Inicio / De Interés / Mancheta & Viñeta / El punto fundamental

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

4 comentarios

  1. EL REY DEL TERROR.

    ¿Cuál es la diferencia entre Posada Carriles y Gaddafi? Posada voló un avión comercial cubano, en 1976, produciendo 73 víctimas, y Gaddafi voló un avión comercial norteamericano, en 1988, matando a 270 personas, tan inocentes como los pasajeros del avión de “Cubana”. ¿Cuál es la diferencia? Ambos son crímenes de lesa humanidad, crímenes horrendos, reconocidos por sus perpetradores, quienes, como todos los fanáticos y talibanes, se jactan de ellos, por que matan en nombre de la “Historia”.
    La carrera infernal del Rey de Reyes (no es joda; así lo denomina la Gaceta Oficial en la cual aparece el decreto que le concede la Orden del Libertador. Se necesitan riñones…) no se detuvo ante el avión de Lockerbie. En 1989, voló un DC-10 francés, en Níger, matando a sus 170 pasajeros. En 2002, Gaddafi admitió su responsabilidad en el crimen y se comprometió a indemnizar a los familiares de sus víctimas. Lo mismo hizo en 2003 con el atentado de Lockerbie.
    Convicto y confeso.
    El 5 de abril de 1986, una bomba explotó en “La Belle”, discoteca berlinesa, frecuentada por soldados gringos. Tres muertos y 200 heridos. Reagan ordenó como represalia el bombardeo de Trípoli y Benghazi, en un típico acto de terrorismo de Estado, tan repugnante como el libio. Eso llevó a Noam Chomsky a denunciar, con razón y en los términos más enérgicos, el terrorismo de Estado yanqui e israelí, pero erigiéndose, a su vez, en fiador de los libios, de los cuales dijo que no había ninguna prueba que demostrara su responsabilidad en lo de la discoteca. Diez años después, en 2004, la “Fundación Gaddafi” anunció el pago de indemnizaciones a las familias afectadas en la voladura de “La Belle”, con lo cual quedó demostrado cuánta razón tuvo siempre Lenin al expresarse con el mayor desprecio de los que él mismo bautizara como “tontos útiles”, esas almas candorosas, políticamente cretinoides, a lo Chomsky, dispuestas siempre a excusar o convalidar o negar cualquier crimen, siempre que haya sido cometido en nombre de “la Revolución”.
    En diciembre de 1985, el Rey de Reyes había llevado a cabo atentados terroristas en los aeropuertos de Roma y Viena y un año antes, uno de sus matones, desde la propia sede da la embajada Libia en Londres, había asesinado a tiros a una agente de policía británica que transitaba por la calle.
    Este es el prontuario del criminal al cual Chacumbele colmó de elogios y con el cual piensa copatrocinar una conferencia mundial nada menos que para “redefinir” el concepto de “terrorismo”. Estrechar lazos políticos y hasta personales con aquellos regímenes y líderes que son la negación de todo valor democrático y meramente humano niega los muy estimables propósitos de la Cumbre afro-suramericana.
    Dejemos a las grandes potencias de uno y otro signo, la hipocresía e infinito cinismo que caracteriza su modo de relacionarse con toda clase de criminales-siempre que sean “los que contesten el teléfono”-, pero los venezolanos tenemos derecho a exigir del gobierno un mínimo de decoro y de respeto por su propio pueblo a la hora de escoger sus amistades en el planeta. Con esta clase de gestos, Chacumbele “machorreó” la Cumbre y hace más verosímiles las aprensiones que ya se riegan por el mundo en torno a sus cada vez más turbias políticas.
    Teodoro Petkoff
    Tomado de TALCUAL.
    1.10.09

  2. Me pregunta un amigo colega de Brasil quién es Chacumbele: le respondo- Un importante político y editor del diario TalCual, le acuñó el sobrenombre (apodo, no confundir con apellido en Portuguez) de “Chacumbele” al presidente de Venezuela, hugo chaves f. Ese personaje Chacumbele, proviene de Cuba, al parecer era un tipo muy popular, que parrandeaba mucho y que debido a las tantas mujeres que frecuentaba, una de ellas le mató por celos, luego hubo una guaracha (ritmo cubano) en su “honor” escrito por Alejandro Mustelier y dice así:
    Como una mujer de fuego/
    Oh mujer de cabaret/
    vas en busca de tu amante/
    que ayer noche se te fué/
    yo no puedo detenerte/
    por qué llamar la atención/
    tengo ganas de perderte/
    sin poner mi corazón/
    parrandeando por las calles/
    de La Habana noche y día/
    no te acuerdas caramba/
    refunfuñando que ayer noche se mató/
    Chacumbele que estaba aburrido de sufrir/
    el mismito se mató/

    al decir de T. Petkoff la política de chavez lo esta “matando”., el mismito…
    Dr. José R. Sardi B.
    Dermatólogo. Caracas.

  3. El día que se le otorgo la orden Libertados a semejante engendro, pensé “que pena con mi compadre”, dicho popular venezolano. Que diría el Libertador, él que pensó, que moral y luces eran nuestras primeras necesidades, quien dio su vida para que nuestro país progresara y fuese libre. Será que somos instrumento ciego de nuestra propia destrucción o si sobreviviremos a Chacumbele, espero que sí, por mi, por mis hijas y por mi querida patria.
    La orden Libertador, estaba reservada para insignes personajes de la vida publica (politicos, cientificos, estadistas, etc.), con comprobados meritos y de un ejemplo moral intachable, tal vez algunos condecorados salían de esta descripción, pero nunca como el último, a quien tan bárbaramente le fue otorgada. Que pena con mi compadre.
    Luz Marina Aular.
    PD: Ojala el tipo no se tarde tanto, digo Chacumbele.

  4. La Orden Libertador, para nuestro pesar y verguenza está muy prostituida, ya Mugabe y Luckachenko tambien la tienen y no les extrañe que pronto se la otorguen a Osama Bin Laden, a Ilich Ramírez “el chacal”, a Joao de Gouveia y a Adolfo Hitler (post mortem).

Responder a Panzarelli, Amalia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies