Inicio / COLABORADORES / Editorial / Buscadores de mangos bajitos

Buscadores de mangos bajitos


Mujer con mango (Vahine no te vi)
Paul GauguinOleo sobre lienzo
72.7X42.5 cm

En todos lo países de Suramérica que se encuentran en la zona intertropical, el árbol de la fruta del mango crece en forma silvestre, por lo que es muy utilizado el refrán “a ese le gusta el mango bajito”, cuando se quiere expresar que  una persona o institución no quiere hacer mucho esfuerzo en su trabajo o se quiere aprovechar del esfuerzo de otro(s).

En los últimos tiempos hemos visto con preocupación como instituciones pertenecientes a la industria farmacéutica aprovechan la afluencia de médicos a congresos y, sin haber realizado un aporte a la realización del evento que ciertamente necesita su apoyo financiero o bien dicho aporte es mínimo, reclutan a los médicos y se los llevan a fiestas, almuerzos o cenas con la excusa que la actividad es para ¨ estrechar lazos¨.


Cual flautistas de Hamelín estos comerciantes metamorfoseados en representantes de una industria donde la ética laboral debería ser fundamental, se llevan a los médicos a estos cónclaves académicos-sociales con la promesa de futuros viajes a congresos en ciudades o regiones atractivas turísticamente. Así es como mientras algunas instituciones de la industria farmacéutica apoyan la actividad científica de manera profesional   otras practican el canibalismo comercial  al filo de la inmoralidad por lo que debemos permanecer alerta ante sus acciones porque el que es desleal con sus colegas también lo será en el futuro con los médicos que se dejen adular por ellos.


Sirva este editorial para hacer un llamado de atención a todos los involucrados a fin de que prevalezca la ética.

Acerca de Editores PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

7 comentarios

  1. Estimados Miembros del Comite editorial Piel-L
    Esta es una practica muy comun que realizan las casas comerciales, y no solo en los eventos internacionales. Creo que los organizadores de los eventos (congresos) son los que deberian poner las reglas del juego y decir claramente a los participantes las casas farmaceuticas que cuentan con el aval del comite organizador. De todos modo asi como muchos “les gustan los mangos bajitos” tambien ” hay de todo en la viña del señor”

  2. Estimados: estoy totalmente de acuerdo en que se regule esta vergonzosa prácica de que un montón de colegas que no brindan nada científico al evento, sean comprados por las farmaceúticas y se les premie para ir. Definitivamente es un conflicto de interés y ético el que tenemos aquí. Me gusta la idea de que normatice esta situación bochornosa. Si no vean como la Academia Americana está cada vez mas afinando esta espinoza situación. En algunos casos, estas personas producen situaciones bochornosas para el país que “representan” y eso esta mal. Gracias por este editorialque debe ser considerado muy bien, sobre todo por los mas jóvenes.

  3. Rolando Hernández Pérez

    Buenas noches:

    Interesante el tema planteado por Jaime Piquero Martín en la editorial de PIEL-L Latinoamericana edición 273 “Buscando mangos bajitos”, la cual ha tenido un importante número de comentarios .
    Creo que la ética individual – conjunto de normas y preceptos- que determinan nuestra actuación o libre albedrío, del cual habla la iglesia católica, o sea, la voluntad personal de elegir lo malo o lo bueno, en otras palabras la libertad de actuar y decidir, en el sentido genérico; es decir elegir una opción o, negarla son formas de libertad propias del individuo, las cuales ejercemos en nuestros países libres aún.
    La consistencia ética (valores y principios) es un fuerte muro de contención de las tentaciones que a las cuales estamos personalmente expuestos.
    Si el laboratorio o empresa farmacéutica te tienta, los principios y valores de cada uno de nosotros, deberían activarse espontáneamente para valorar o evaluar el grado de conveniencia o no de la oferta.
    Lo importante es que haya una actividad crítica y valorativa de nuestras actuaciones en la vida.
    Por razones de edad y de trayectoria, todos los médicos deberían tener sedimentada en nuestra conciencia un conjunto de valores y principios personales que no son más que el eje existencial de nuestro correcto proceder.
    El laboratorio –empresa- cuya misión pareciera que es fundamentalmente la producción de dinero y no de medicamentos o moléculas que proporcionarían la prevención y/o curación de la enfermedad y con ello mejorar la calidad de vida de nuestros pacientes están empeñados en esta dirección en este mundo capitalista y egoista. Pretenden ver al médico como el blanco –target- de esas distorsionadas maneras de mercadear la medicina dermatológica.
    ¿Que debemos hacer?
    Crear conciencia en el médico dermatólogo para identificar el problema -labor pedagógica- apelando a la ética y el ordenamiento jurídico – existe- y pronunciarse en grupos, talleres, mesas de trabajo sobre el problema. Utilizar los foros dermatológicos online como PIEL-L LATINOAMERICANA para difundir nuestra preocupación y alertar sobre el problema. No creo que las reuniones internacionales como el CILAD y el RADLA pudieran estar interesadas, pues dependen en buena parte de éste fenómeno del mercadeo.
    Sugiero que este interesante foro de discusión sea publicado en PIEL-L LATINOAMERICANA, como comentarios al editorial y no como un grupo cerrado y/o privado.

    Rolando Hernández Pérez
    Barinas/Venezuela

  4. Amalia, Panzarelli

    Por los comentarios expresados por otros colegas deduzco que el problema planteado en el Editorial no es local sino que se repite en otras latitudes.
    Definitivamente es un triangulo con 3 aristas:

    *Por una lado están los encargados de organizar los eventos, los cuales no ponen límites o reglas claras a la hora de “negociar” con los Laboratorios posiblemente por el temor de que se retiren y pierdan la “veta”.

    *Por el otro, los médicos, que aceptan regalos y ofrecimientos de viajes usualmente fallidos; éste el aspecto más complejo. Aquí se entremezclan aspectos éticos, sociales y hasta familiares. Se deja fuera de consideración, las inscripciones para asistir a Eventos científicos, que si deben mantenerse para asegurar asistencia a Reuniones médicas científicas, es la realidad.

    *La otra arista la conforman las casas farmacéuticas y principalmente los gerentes, sobre los cuales recae la responsabilidad directa de cual estrategia publicitaria y de mercadeo van a seguir para lograr ventas importantes. Es una cuestión de costos-beneficios muy bien estudiada a través de sondeos sobre imagen, estructura de personalidad, liderazgo, comportamientos en el ejercicio, comentarios públicos y privados, etc.. del target elegido, sin necesidad de que ningun integrante del target responda a ninguna pregunta. Es así como se decide por ejemplo, no publicar propaganda impresa porque les resulta mejor un agasajo o pasear al grupo elegido.Esto no baja del cielo o porque alguien salió iluminado, éstas decisiones son muy bien pensadas.

    Yo creo que éstos puntos deberían integrar parte de un temario de alguna de las múltiples reuniones que se celebran a cada rato y no solo on line.¿que queremos? ¿hacia donde vamos?,¿como lidiar con ello?… conflictos de interés en expositores e invitados, por ejemplo.

    Saludos,
    Amalia Panzarelli
    Dermatólogo/Caracas

  5. Juan Antonio Chassaigne

    “reclutan a los médicos y se los llevan a fiestas, almuerzos o cenas con la excusa que la actividad es para estrechar lazos”, esto me sonó a secuestro express, creo que ninguno va obligado y bajo presión, no me imagino a los representantes de la Industria (y no los he visto) colocandole una 38 en la nuca a los médicos para que asistan a estas actividades “Extras”. El Editorial con todo mi respeto tiene un sesgo y declara culpable a la Industria Farmaceutica y cual Tribunal libera de culpa a los médicos

  6. Jaime Piquero Martin

    Juan, indudablemente que para que exista un “paquete chileno” ( que me disculpen mis amigos chilenos ya que nunca he sabido porque un tipo de estafa se llama asi)tiene que haber dos, el que la hace por un lado y el que la acepta, suponiendo que al final el aprovechador sera él.
    Son dos los que bailan y en la relacion médico-industria (como pude constatar en estos dias por la cantidad de comentarios que se nos han hecho en forma personal) existen aristas que van mucho mas allá de solo la pequeñisima parte que se toco en el editorial
    Por lo que debemos normar esa situación y comenzar a poner reglas claras para que tanto el médico como la industria puedan tener una relación sana. Estan las instituciones academicas nacionales y regionales para que se pongan a trabajar en ellas

  7. Juan Antonio Chassaigne

    Gracias Jaime por tu respuesta.
    Saludos cordiales
    Juan Antonio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies