Inicio / Sección Inicial / Deutero - Midrash / Midrash: El Rey Saúl

Midrash: El Rey Saúl

Saúl ,hijo de Kish de la tribu de Benjamín fué una de las figuras más notorias y bien descritas de la Biblia.Hombre  apuesto,fuerte ,bien dotado y valiente fué  ungido primer rey del  Israel unido. El texto bíblico lo describe con rasgos inolvidables y dibuja un cuadro clínico inconfundible el de la psicosis maníaco-depresiva con paranoia.

Cominenza con grandes y merecidos éxitos y popularidad.Muestra habilidad marcial y política.Luego, se hace notoria una rigidez creciente, unas iras  casi irrepresibles y asesinas pero  también la existencia de una fuerte conciencia y sentimientos de culpa y de arrepentimiento que frenan por lapsos a lo anterior pero que lo hacen impredecible. Su contrapunteo con David , otra figura de rasgos muy acusados ,señala  de modo claro el juego de las ambivalencias que existe no sólo en Saúl sino  también en David. Este último tuvo una relación filial muy estrecha con Saúl  lo temió,lo combatió y lo amó.Para hacer más complejo e interesante el cuadro clínico y dramático que  dibuja  el libro de Reyes. David tuvo una relación amistosa muy estrecha con  Jonathan hijo y heredero de Saúl. La Biblia no lo aclara; pero hay quien haya visto características homosexuales en esta estrecha relación; aún cuando nada  de lo posterior en la historia de David muestre esa tendencia.

Jonathan muere en batalla contra los filisteos. Saúl conocedor de esa muerte y participante en esa batalla se suicida. El Arca de la Alianza es capturada por los filisteos y todo parece indicar el fin del reino de Israel. No fué así,por supuesto y David crea un protoimperio malogrado décadas después por una conspiración entre Egipto y un  traidor.

El punto que llevo a los lectores de piel es la importancia de la historia clínica y del interrogatorio y la observación para decidir la conducta tanto en las relaciones humanas, en el análisis de la historia como en la práctica de la medicina.

Tratar a  un paciente sin conocerlo, sin entenderlo sin evaluarlo es muy posible y puede ser curativo pero no es medicina.Sentar al paciente frente al médico,ver  y analizar su mirada y los movimientos de las manos.El tono de la voz la posición del cuerpo en la silla. Ver cómo responde a las preguntas usuales. Entrar en su trabajo ,sus problemas sus relaciones es fundamental no quizá para catalogar  a una enfermedad de la piel.Esto se puede hacer muchas veces con la simple inspección; sino para conocer la mejor forma de manejar y tratar al paciente y de devolverle el bienestar que es al fin de cuentas el  objeto de la medicina.  También es posible saber cuándo será difícil o imposible retornar ese bienestar,  y cuándo el destino será trágico por una u otra causa. La historia clínica y la historia a secas no son sino facetas de una misma piedra.

Mauricio Goihman Yahr

Acerca de Mauricio Goihman Yahr

Individuo de Número Sillón XXVII, Academia Nacional de Medicina. Dermatólogo, Profesor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies