Inicio / Colaboradores / Dermatología y Arte / Goya atendido por Arrieta (Goya, 1820)

Goya atendido por Arrieta (Goya, 1820)

goya-atendido-por-arrieta.jpg
Óleo sobre lienzo (117 x 79 cm); 
Minneapolis Institute of Arts.  Minneapolis.  USA.

En la parte inferior del cuadro figura esta inscripción, probablemente autógrafa, con la particular ortografía de la época: "Goya agradecido, á su amigo Arrieta: por el acierto y esmero con que le salvo la vida en su aguda y / peligrosa enfermedad, padecida á fines del año 1819, a los setenta y tres años de su edad.

Lo pinto en 1820". La pintura "es un autorretrato del artista moribundo al que sostiene su médico y participa de las visiones de pesadilla de sus Pinturas Negras (las figuras del fondo, aunque pueden ser amigos o sirvientes del pintor, pudieran representar demonios o Parcas que esperan su muerte). A la vez ex voto y muestra de agradecimiento a su médico, anuncia el respeto y exaltación de la ciencia que serán propios de finales del s-XIX, abandonando la sátira y la crítica burda dieciochesca de los médicos (matasanos, aliados de las Parcas)" que él mismo cultivara en alguno de sus Caprichos o de sus Sueños.
"Goya presenta aquí a su médico, no sólo como su salvador que le hace beber la medicina, sino como el amigo que le abraza y le conforta ante la presencia de la muerte. Goya, se imagina certeramente su sobrecogedora imagen en la agonía: la palidez del rostro, la mirada perdida, la boca entreabierta por la falta de aire o las manos que se aferran a los pliegues de la sábana nos transmiten su vivencia de la falta de la plena consciencia y del camino a la agonía". (Manuela B. Mena Marqués. Catálogo de la exposición Goya y el espíritu de la Ilustración. Madrid, 1988)
 

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

2 comentarios

  1. Qué difícil es hacer en este momento despues de leer el poema del Dr Rondón y la vida del Dr Tulio Briceño, hacer un copmentario sobre Goya, porque para mi Goya es el pintor AUTENTICO, por excelencia.Es considerado el padre del Arte Moderno, después obviamente del paso de Barroco. Expresó francamente sus pensamientos y creencias. Para entender a Goya debemos asimilar que su labror artística abarcó un período de unos 60 años, ya que murió a los 82. Quizá en muchas ocasiones sus desmedidas críticas sociales, sean simplemente el resultado de una mirada crónica que se centra sobre todo en las contradicciones que la realidad le ofrecía. En su junventud, aceptói felizmente el mundo como era (COMO TODOS NOSOTROS), durante sus años como adulto, cuando empezó a criticarlo y en su vejez, rodeado de sus fantasmas, llegó a ser amargo y desilucionado de la gente y la sociedad. Es por esto que esta obra me llega al alma. Diariamnente al salir a mi trabajo hago una plegaria: “Señor que hoy tenga capacidad de respuesta”. ESte artista “auténtico” deja de legado un acto de agradecimiento a la capacidad de respuesta de su médico. Una vez más el médico protagonista de esa humanidad “buena” que habita en nosotros.
    DRa. Raquel M Ramos M
    Valencia
    Venezuela

  2. la expresión de dolor y el plasmado magistral de la región cervical con una ligera inclinación, similar a la que se ve en su obra “los fusilamientos de la moncloa” de goya sólo se compara con los frescos de Miguelangel Buonarotti en “el juicio final” o con la reciente hurtada y luego recuperada obra de Edvard Munch “El grito”….

    …a propósito de robo de obras de arte.. que habrá pasado con la “odalisca de pantalón rojo” de H Matisse, sustraída del MACSI en 2002?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies