Inicio / Colaboradores / Dermobiota / No solo son bacterias, también hay una micobiota en la piel

No solo son bacterias, también hay una micobiota en la piel

El cuero cabelludo forma parte de la piel. Se ha demostrado que en personas con caspa severa Filobasidium y Malassezia son los principales hongos encontrados. Acremonium está tanto en personas sanas como con caspa y se observa una desproporción en los géneros Didymella y Penicillium, en el cuero cabelludo de las personas, ya que el primero está abundantemente presente en personas sanas, mientras que el segundo en casos severos de caspa. Las enfermedades dérmicas aparecen cuando se rompe la barrera de la microbiota y hay una desregulación inmunológica; ya que como vemos, son los mismos hongos que conforman la micobiota humana, los que luego causarán infecciones. Está demostrado que los hongos participan en la producción de enzimas que pueden exacerbar estos procesos, al dañar las células del hospedero. Todos los seres humanos poseemos especies de los géneros Cryptococcus y Candida, el problema viene en las especies que compartan nicho. Se ha descrito que las especies Candida albicans, Cryptococcus diffluans y Cryptococcus liquifaciens son predominantes en pacientes con dermatitis atópica. Recordemos que la microbiota está conformada por biopelículas polimicrobianas. Las heridas crónicas tardan en sanar justamente por la gran cantidad de microorganismos presentes en la piel, dando lugar a infecciones polimicrobianas por Aureobasidium, Cladosporium, Curvularia, Engodontium, Malassezia, Trichtophyton y Ulocladium, e infecciones mixtas, es decir, ocasionadas por bacterias y hongos.

Malassezia es el principal hongo de la piel, pero puede convertirse en patógeno cuando la piel ya no está intacta, según la proporción de colonización específica del hospedero, la estabilidad relativa y los patrones de colonización no consistentes. El sobrecrecimiento de los hongos de la micobiota exacerba las reacciones atópicas de la piel por la capacidad de producir enzimas citolíticas y la secreción de inmunomoduladores.

Los hongos Ascomycota dominan tanto en personas sanas como en personas con caspa. Los hongos de Basidiomycota están muy aumentados en personas con dermatitis seborreica. Determinar todos los hongos que forman parte de la micobiota humana enfrenta severos problemas de investigación, entre ellos su biomasa, la cual es relativamente pequeña con respecto a todas las bacterias presentes en cada ecosistema o nicho humano. El otro problema es aislar el ADN de los hongos, ya que cuando se trata aislar el ADN de los hongos eucariotas, no de las levaduras, hay que emplear una combinación de enzimas, químicos y varios pasos de lisis mecánica. Otro escollo en la investigación de la micobiota es la técnica de secuenciamiento y, por último, las bases de datos o los bancos genéticos con secuencias de hongos, tienen poca información, por lo que hay muchos hongos que no han sido descritos aun en la micobiota humana.

La microbiota juega un rol fundamental en el mantenimiento de las estructuras de las biopelículas microbianas de los diferentes ecosistemas, el metabolismo, la fisiología humana, en la modulación de la respuesta inmune, la progresión de enfermedades; todo esto lo único que demuestra es que el descubrimiento de nuevas especies y géneros de hongos, aclarará su rol en las interacciones hongo/ hospedero. Los hongos que conforman la micobiota se pueden convertir en patógenos oportunistas, por el sobrecrecimiento de estos, como consecuencia del uso de antibióticos, los cuales, aprovechan el desequilibrio al eliminar una parte de la microbiota bacteriana de los ecosistemas.

Se sabe que el humano es el único hospedero del género Candida. Las principales especies son C. albicans, C. dubliniensis, C. glabrata, C. krusei, C. lusitaniae. C. parapsilosis, C. rugosa y C. tropicalis. A diferencia de las bacterias, las cepas de las levaduras en los diferentes ecosistemas humanos, son siempre las mismas de cada especie, por lo tanto, las comensales serán patógenas según las condiciones en los nichos de cada persona. Y esto lo logran las especies de Candida, gracias a su capacidad de adaptación, supervivencia, crecimiento en los cambios ambientales constantes, como la inmunidad o los dispositivos médicos. Cuando Candida está en sinergismo con los otros microorganismos del nicho es comensal (colonización asintomática), pero cuando entra en antagonismo con ellos, es un patógeno. Es fascinante el poder de transición morfológica que poseen las levaduras, que permite adherir e invadir las células del hospedero y conformar las biopelículas de todos los nichos donde se encuentran.

Lorena Abadía-Patiño [email protected]

Imagen “La micobiota en salud y disbiosis” es de la revista “Nature Reviews: Immunology”, puede estar sujeta a derechos de autor

 

Acerca de Lorena Abadía-Patiño

Bioanalista, Magister Scientiarum en Microbiología, mención bacteriología clínica, Doctora en Microbiología. Coordinadora del Laboratorio de Resistencia Bacteriana del IIBCA. Investigador-docente de la Universidad de Oriente. Autora de los capítulos 13, del libro Antimicrobial resistance in developing countries. Editorial Springer. Capítulo 133 del libro Homosapiens y Enfermedades Infecciosas. Fondo Editorial de la Corporación para Investigaciones Biológicas. Capítulo 7 del libro Uso apropiado de antibióticos y Resistencia Bacteriana de ReAct Latinoamérica. Capítulo 2 del libro Enterococci: Pathogenesis, Molecular Biology, and Antibiotic Resistance. Editor: Nova Science Publishers. Referee de varias revistas nacionales e internacionales. Editora invitada de Journal of Infection in Developing Countries. Locutora.

7 comentarios

  1. Pronto el manejo de las infecciones de la piel con antibioticos sera una aberracion historica de la terapeutica

    • Lorena Abadía-Patiño

      Mi estimado Piquero, no es tan tajante la respuesta; las infecciones micóticas se complican con infecciones bacterianas secundarias. Todo es relativo; una infección micótica debe ser tratada sin antibióticos. Pero si se complica, deberán emplearse antibióticos pues tanto bacterias como hongos conviven en el mismo microambiente y al alterarse una la otra prolifera y causa una infección secundaria. Lo importante es que el paciente acuda lo más rápido posible al dermatólogo, para evitar las complicaciones, pues mientras más se demore el paciente en recibir el tratamiento adecuado, más demorará en curarse y no se añadirán otros factores. Los microorganismos de todo el cuerpo, cualquiera sea su ambiente (ecosistema), forman biopelículas y los hongos, son la base de esa estructura por un mayor tamaño y menor número; los que abundan en todos los ecosistemas entre bacterias y hongos, son las bacterias. Es un efecto dominó, cuando uno se cae los otros sufren con ese…

    • dra Lorena Lo que intente explicar es que el manejo de las infecciones de cualquier tipo utilizando medicamentos ANTI va quedar en el pasado La biología ser mueve en manipulación de la microbiota residente para que sea ella la que actúe sobre las infecciones externas o desequilibradas

      • Lorena Abadía-Patiño

        Mi estimado Piquero, llámeme Lorena, usted tiene toda la razón, bendecida Semana Santa

        • jaime piquero martin

          Lorena: el tema de los probioticos me apasiona. Ahora ando luego de una charla oída al Dr Gaviria en Lima en manejar el acne y la rosacea sin antibioticos utilizando probioticos. La literatura no es muy amplia pero lo que he leido es alentador. En las proximas semana en Piel latinoamericana publicare esa revision que estoy haciendo. De repente y hasta podemos hacer un trabajo de investigacion. El problema estaria en que cepas de levaduraws y/o bacterias utilizar y cual dosis de ellas.
          Gracias por su interesante articulo

          • Lorena Abadía-Patiño

            El problema de los probióticcos es que no pasan mucho tiempo en nuestro cuerpo mi estimado Piquero. Es así que hay que estimular una mejer alimentación en las personas, para que las bacterias adecuadas y las levaduras necesarias, vivan en esos ecosistemas, para el equilibrio de la microbiota en general. Siempre a sus órdenes. Me puede escribir al correo [email protected].

            Felices pascuas

  2. jaime piquero martin

    Cierto, la dieta occidental de carbohidratos refinados y grasas saturadas generan disbiosis del microbioma intestinal que activa afecciones pro inflamatorias .
    Gracias de nuevo
    Jaime Piquero Martin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies