Inicio / Colaboradores / De Bitacoramedica / Medicine and body image

Medicine and body image

Bitacora medica
Francisco Kerdel-Vegas
MEDICINE AND BODY IMAGE
Resource Planning for the Poor
A Memoir by Terence Ryan

El libro MEDICINE AND BODY IMAGE. la autobiografía del profesor Terence Ryan. Libro de 312 páginas, en 12 capítulos y numerosas fotografías en blanco y negro.

De inicio debo declarar que admiro mucho a quienes cumplen con ese deber de hombres y mujeres que han hecho vida pública al recopilar sus esfuerzos y acciones y  ponerlos en blanco-y-negro para beneficio de sus congéneres. Una tarea más propia del mundo anglosajón que del latinoamericano.

Tal es el caso de mi dilecto amigo y colega dermatólogo británico Dr. Terence Ryan, con quien me tocó colaborar en diversas ocasiones en proyectos relacionados con la dermatología que quedan descritos y explicados en este libro de memorias.

Dados sus múltiples y variados intereses este libro es más que una aventura en el terreno de la especialidad dermatológica y nos lleva a conocer sus inquietudes melómanas, su sensibilidad social y sus consistentes esfuerzos por la investigación médica especialmente en dermatología y micro-circulación a lo largo de su ya dilatada existencia.

Terence proviene de una familia irlandesa radicada en Inglaterra y con prolongada permanencia en la India, lo que tal vez explica su constante interés a contribuir a solventar el problema de la pobreza a nivel mundial.

En lo personal me correspondió liderar con Terence Ryan, Alfred Kopf y Henning Grossman el proyecto del gran dermatólogo inglés Darrell Wilkinson, para que la creciente actividad internacional de los dermatólogos del primer mundo se extendiera más allá de congresos y otras tareas educativas e interesarse por quienes sufren de enfermedades de la piel en los países pobres del tercer mundo. En el congreso mundial de dermatología en Berlín el año de 1987 se creó la Fundación Internacional de Dermatología, con Alfred W. Kopf como presidente y Ryan y yo como miembros de la junta directiva.  Recuerdo bien que Al Kopf me invitó a desayunar a su hotel y me dijo: Ahora que estas ideas se han puesto en práctica y se ha establecido la fundación, es preciso determinar que vamos a hacer con ella.  No imaginaba en aquel momento que pocos meses más tarde iba a representar a Venezuela como embajador en el Reino Unido y desde Londres y en esa influyente posición poder seleccionar el país africano desde donde podíamos comenzar a actuar para cumplir los objetivos propuestos.  En ese momento la mayor parte de las organizaciones internacionales se había instalado en Kenya, ya que el vecino país, Tanzania, se había aislado deliberadamente hasta ese momento y su Alto Comisionado (el equivalente del embajador en los países de la Comunidad) me había manifestado su interés en nuestro proyecto.  Era necesario hacer una visita (de campo) para determinar el sitio ideal para comenzar a trabajar de inmediato.  Durante una reunión de representantes de países del tercer mundo, con necesidades de recursos humanos en el área dermatológica, previa al congreso de Berlín, había conocido y entablado duradera amistad con el dermatólogo alemán Dr. Henning Grossman que acababa de regresar de trabajar durante varios años en Tanzania, y estaba deseoso de cooperar en nuestro proyecto. Fue posible para mi, como embajador, solicitar ayuda de la compañía anglo-holandesa Shell, con sede en Londres, y gracias a ese apoyo, obtener la asistencia de British Petroleum, presente en Tanzania, para esa visita inicial a ese país. Sin perder tiempo, en pocos meses se pudo comenzar a trabajar, con el éxito bien conocido, del Centro de Formación Dermatológica en Moshi, en las faldas del Kilimanjaro en Tanzania, estableciendo favorables relaciones con el hospital local y con las autoridades de la nación. Este es solo un ejemplo de las diversas actividades filantrópicas en la que participó como promotor e ideólogo Terence Ryan.

Los títulos de los doce capítulos del libro dan cuenta de la diversidad de los temas tratados en el libro: antecedentes familiares, el mundo antes de la II Guerra Mundial, vida familiar y escolar, la Universidad de Oxford y la medicina hospitalaria, primeros años como médico, consultante en dermatología y establecimiento de un centro internacional de la especialidad, contribuciones en cinco continentes, servicios comunitarios regionales, el Green Templeton College, agenda de salud pública y dermatología, la vida después de retirarse, y evaluación final

Una vida llena de ejecuciones positivas, en un mundo globalizado de un verdadero líder de la especialidad, cuyos resultados han permanecido en el tiempo y en el espacio. Un auténtico ejemplo para las futuras generaciones de dermatólogos.

Acerca de Francisco Kerdel Vegas

Médico dermatólogo. Embajador y académico recibió Premio Martín Vegas de la Sociedad Venezolana de Dermatología. Individuo de Número de la Academia de Ciencias Físicas y Matemáticas de Venezuela (Sillón XIII, 1971). Doctor en Ciencias Médicas de la UCV. Vicerrector Académico (fundador) de la Universidad Simón Bolívar. Fue elegido directamente Individuo de Número de la Academia Nacional de Medicina Sillón XXIV en 1967, incorporado por su trabajo "Autorradiografía en Dermatología".

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies