, en un estudio reciente realizado en Alemania (Uter y colaboradores 2014) se demostró que el cobalto se libera en cantidades apreciables de la bisutería sometida experimentalmente a la acción de sudor sintético durante 1 semana.

Es difícil para los clínicos identificar las fuentes relevantes de cobalto en los pacientes alérgicos Como el tratamiento y obtención de mejoría de los individuos alérgicos se basa en evitar el contacto, la no identificación de las posibles fuentes crea gran dificultad para lograr la mejoría del paciente.

Además de la coincidencia con la alergia al níquel, la alergia al cobalto puede coincidir con la alergia al cromo. Ésta se ha descrito con frecuencia en los trabajadores de la construcción como enfermedad profesional ya que ambos metales se encuentran en el cemento. Esta coincidencia se observa también en trabajadores de la odontología ya que los metales se encuentran en las herramientas de trabajo y en las amalgamas.

Como es ya conocido los materiales de cuero contienen cromo y son una fuente importante de este metal que produce alergia de contacto. El reporte de un caso clínico con dermatitis generalizada debido a alergia a cobalto demostró que fue producida por la exposición a cobalto contenido en un diván de cuero.

Hamann y colaboradores estudiaron 131 muestras de cuero para su contenido de cobalto mediante dos pruebas distintas: con una solución indicadora de cobalto y mediante espectrometría fluorescente  a rayos X. Luego en algunas muestras los autores utilizaron espectrometría de masa para detectar con más exactitud la cantidad del metal en muestras de cuero y expresarla en ppm.

De las 131 muestras de cuero 5 fueron positivas a cobalto cuando se usó la solución indicadora de cobalto.

La prueba de fluorescencia a rayos X reveló que 15% de las muestras contenían 1% o más de cobalto y 5% de las muestras contenían cobalto en una proporción mayor de 5%, es decir 300 ppm de cobalto  de acuerdo a la prueba de espectrometría de masa.

Cuando el contenido de cobalto era alto el resultado de fluorescencia por rayos X reveló resultados lineales cuando se trazó el gráfico contra los resultados de espectrometría de masa. La sensibilidad y la especificidad de las pruebas fue 100% cuando el contenido de cobalto fue mayor de 100 ppm y el límite para fluorescencia por rayos X fue mayor del 2%

De las 12 sub muestras analizadas mediante espectrometría de masa, 7 contenían cobalto en cantidades mayores a 1.100 ppm. De manera que la prevalencia de muestras que contenían cobalto en cantidades mayores a 190 ppm fue de 5% según los resultados del estudio que comentamos hoy. Este resultado es sorprendentemente alto y demuestra que  los productos de cuero pueden ser una fuente importante de sensibilización al  cobalto.  Un estudio realizado en Italia (Bovenci y colaboradores 2010) demostró que los trabajadores de fábrica de textiles y cuero tenían una prevalencia mayor de sensibilización por cobalto que los controles. La sensibilización a cobalto es mayor en pacientes con dermatitis de pies y en un estudio en Suecia (Prevodnik  2003) se encontró  cobalto en muestras de calzado de cuero.

Con la solución detectora de cobalto solo se determinaron 5 muestras positivas y solo 1 tenía un contenido mayor de 100 ppm de cobalto. Las 6 muestras que fueron positivas a cobalto cuando se usó la fluorescencia por rayos X  y se logró  determinar cobalto en un producto de cuero en 1 paciente.

En resumen la prueba con la solución detectora de cobalto no es totalmente adecuada ya que proporciona muchas pruebas falsas negativas. En clínica en los pacientes con pruebas de parche positivas a cobalto los autores no han sido exitosos detectando cobalto en las muestras propias de estos pacientes usando la solución. Es una prueba poco relevante, sin embargo, su uso en la consulta diaria es aceptado.

La técnica de fluorescencia con rayos X consiste en bombardear la muestra con alta energía de rayos X para posteriormente analizar el espectro emitido  por la muestra. Cada metal a estudiar tiene un espectro de emisión característico.  Es una prueba que detecta contenido mayor de 5%, mayor de 300 ppm de cobalto, es decir, altas cantidades. Es una metodología rápida, sensible y específica. Sin embargo, pudiera no detectar el cobalto en muestras con baja cantidad de cobalto pero que aun así pudieran ser capaces de producir sensibilización y alergia de contacto.

Los pacientes con  dermatitis alérgica de contacto reaccionan frecuentemente a varios metales al mismo tiempo. Se pensaba que se debía a reacciones cruzadas entre ellos, sin embargo, estudios clínicos y de laboratorio han descartado esta hipótesis.

Por ejemplo, el reto oral con níquel en pacientes con pruebas positivas simultáneas a níquel, cobalto y paladio, produjo reactivación localizada en los sitios de reacción a níquel y paladio pero no en el sitio correspondiente a cobalto. De manera que la explicación aceptada hoy día es que ha habido en esos pacientes exposición simultánea a varios metales. Por ejemplo, exposición a cobalto y cromo en trabajadores de la construcción y a cobalto y níquel en trabajadores con metales.

Recientemente se han postulado nuevos conceptos en relación a la exposición a metales.

La exposición a cromo y cobalto ha disminuido debido a la directiva de cromo  de la Unión Europea (2003/53/EC) que ha establecido limitar el nivel de cromo soluble en el cemento a 2 ppm.  Otro aspecto importante que contribuye a esta disminución es el precio cada vez más elevado del cobalto en Europa lo que ha llevado a la extracción del cobalto de los objetos de níquel de manera que la contaminación con cobalto es mucho menor.   Es conocido que el cromo se utiliza para el teñido y la preservación  del cuero por lo que una regulación para el contenido del cromo en el cuero ha sido introducida recientemente en la Unión Europea, sin embargo, esta regulación no afecta al cobalto ya que éste solo se usa en los tintes pre metalizados que se están usando cada vez más debido a que le da al cuero una resistencia superior para el lavado y la exposición a la luz.

Conclusiones:

Los autores proponen que los pacientes con múltiples alergias a metales son más propensos a haber estado sometidos a exposición a diversos metales y no tanto por existir reacción cruzada entre estos.  Ya que existe la presencia de varios metales en una sola fuente.
Evitar los alérgenos causantes de la DAC es el tratamiento definitivo  de manera que la identificación de la fuente es fundamental.
La prueba epicutánea positiva a cobalto es difícil de interpretar por lo que debería hacerse un esfuerzo en tratar de detectar la fuente, de allí la importancia de las metodologías descritas para confirmar la presencia del metal en los antígenos propios del paciente.
El cobalto se encuentra en altas cantidades  en el cuero.
La fuente relevante a metales requiere estudios más detallados.

Bibliografía:

  • Uter W y col., Contact Dermatitis 2014; 70(6):369-375
  • Hamann D y col.,  Dermatitis 2016; 27(4): 202-207
  • Bovenci R F y col., Contact Dermatitis 2010; 67(6): 225-231
  • Prevodnik A 2009; Swedish society for nature conservation

http://www.naturskyddsforeningen.se/sites/default/files/dokument-media/badshoesstink_0.pdf

 


 

original-01206501-201607000-00007-ff3

Diagrama ilustrativo de exposición  frecuente a diversas fuentes de metales  múltiple  o simple
Tomado de Hamann y colaboradores (2016)

Acerca de Marí­a Cristina Di Prisco

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies