Inicio / Sección Inicial / Deutero - Midrash / La Esposa del Rabino

La Esposa del Rabino

En las pequeñas comunidades judías de la Europa Oriental e incluso aquí en Venezuela. La religión tiene que ver con todas las actividades vitales ; incluso las más biológicas y básicas. Los Rabinos  tienen con frecuencia que dar instrucciones no sólo sobre aspectos teológicos o morales ó sobre resolver disputas sino sobre cosas como  pureza ritual de alimentos,pureza y oportunidad de relaciones sexuales..Puede casarse una mujer que menstrúa? y Qué pasa con la noche nupcial??.

Las respuestas rabínicas se hacen a preguntas concretas de miembros de la congregación.. Se decía con frecuencia que si el rabino estaba ocupado o si no se le entiende, se le  puede preguntar a la esposa ,la cual a veces es más clara y accesible.S e pudiera pensar que los rabinos deben ser claros en sus explicaciones y decisiones  y   podrían preguntar si  son bien comprendidas sus palabras.

Pensé en esto en la mañana de hoy. Fuí a una farmacia a comprar algo.Casi siempre lo hace mi esposa pero tuve que hacerlo hoy yo mismo. Había alguna gente en el local, pero no tanta y sin embargo la cola no se movía. Noté pronto la causa. Los clientes estaban interrogando a un empleado a quien llamaban “el Doctor”. Era un hombre ya maduro de aspecto agradable el cual  hablaba con claridad y aparente autoridad. Las preguntas eran a veces muy sencillas …Qué tiene para la tos? Hay algo para el dolor de barriga?  Pero otras eran complejas y las planteaban clientes (o diré pacientes?) los cuales tenían recetas médicas en sus manos,.Ví  de reojo la de un colega dermatólogo. Las preguntas  no eran fáciles. Una señora ,canaria por su acento, pidió  un esteroide y Somergan , basándose en una receta. El “Doctor” le informó que  no tenía Somergan sino Crotanol y además con gran paciencia le informó las veces al día que tenía que aplicarse el Crotanol e inmediatamente después el esteroide. Yo  iba a abrir la boca pero incaracterísticamente decidí cerrarla. El “Doctor” no tenía la culpa. El era como la mujer  del rabino. Proporcionaba la información que tenía ,correcta o no, pero lo hacía con paciencia y claridad.La gente lo entendía y lo apreciaba…El médico, lamentablemente con frecuencia, está interesado en el diagnóstico y en el correcto tratamiento.. pero cree que al escribirlo todo está listo pero no es así. No lo es, aunque todo esté escrito a máquina o con computadora.. Hay que hablarle al paciente de una manera clara, con afabilidad y paciencia y esto no es fácil.. pero es imprescindible..  Si no lo hacemos así nuestros pacientes consultarán a  otras personas  y no pocas veces resultarán tratamientos inefectivos o nocivos. Seamos claros y seamos pacientes .. aunque no nos resulte fácil.

Mauricio Goihman Yahr.


Acerca de Mauricio Goihman Yahr

Individuo de Número Sillón XXVII, Academia Nacional de Medicina. Dermatólogo, Profesor.

10 comentarios

  1. eSTIMADO DOCTOR:
    su anecdota es Encantadora, y completamente pertinente a la medicina que nos toca vivir como espectadores en nuestros dias.
    Recordemos que muchas veces tambien nos toca o nos tocará a nosotros como pacientes….
    cordial saludo
    ANGELA SEIDEL

  2. José R. Sardi B.

    En muchas oportunidades he vivido la fábula que ilustra el Dr. Mauricio Goihman Y. como suelo, o mejor solía ser muy entrépito, una vez presencié una barbaridad de un vendedor en una farnacia, no me contuve y le reclamé al dependiente que no era correcta su postura, que estaba equivocado. De vaina no me comió, él y el comprador. Ahora pueden estar vendiendo cianuro por agua de azucar, y ni me inmuto.

    Dr. José R. Sardi B.
    Caracas. Venezuela.

  3. Luz Marina Aular M. (Valencia-Vzla)

    Al Dr. Goihman, gracias por la su buena anecdota, es bueno que gende de experiencia, le recuerde a los mas jovenes, el beneficio de la paciencia.
    Al Dr. Sardi jajajajajaja, una risotada por tan buen comentario, una vez un “señor” me dijo que “no fuera entrepita, q el le pregunto fue al del mostrador”, estonces estoy como usted ni me inmuto.
    Saludos
    Luz Marina

  4. Juan Antonio Chassaigne

    Felicito al Dr. Goihman por traer algo cotidiano pero no por eso menos importante a este blog. Supuse que era un nuevo libro de Noah Gordon y al leer me di cuenta del tema comentado. En mi caso lo que cuenta el Dr Sardi y la Dra Luz Marina me sigue pasando con mucha frecuencia y ha llegado mucho mas allá, incluso solicitando la presencia del Regente o el Gerente, enemigos me he ganado muchos en las Farmacias. A mi todavía me cuesta mucho contenerme y hacerme el que no es conmigo después de 20 años como Profesor Titular en Farmacología y Terapéutica
    Saludos cordiales
    Juan Antonio

  5. Amalia, Panzarelli

    Como los anteriores colegas, también he presenciado unos disparates mayúsculos, creo que hasta darían risa para no entrar en detalles, si los contara. Las Farmacias se han convertido en un sitio donde se ejerce ilegalmente la medicina, se cambian récipes, se convence a la persona que tal o cual marca es la mejor, se venden medicamentos controlados por “debajo de cuerda” , la venta libre de antibioticos es tremenda e irracional… y quien sabe que más.
    También me han llamado entrépita o entrometida, de manera que ahora procuro callar y he optado por alejarme del sitio hasta que me toca mi turno.

    Amalia Panzarelli
    Dermatólogo/Caracas

  6. Mauricio Goihman

    He visto con satisfacción que mi último Midrash fué leído y ha tocado una tecla sensible. Agradezco la gentileza de los diferentes comentaristas.Sin embargo se dice bien que al publicar un artículo,pieza o libro, el autor tiene un hijo el cual posee vida propia…no necesariamente la que el autor(padre) previó. En mi mente, el énfasis fundamental de este Midrash no era el ejercicio ilegal de la medicina por parte de empleados de farmacias u otros legos …sino el hecho que los médicos no explicábamos bien las cosas o no le llegábamos a los pacientes y así ellos se veían obligados a recurrir a otras personas.
    En todo caso gracias por tener la gentileza de leerme.
    Mauricio Goihman

  7. José R. Sardi B.

    Desde luego que el autor del texto le da la importancia que lo indujo a escribir, y yo si me dí cuenta por donde “venían los tiros” del Dr. Goihman. Pero- creo haberlo comentado en alguna oportunidad- no es que no se le explique al paciente la manera de actuar, es que determinados pacientes no entienden nada de lo que se les dice. Yo me veo en unos “vaporones” con el enfermo de origen asiático, árabe, extranjeros que no dominan el español porque viven en un “claustro linguistico” o tienen poco tiempo en el país. Y desde luego muchos “criollitos” no rebuznan porque los bautizaron a tiempo, éstos tampoco entienden un comino.
    Dr. José R. Sardi B.
    Dermatólogo.
    Caracas. Venezuela.

  8. Maria Amparo Correa

    Excelente su comentario! Dr. Goilhman .
    Esto pasa en todos lados, en mi pais es frecuente,y efectivamente uno como Medico debe dedicarle al Paciente el tiempo suficiente para explicarle, algunas veces despues de 30 minutos de consulta pensando uno en que ya le explico al Paciente lo que tiene y las indicaciones medicas (salen con cada pregunda que en conclusion, no entendieron nada ! ) y vuelve uno a expllicar lo mas breve y sencillo.asi es esto. Y pienso que la consulta dermatologica es mas larga, porque uno tiene que explicar a veces temperatura del agua , como aplicarse las cremas que uno indica (no tallar la piel ),en fin! medidas generales que a veces es tan importante como el medicamento a usar o tomar .Saludos, Sonora ( Mexico )

  9. Jaime Piquero Martin

    Revisando el artículo-anécdota del Profesor Goihman y los comentarios que este suscitó me topé con un articulo publicado en “Cochrane Database of Systematic Reviews 2010; N° 7: CD000336” por Nkansah N, Mostovetsky O, Yu C y colaboradores titulado “Effect of outpatient pharmacists´ non-dispensing roles on patient outcomes and prescribing pattern” el cual considero que esta acorde con lo hasta ahora comentado.
    El grupo Cochrane, examino el papel que los profesionales farmacéuticos de países avanzados estan teniendo desde hace algunos años
    La idea general era evaluar las ventajas y desventajas de la intervención de farmacéuticos en actividades tales como la supervisión de la tensión arterial, el pedido de pruebas de laboratorio, la supervisión de la medicación total prescrita por dos o más médicos a un paciente determinado (con especial preocupación por evitar duplicaciones), la evaluación de la pertinencia de las prescripciones, el control genérico sobre la calidad de vida actual del paciente, el asesoramiento y la educación sobre temas puntuales.
    Todas esas actividades la encuadraron en cuatro puntos:
    1. valor que asumían para los pacientes los servicios y tareas desempeñados por el farmacéutico y que antes estaban a cargo de otros profesionales de salud, esencialmente médicos
    2. valor para los pacientes de los servicios y las tareas asumidas por farmacéuticos y que antes no se prestaban
    3. valor para el desempeño profesional de los médicos de servicios o tareas antes en manos de otros profesionales, y ahora prestados por los farmacéuticos
    4. valor para los médicos de servicios o tareas que antes no se prestaban.
    Al evaluar la considerable ampliación verificada en las funciones que desempeñan los profesionales farmacéuticos en países del primer mundo, esta revisión ofrece dos conclusiones:
    A) Ese cambio de modalidad reporta en general ventajas para los pacientes: mejor manejo de la tensión arterial, menos casos de duplicación terapéutica, mejora de la calidad de vida y de los parámetros clínicos y humanos en general.
    B) En relación con el desempeño de los médicos, y si bien se requieren más estudios específicos, puede observarse considerable mejora de las técnicas de prescripción.
    Así que por lo menos en el primer mundo los farmacéuticos pueden ser “buenas esposas del rabino”
    Jaime Piquero Martín

  10. Luz Marina Aular Machado

    Buenas noches Dr. Piquero, el articulo que nos trae me hace reflexionar sobre lo siguiente: Lo primero es que en nuestras farmacias (exceptuando las grandes cadenas), no siempre esta el farmaceuta regente o el adjunto, por lo que el resto de los empleados que atienden al publico (nuestros pacientes), en ocasiones, no se encuentran en tan buenas manos, no por mala intención de los trabajadores sino por la única cosa que en este país no esta en crisis, “la ignorancia”.
    La presencia del regente, es primordial para atender las dudas que tienen los pacientes, y los subalternos deben tener un mínimo de preparación (en el antiguo INCE-Venezolano) se dictaban cursos de auxiliar de farmacia, justamente para entrenar a este personal.
    Yo creo que todos los profesionales universitarios o no, deben prepararse para desarrollar el oficio que tengamos. El amor a lo que se hace a diario, también es necesario para que el empleado no se fastidie y disfrute su trabajo y eso da como resultado una relación de ganar-ganar, gana la farmacia un cliente, buena reputación y el paciente se siente satisfecho y bien atendido, además que tal vez se ahorra otra visita al galeno tratante.
    Al principio no vi por donde venían los tiros, como dice el maestro Sardi, pero su escrito me permitió recordar que todos somos necesarios en nuestros justos lugares y momentos.
    Así que tal vez todos podemos ser “buenas esposas del rabino”
    Gracias
    Luz Marina Aular
    Valencia-Vzla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies