Inicio / COLABORADORES / Dermobiota / Eubiosis en el ecosistema microbiano de la piel

Eubiosis en el ecosistema microbiano de la piel

Ya es sabido por todos los lectores de Dermabiota, que el cuerpo humano está minado de microorganismos buenos. La piel, no escapa a ellos. Ya hemos escrito otras entregas aclarando este punto. De todos los órganos, la piel, es el más expuesto a cambios continuos (estructurales y funcionales), moldeando así la microbiota de la dermis. Estos cambios incluyen las variaciones de pH, temperatura, composición de los péptidos antimicrobianos, la pérdida transdérmica de agua, o el contenido lipídico (producción de sebo). Según los cambios que se observan en la piel, la población microbiana puede crear islotes de patogenicidad, que cuando se altera la fisiología de la zona, aparecen trastornos dérmicos. Cada ser humano posee características particulares que es lo que va a permitir, desarrollar una huella genómica microbiana única.

Una de las características patognomónicas del desequilibrio de la microbiota de la piel es la dermatitis atópica; entonces, yo les pregunto: ¿vale la pena mandar antibióticos sistémicos a esa persona que está pasando por ese proceso o vamos a comenzar a pensar desde su interior para restablecer el equilibrio perdido de lo invisible que me hace visible unas lesiones cutáneas? Pensemos en eso, vamos a buscar un tratamiento que tome en cuenta el problema inicial. ¿Qué fue lo que pasó? Se rompió el equilibrio microbiano y aparecieron lesiones. ¿Qué vamos a hacer? A respetar, reconocer y honrar esa microbiota de ese paciente que pide a gritos ayuda.

Esto no es un tema banal; la piel es la primera barrera contra los microorganismos patógenos del ambiente; no es solo tener una piel intacta, sino tener TODOS los microorganismos necesarios en cantidad y calidad, para poder luchar contra los patógenos. Esto es sencillo y quiero que lo visualicen así: si estamos en una sala de cine con todas las butacas llenas, ningún extraño puede entrar a sentarse, porque no hay puesto; esto es lo que se conoce como exclusión competitiva. Los microorganismos de la microbiota, son los que tienen cupo en las butacas de nuestra sala de cine, si dejamos huecos (matamos bacterias), cualquier patógeno se instala. Los microorganismos de nuestra microbiota, son los que modulan el sistema inmunitario; si no están en eubiosis (equilibrio), no hay una homeostasis que garantice la salud. Esta delgada e invisible capa de microbios es la interfaz que protege al ser humano de las agresiones del ambiente.

En particular, la composición de lípidos epidérmicos. se correlaciona fuertemente con la diversidad y composición bacteriana en los sitios de predilección por dermatitis atópica. Niveles más altos de ácidos grasos de cadena larga insaturados, favorecen una mayor abundancia de las propionibacterias lipofílicas y corinebacterias, porque carecen de una sintasa de ácido graso y requieren una fuente exógena de ácidos grasos libres. Cuando abunda Staphylococcus aureus, se asocia con concentraciones más altas de ceramida, lo cual aumenta en las lesiones de piel con dermatitis atópica.

Una deficiencia hereditaria de la proteína estructural epidérmica filagrina (FLG) se asocia con cambios importantes en la composición de las comunidades microbianas, independientemente del sitio del cuerpo. Hay estudios que demuestran que la deficiencia hereditaria de filagrina causada por una sola mutación del gen FLG afecta hasta 10% de la población general, que tiene resequedad generalizada de la piel causada por alteración de la formación del estrato córneo y su riesgo de desarrollar dermatitis atópica es mucho mayor. Todos los pacientes con deficiencia de FLG muestran una reducida diversidad microbiana, mayor abundancia de firmicutes, y disminución de Proteobacterium, en particular del género Acinetobacter, el cual es capaz de suprimir la respuesta de citocina contra S. aureus. En pacientes con psoriasis, hay mayor abundancia de Actinobacterias, especialmente de Propionibacterium.

La dermatitis atópica se caracteriza por anomalías generalizadas de la función de barrera cutánea con defectos en la diferenciación de queratinocitos, expresión inadecuada del péptido antimicrobiano, sensibilidad innata comprometida y considerable activación, que puede contribuir a tales alteraciones de patrones de colonización cutánea. Hay una asociación entre la gravedad de la dermatitis atópica y la abundancia del género Corynebacterium así como del filo Proteobacteria. Los cambios cutáneos eccematosos parecen tener un efecto dramáticamente más fuerte sobre la diversidad y composición bacteriana que, por ejemplo, el sitio del cuerpo, subrayando el importante papel de la inmunidad de la piel en comunidades microbianas y que las alteraciones de las estructuras de la comunidad bacteriana son más pronunciadas en lesiones crónicas que agudas. Se los pido, pensemos en el equilibrio microbiano y tendremos salud. Honrar a la microbiota, es no usar antibióticos sistémicos, cuando se pueden usar antibióticos locales.

 

Acerca de Lorena Abadía-Patiño

Bioanalista, Magister Scientiarum en Microbiología, mención bacteriología clínica, Doctora en Microbiología. Coordinadora del Laboratorio de Resistencia Bacteriana del IIBCA. Investigador-docente de la Universidad de Oriente. Autora de los capítulos 13, del libro Antimicrobial resistance in developing countries. Editorial Springer. Capítulo 133 del libro Homosapiens y Enfermedades Infecciosas. Fondo Editorial de la Corporación para Investigaciones Biológicas. Capítulo 7 del libro Uso apropiado de antibióticos y Resistencia Bacteriana de ReAct Latinoamérica. Capítulo 2 del libro Enterococci: Pathogenesis, Molecular Biology, and Antibiotic Resistance. Editor: Nova Science Publishers. Referee de varias revistas nacionales e internacionales. Editora invitada de Journal of Infection in Developing Countries. Locutora.

6 comentarios

  1. Distinguida Dra.
    En esta oportunidad hace usted un llamamiento que debe ser escuchado por distintos estamentos de la práctica médica-odontológica. Además existe una propensión de parte de la población, favorecida por la dispensación de antibióticos de manera indiscriminada para “tratar” problemas dentarios, urinarios, ginecológicos, digestivos…que multiplican o potencian el desequilibrio que menciona. La “lógica biológica” como yo la llamo desde hace unos cuantos años, no será comprendida, en tanto los intereses comerciales de los antibióticos de uso sistémico no vuelvan al marco regulado por las buenas prácticas de prescripción y dispensa.
    Me complace leer sus artículos, con los cuales coincido.

    • Lorena Abadía-Patiño

      Mi estimado Dr. Casanova, gracias gracias gracias por sus comentarios para mi escrito; es un placer cuando algo que uno dice resuena en el otro para bienestar de los pacientes. Pues al final de cuentas, yo trabajo para ustedes y ustedes para los pacientes. Y si, el abuso de los antibióticos viene en muchos niveles y el cambio de consciencia no va a llegar a todos; los antibióticos se han vuelto ansiolíticos, es impresionante la cantidad de antibióticos que están siendo utilizados con los pacientes de Covid-19. Lo he dicho en varias conferencias dadas este año, los antibióticos no tienen ningún efecto sobre los virus y a propósito de ello, les estoy preparando un artículo que espero les sirva para entender algunos procesos más básicos; el poder de curación está dentro, no afuera y si matamos a la población sanadora, ¿cómo pretendemos sanar? Es bien conocido que pueden ocurrir infecciones secundarias y si una población entiende perfectamente eso, son los dermatólogos, pero, no todos los pacientes con Covid-19 van a hacer una neumonía bacteriana que amerite realmente antibióticos; al contrario, su uso, es aberrante para el cuadro clínico del paciente.

  2. Miguel A Vera Serret

    Excelente comentario y base de la enfermedad en general y aplicativo a nuestra área la Dermatología Que se debe insistir en las. Escuelas de enfermería medicina y especialidad en general sobre este importante principio. Del equilibrio de la piel

    • Lorena Abadía-Patiño

      Agradecida y honrada Dr. Vera, por favor, encárguense ustedes de educar a sus pacientes; no podemos permitir que esto siga ocurriendo; una golondrina no hace verano dicen muchos, pero de grano en grano, la gallina llena el buche. Paso a paso, daremos en diferentes ambientes las herramientas necesarias para el entendimiento de muchos, de cuáles son las consecuencias de un “por si acaso” injustificado; el miedo no es el arma de accionar racionalmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies