Inicio / De Interés / Comunicaciones Importantes / TESTIGO DE HORROR, LA PIEDRA BAJO EL SAL

TESTIGO DE HORROR, LA PIEDRA BAJO EL SAL

ELPAIS.COM/Reportaje
El escritor nicaragüense Sergio Ramírez retrata Haití, el país más pobre de América. Miseria, vaivenes políticos y falta de futuro atenazan a una población acostumbrada al abandono. Segunda entrega de esta serie con la que Médicos sin Fronteras y ‘El País Semanal’ quieren rescatar del olvido a las víctimas de la violencia.

Haga clic aquí para leer el reportaje


Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

2 comentarios

  1. Al leer este interesante articulo sobre la realidad actual de Haiti (segun se dice el pais mas pobre de America) me vienen a la memoria las imagenes de una vieja pelicula de la decada de los 70 que, si mal no recuerdo, se titulaba algo asi como QUEMADA O QUEIMADA. La historia transcurria a fines del siglo 18 o comienzos del 19 en un pequeño pais centroamericano o africano (no recuerdo muy bien) colonizado por Francia y habitado mayoritariamente por esclavos de raza negra quienes en un momento dado se levantan en armas contra sus patrones de turno. Para poder lograr su cometido deben pactar con emisarios de la corona britanica quienes lo proveen de armas para llevar adelante esta revolucion que finalmente culmina de manera favorable para los esclavos quienes invaden triunfantes el palacio de gobierno donde se encuentran conque los ingleses que los habian ayudado pretendian participar del nuevo gobierno. Embriagado por la victoria, y aun manchado con la sangre de sus enemigos, el lider de los esclavos decide expulsar tambien a los ingleses que se encontraban en abrumadora inferioridad numerica. Entonces el emisario britanico intenta hacerle entender que para poder gobernar un pais aparte de las armas hacían falta maestros para educar a los niños, expertos en negocios para generar divisas, médicos, etc (todo ésto en la ficcion). El lider de los esclavos (una especie de Espartaco de color) comienza a mirar a su alrededor y solo ve a pobres individuos sucios y vestidos con harapos (cuando no semidesnudos) que solo sabian aprendido a guerrear ademas de ser esclavos y de pronto se dio cuenta que el ingles tenia razon (tambien en la ficcion). Termina la pelicula con los esclavos peleando contra los ingleses (que habian alentado la insurreccion contra los franceses) quienes finalmente triunfan por la armas e instauran un régimen similar al anterior solo que bajo otra bandera.
    Lo que ocurre en Haiti, asi como en esta pelicula, se merece una reflexion:
    Que dificil resulta ayudar a paises cuyo modo de vida no tiene (aunque parezca insolito en el siglo 21) mucho que ver con la cultura occidental y que, para colmo de males, cuando se acercan a ésta suelen absorber mas la parte negativa (o sea los vicios) que la positiva.
    Tuva la oportunidad, durante un viaje; de conversar con un importante miembro de una ONG (Organizacion no gubernamental) quien me referia la gran cantidad de veces que habían intentado llevar ayuda a algunos paises africanos asolados por la guerra civil entre tribus y cuantas veces se habian visto defraudados puesto que los alimentos y medicinas enviados eran canjeados por los jefes tribales por armamentos y, quien sabe que otras cosas, en los mercados clandestinos.
    O sea: Si se canaliza la ayuda a traves de los líderes locales muchas veces ésta no llega a la gente, en tanto que si se intenta hacerlo directamente (pasando por alto a las autoridades locales) algunos lo van a interpretar como INGERENCIA EXTRANJERA EN CUESTIONES INTERNAS y hasta VIOLACION DE LA SOBERANIA.
    Por aparte, ¿como estamos tan seguros que en esos paises la gente quiere vivir en democracia? No se pueden destruir de un metrallazo siglos de geografia social (como decía un conocido escritor mexicano cuyo nombre no recuerdo).
    La democracia no se puede imponer a la fuerza y el cambio de mentalidad va a llevar mucho tiempo y seguramente llegara de la mano de líderes locales que sepan entender que en los tiempos actuales no se puede vivir desconectado del progreso tecnologico cientifico del resto del mundo (con todos sus defectos y virtudes).
    Por último vaya un homenaje para los MEDICOS SIN FRONTERAS, colegas que arriesgan la vida en lugares hostiles ayudando a seres humanos a los cuales no los une mas que el vinculo de la raza, o sea, la raza humana.
    Para todos un respetuoso saludo

  2. Aclaración:
    El escritor mexicano al que hago referencia es Francisco Bulnes quien en la página 10 de su libro titulado EL VERDADERO DIAZ Y LA REVOLUCION ,Editorial Contenido, 1992 Mexico(referido al caudilo mexicano Porfirio Díaz) dice: ……”los revolucionarios que al fin llegan a sentir que el progreso no es ni puede ser un metrallazo contra millares de siglos de geologia social………..”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies