Inicio / De Interés / Notigalderma / Estudio Europeo, aleatorizado, controlado con Placebo, comparativo entre TFD-MAL, Crioterapia y 5-Fluoruracilo en individuos con enfermedad de Bowen

Estudio Europeo, aleatorizado, controlado con Placebo, comparativo entre TFD-MAL, Crioterapia y 5-Fluoruracilo en individuos con enfermedad de Bowen

La enfermedad de Bowen es una forma persistente del carcinoma escamoso intraepidérmico (in situ), que afecta principalmente a mujeres mayores de 60 años1,2.

Las lesiones de la enfermedad de Bowen se presentan generalmente en la región inferior de las piernas como placas eritematosas bien delimitadas con un borde irregular y una superficie costrosa y descamativa, que se agrandan progresivamente3. Existe una variedad de opciones terapéuticas entre las que se incluye la crioterapia y el tratamiento tópico con 5-fluoruracilo (5-FU).

Descargar artícuulo:

comparat-tfd-en-enf-bowen.pdf

Acerca de Laboratorios Galderma

Un comentario

  1. Desde el punto de vista de un criocirujano este estudio adolesce de al menos dos limitaciones:

    1. La imposibilidad de hacerlo doble-ciego.
    2. El hecho de que la criocirugía es extremadamente dependiente del operador.

    A vuelo de pájaro llama la atención que el éxito de esa modalidad fuese de solamente 66%. Reportes de Gloria Graham y criocirujanos de equivalente competencia siempre exceden al 90%.
    El halo alrededor de la lesion no se especifica en el reporte. Mis estudios sugieren que no debe ser de menos de 5 mm. sostenidos por al menos 30″.

    La barra de placebo debe substraérsele al menos en parte a la del éxito atribuido a la combinación de luz+aminolevulinato.

    Por otra parte, el uso de terapia fotodinámica está en su infancia. Quién puede negar que una tercera dosis no hubiera resultado en mayor número de respuestas completas?

    De momento, la modalidad me parece inconveniente de aplicar y relativamente costosa.

    Finalmente, estoy de acuerdo con que los resultados cosméticos son superiores a los de la criocirugía.

    En conclusión, todas las modalidades mencionadas y algunas más tienen cabida en el manejo competente de la Enfermedad de Bowen. A veces en combinación.

    William.

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies