Inicio / Colaboradores / El Librero / El Pasajero de Truman

El Pasajero de Truman

trumanTítulo: EL PASAJERO DE TRUMAN
Autor: Francisco Suniaga
Género: Novela Histórica
Editorial: Melvin, 1ª.reimpresión,Febrero 2009,Caracas
Diseño de Portada: Gustavo Gonzalez
Edición Fotográfica: Vasco Szinetar
Páginas:302
Monto aproximado: 75 BsF (34 $ al cambio oficial)

Sobre el autor: Francisco Suniaga (1954) es venezolano , de La Asunción, isla de Margarita. Es abogado internacionalista y profesor universitario. Columnista de varios diarios de circulación nacional. En el campo de la ficción literaria ha publicado cuentos y relatos en medios nacionales y regionales. En el 2005 publicó su primera novela, La otra isla, bien acogida por crítica y público. (Tomado de la Contraportada del libro reseñado)

Sobre la obra: El libro narra la trágica historia de Diógenes Escalante (1877-1964) abogado y doctor en ciencias políticas, a través del reencuentro de dos actores importantes de la vida diplomática y política del país: Humberto Ordoñez (nombre real Hugo Orozco) y Román Velandia (nombre real Ramón J. Velásquez) ; quienes estuvieron muy cerca del personaje central y de los acontecimientos. En el ocaso de sus vidas deciden romper 50 años de silencio. La identidad real de los narradores imaginarios es develada cuando ya está muy adelantada la obra y esto le imprime una especie de magia y suspenso al relato. .. muy bien logrado !.

Diógenes Escalante era tachirense ;para los que nos leen de afuera, Táchira es un Estado fronterizo ubicado en el sur oeste del país limítrofe con Colombia. Son los Andes venezolanos por eso a los oriundos de esa zona se les llama “andinos” . Todos los nombres y personajes que van a leer en los dos próximos párrafo eran andinos, condición importante para cualquier aspiración política de la época.
Sin duda, fue el azar ó el destino el que le abrió las puertas a la carrera diplomática en tiempos rurales de Cipriano Castro. Como una especie de pago o deuda personal a su tío Calixto Escalante, fallecido en un combate montonero, “El Cabito” lo nombra cónsul en Liverpool y a partir de allí hace carrera diplomática en las diferentes embajadas del viejo mundo y en la Sociedad de Naciones (posteriormente ONU).De Cipriano Castro decía Escalante :”era capaz de plantearse como posibles los disparates mas grandes y encontraba gente dispuesta a matar y morir por ellos, era psicópata y psicopatógeno, es decir, estaba loco y tenía la insólita cualidad de volver locos a los demás” p.43 .. .. la historia es cíclica indudablemente.


Estuvo en tres oportunidades a punto de ser Presidente de Venezuela: en la crisis de 1931 cuando la dictadura del General Juan Vicente Gómez ya estaba desgastada y caduca, surgió su nombre para sustituirlo .En 1941, en tiempos del General Eleazar López Contreras, se pensó en enaltecer la figura de la Presidencia con un civil y nuevamente surge el nombre de Diógenes Escalante ; una maquiavélica jugada de los militares impidió que esto se diera. En 1945, cuando el General Isaías Medina Angarita piensa en un sucesor, surge la figura del diplomático. Propuesto como el hombre de la transición política, el candidato ideal, el hombre consenso por primera vez entre militares y civiles; pero una jugarreta del destino le arrebató nuevamente esta posibilidad: una enfermedad mental que venía gestándose poco a poco y que dio varias señales que no quisieron ver pero que llegó, lo obliga a abandonar sus ideales y su patria para siempre y con él se esfumó de nuevo la apertura democrática configurándose una verdadera fatalidad para este país en la década siguiente.

El texto está en buena parte centrado en la personalidad de Diógenes Escalante, un hombre educado, quien se había preparado por mucho tiempo para ejercer ese rol, hombre elegante, físicamente atractivo, cortés , organizado, conocedor de varios idiomas y con una visión democrática bastante sólida.

En el transcurso de su vida diplomática, específicamente en Washington,entabla amistad con el entonces senador desconocido por Missouri, Harry Truman. Compartieron buenas veladas, buena comida, buenas conversaciones, su gusto por la música jazz y se revela el norteamericano como un excelente pianista; él llegaría a ser Presidente de Estados Unidos. Esta amistad perduraría en el tiempo, incluso Escalante se va de Venezuela en el avión presidencial norteamericano la vaca sagrada (sacred cow) …. fué sin lugar a dudas “el pasajero de Truman” …

El libro está escrito en una prosa elegante, bella, sencilla, reflexiva, conmovedora, con ese agradable hablar del venezolano de antaño muy diferente a la verborrea escatológica actual. Se deleitarán con anécdotas sorprendentes e insólitas de nuestra historia e invita a la reflexión acerca del origen de la situación actual de nuestro país. No dejen de leerlo ¡!


Amalia Panzarelli
Caracas, 11 de Abril de 2009

Acerca de PanzarelliI A. | Planas G.

2 comentarios

  1. Confieso que el Dr. Francisco Suniaga era para mí un autor totalmente desconocido, pero en uno de nuestros frecuentes encuentros que tengo con mi compadre en restaurantes de la capital, y donde hablamos de lo humano y de lo divino, me ofreció de ese autor un libro que lo había cautivado: “La otra isla”, libro que leí dos veces. Excelente descripción de la idiosincracia de los naturales de la isla de Margarita, pués allí se desarrolla la novela, donde afloran situaciones realmente dramáticas en un matrimonio alemán que se vino a la isla a buscar nuevos horizontes. El vicio por la pelea de gallos hundió en la perdición al joven alemán, y su mujer tuvo que recurrir a los “consejos sentimentales y carnales” de un mulato fornido , empleado suyo en el pequeño restaurant que tenían a orillas de la playa. Pero mejor no sigo describiéndosela, para que adquieran la novela, escrita magistralmente por Suniaga.

    Tengo la impresión que el “Pasajero de Truman” es su primera novela histórica, donde narra la atracción desmedida que significó la Presidencia de la República para Diógenes Escalante, un personaje de gran cultura, internacionalista, pero totalmente desconocido en los medios políticos de la época en Venezuela, porque hasta tenía más de 20 años que visitaba al país. Esta atracción por el poder, se le convirtió en una verdadera obsesión. Los políticos de la época trataron de buscarse un personaje capacitado , desconocido, pero que fuese suceptible de ser manipulado por los tentáculos partidistas detrás de bastidores.

    En unos de sus geniales diálogos con quien fue su secretario privado, Hugo Orozco (Humberto Ordoñez en la novela), depositario de muchos de sus secretos que aun hoy día desconocemos, le decía…..”La Casa Blanca y Washington conforman una unidad, el Palacio de Nariño y Bogotá son armónicos, la Casa Rosada y Buenos Aires son tal para cual, pero Miraflores es un engendro arquitectónico que en nada se parece a Caracas, Humberto. Paradójicamente, por ser nosotros hijos de la contradicción, resulta que Miraflores es lo que nos corresponde, es la sede perfecta para poderosos ignorantes y confundidos que nunca han distringuido entre mandar y gobernar. Miraflores nos viene como anillo al dedo, Humberto.

    Lamentablemente, Diógene Escalante, cuando estuvo a punto de asumir el poder en la época de Medina, entró en una crisis que ya se venía gestando desde que estaba en el exterior, tal vez una ezquizofrenia, que lo inhabilitaba para cargo de tal alta responsabilidad. Y pensar que tanto psicópatas y sociópatas se han sentado en esa silla.

    Amalia, fíjate que curiosamente intelectuales como Rómulo Gallegos, Diógenes Escalante y Arturo Uslar Pietri, por diferentes motivos, no pudieron demostrar su valía al mando de la primera magistratura. Así le sucedió a Vargas Lloza en Perú. Cultura , cultura y mas cultura es lo que necesitan nuestros pueblos.

    Gracias Amalia por permitirnos conocer un poco mas de nuestra historia. Felicitaciones por la selección y el análisis que haces de la obra.

    Tengo la esperanza que plumas como Suniaga, continuen su producción literaria para nuestro deleite. De igual modo abrigo la esperanza que William Ospina (inteligente autor colombiano) no se quede en su magistral y primera novela “Ursúa” donde nos ralata las perispecias de los primeros conquistadores que se alojaron en tierras latinoamericanas.

    Un saludo cordial,
    Dr. Guillermo Planas Girón
    Ccs-Venezuela

  2. Estupendo comentario del Dr Planas Girón.
    Tampoco sabía quien era era el escritor pero como dice Efraín Subero Garúa en la contraportada:
    “Yo no sé como se hizo escritor Francisco Suniaga; pero si sé que es un magnífico escritor. No solo sabe escribir -que es lo más fácil- sino que sabe narrar- que es lo mas difícil”.

    Es un libro realmente conmovedor, narra la gran tragedia del pueblo venezolano.. buscar salidas mágicas e inmediatas en manos de “iluminados” muchos de ellos psicópatas y psicopatógenos .

    Libro ampliamente recomendado.

    Amalia Panzarelli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies