Inicio / Editorial / El fraude en la investigación médica

El fraude en la investigación médica


EL JUICIO FINAL “La muerte de los Réprobos”   (segundo fragmento de éste Tríptico)
Autor: Jerome van Aken conocido como EL BOSCO  1450-1516

Fraude, mentira, embuste, falsedad, farsa, burla, engaño, estafa, trampa, apariencia, invención, embeleco, seducción, treta, argucia, ardid, artimaña, señuelo, timo, truco, picardía, falseamiento, confusión, todo ello define a “ Dar a la mentira apariencia de verdad” o “Inducir a otro a creer y tener por cierto lo que no lo es”.


En marzo de 2004 un equipo de investigadores surcoreanos y estadounidenses, encabezados por Woo Suk Hwang de la Universidad Nacional de Seúl, afirmó haber clonado el primer ser humano  a partir de líneas de células madre embrionarias. A la mujer, le pusieron de nombre M-ajo. El nombre esta puesto así, entendiendo la “M” para denominar que es una mujer, y “ajo” porque el científico sintió que el experimento “le produjo mal sabor”.

Su investigación le dio la vuelta al mundo y fue reproducida por prestigiosas revistas científicas como Science. En diciembre de 2005 se comprobó que dos estudios de clonación mediante células madre publicados por  Woo Suk Hwang fueron fraudulentos, ello  trajo consecuencias devastadoras en la credibilidad de muchos investigadores y las revistas científicas se han vuelto suspicaces al aceptar  artículos que reciben  solicitando publicación.

“The reporting of scientific results is based on trust,” , escribió el Dr.  Donald Kennedy, editor-in-chief of Science y de The Journal of the American Association for the Advancement of Science. En un editorial escrito en  enero 2006  explica por qué las revistas no están preparadas para detectar fraudes y sentencia: ““Science must institutionalize a healthy level of concern in dealing with papers,”  y recomienda a las revistas científicas  ser “mucho más estrictos en los requisitos para la presentación de datos que sustenten los trabajos presentados”.(1)

Es fama encontrar contradicción en diferentes artículos de investigación de estudios clínicos. Por ejemplo, con el café: una semana, aparece, que el café es cancerígeno, mientras que la semana siguiente se publica que no tiene ningún efecto sobre el cáncer, pero ayuda a prevenir la enfermedad de Alzheimer. Estas contradicciones científicas han generado que el público, en general, tenga desconfianza en  la investigación médica.

Cuando un científico presenta resultados fraudulentos no sólo está atacando  la credibilidad de su laboratorio, sino la de todo el sistema de investigación. Un artículo publicado por investigadores del   Instituto del Cáncer Roswell Park,(3) dividen los costes económicos provocados por la mala conducta en tres fases:

  1. La realización de la propia investigación fraudulenta
  2. Las pesquisas que, una vez descubierto el engaño, han de ponerse en marcha para clarificar los hechos
  3. El desagravio.

“Estos costes incluyen todas las inversiones de dinero (fondos de la institución, becas, donaciones, etc.) realizadas en la investigación fabricada, además de intangibles como la pérdida de productividad del equipo científico asociado, pérdida de confianza, desmoralización”, señala el informe, que se encuentra publicado en la revista ‘online’ ‘PLoS Medicine’. Los expertos calculan que entre un 0,1% y un 1% de las investigaciones que se publican contienen algún tipo de fraude. En otra  encuesta, un 2% de los científicos reconoce haber actuado de forma inadecuada alguna vez, mientras que el 14% asegura conocer casos en los que ha ocurrido. Cabría preguntar, ¿conoce alguno de los lectores casos de fraude en su país?, ¿han sido denunciados? y si la respuesta es afirmativa, ¿recibieron alguna sanción?, ¿quién aplicó la sanción?.

Porque  también habría que reflexionar sobre las motivaciones que llevan a un investigador a cometer fraude aún conociendo el repudio que el hecho arroja si se descubre.

Un plagio es un fraude y de los más comunes, Internet lo propicia, ¿en qué medida una pesquisa sobre trabajos publicados pasa de investigación bibliográfica a plagio? O coincidencia, porque periódicamente se suscita interés en un tema específico y es probable que investigadores no relacionados emprendan la misma tarea con parecidos resultados en cuyo caso no hay hecho punible.

Es contundente la sentencia de que. “La investigación sólo tiene sentido si hay unas normas y se sigue el método científico” y los lectores de las revistas científicas necesitan confiar  en que los comités editoriales de dichas publicaciones se aseguran de no albergar en sus páginas impresas o virtuales artículos fraudulentos y en eso se basa la reputación de su publicación.

¿En que condiciones usted denunciaría un fraude?, ¿Y si fuera un investigador o grupo muy allegado a usted?, ¿Conoce usted instancias nacionales o internacionales que tomen medidas drásticas al respecto?, ¿Formaría usted parte de un comité disciplinario, evidentemente impopular por lo inquisitivo?, sea usted el juez.

Archivos adjuntos para descargar:

Bibliografia

1.- Jennifer Couzin.  Breakdown of the Year: Scientific Fraud SCIENCE VOL 314 22 DECEMBER 2006

2.- Steve Hickey  Robert Verkerk. Scientific fraud in medicine: More than “a few bad apples” Source URL: http://www.anh-europe.org/news/new-study-scientific-fraud-in-medicine

3.- Ángel Díaz. El fraude científico se paga… y no es barato http://www.elmundo.es/elmundosalud/2010/08/18/noticias/1282118464.html

4.- Doreen Walton Tackle science fraud, China urged  Story from BBC NEWS: http://news.bbc.co.uk/go/pr/fr/-/2/hi/science/nature/8448731.stm

5.- ÓSCAR MARÍN  “Hoy es prácticamente imposible detectar un fraude científico” http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/Hoy/practicamente/imposible/

6.- Robert E. Suter Organizational Ethics,  Emerg Med Clin N Am 24 (2006) 579–603

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

12 comentarios

  1. Maria Bibiana Leroux

    Estimados Amigos

    Decir la verdad es una ensenanza que seguramente todos hemos tenido desde ninos. Hoy todos sufrimos tentaciones que nos pueden apartar y llevarnos muy lejos como vemos en estos reportes que han comentado.
    Una vez mas tenemos que volver a hacer nuestros los ideales que sostuvimos en la edad temprana y que ellos iluminen todos los ambitos de la vida.

    LA VERDAD NOS HARA LIBRES…

    Dra. Maria Bibiana Leroux

  2. Jaime Piquero Martin

    Dra. Leroux, pienso que usted tiene razón, la clave esta en la familia y en el cambio cultural del individuo desde la ninez. Recientemente visite a mi hija y nietas en Noruega y participe en la cotidianidad de sus vidas. Resulta que a mi nieta que esta en primer grado tiene en su pensum de estudios, etica como materia y asisti en su colegio a un dia de la Dignidad. Ademas en un tranvia en Oslo mi yerno se encontro un amigo con una maletita y le pregunto donde se dirigia, respondio voy a la carcel por tres meses ya que estaba manejando con algo de alchol que habia tomado.
    Muchos de los pobladores de nuestros pueblos estan signados por el facilismo y la falta de valores, ello lo arrastramos desde la conquista
    Saludos
    Jaime Piquero Martin

  3. En todo trabajo que se precie de ser científico, hay que ser honesto con los métodos y con los resultados.
    La verdad tiene tres vertientes según los indues:
    a) Te encuentras con “algo” alargado al anochecer y das un brinco porque has creido es una serpiente…pero era una soga.
    b) Te paras frente a un espejo….sabes que eres tu…pero es virtual.
    c) Hay otro tipo de verdad: la que fué, es y será y no es modificable….esa es la verdadera verdad. Un ejemplo de esta última es la del planeta tierra dando vueltas alrededor del sol. Así es por eones de años.

  4. Creo que el mundo de competencia extrema que vivimos en todos los ambitos hace que pasen cosas como estas. Creo que la sociopatia y la mentira no son cosas de coreanos o noruegos, hay individuos que un afan incontrolable de fama o poder son capaces de hacer estas y otras cosas dentro del mundo academico y cientifico, como adjuducarse ser autores y no editores, bloquear a terceros en sus investigaciones o carrera academica, monopolios politicos dentro de asociaciones medicas, !!hay muchas formas de inmoralidad!! Es un tema caliente.
    Saludos
    Vicente Torres

  5. Amalia Panzarelli

    El problema del fraude en investigación médica comprende un amplio abanico de consideraciones, que van desde alteración y omisión de datos, hasta poner datos pre-fabricados ó inventados, plagio y autoplagio, autoría ficticia, negligencia sin o con autodecepción (no quiso hacerlo pero lo hizo), publicación fragmentada (salami publication) o inflada (meat extender publication) siguiendo símiles gastronómicos; omisión de citas relevantes, exceso de autocitas, sesgos, publicidad temprana de datos no comprobados de manera sensacionalista ,y otros más… (1).

    El problema es preocupante , de tal manera que si colocan en Pub Med la frase “scientific misconduct” se encontraran 6.462 citas al respecto de las cuales 211 corresponden a lo que va del 2010. Allí reportan desde casos aislados de fraudes, hasta otros más orquestados, efectos colaterales, reflexiones, críticas y autocríticas. Muchos son Free Article. Existe también una oficina encargada de manejar estos casos en USA , llamada Office of Research Integrity (htt://ori.hhs.gov/ ); desconozco si esta oficina tendrá todavía la fuerza suficiente para dirigir investigaciones de este tipo pero todo ello refleja la importancia, preocupación y magnitud del problema expuesto en este estupendo Editorial crítico y actual.

    Si esto ocurre en países donde hay una vigilancia sostenida y en donde muchas Revistas de alto impacto tienen sus políticas de seguridad y realizan investigaciones confidenciales en el área desde hace tiempo , ¿qué podemos esperar en nuestro países?

    Estas conductas no son nuevas, hay fraudes históricos antiquísimos como el de Ptolomeo de Alejandría en el siglo II ; considerado un gran geólogo y astrónomo y de cómo sustrajo de Hiparco de Rodas datos astronómicos que fueron recalculados por él sin mencionar su fuente. Desde entonces muchos otros se han comprobado y reportado(2). A pesar de todas estas desviaciones, se siguen incrementando las estrategias que conduzcan a una mayor transparencia en las investigaciones y publicaciones porque la ciencia se construye como un esfuerzo humano para discernir la verdad. Desenmascarar estos hechos y hacerlos públicos forma parte de esa estrategia.

    Citas:
    1.Berbesí Juan C. Fraude en investigación biomédica. En:http://www. encolombia.com/medicina/ gastroenterologia/ gastro16201fraude. htm
    2.Gonzalez Bombardier S. Conducta impropia en investigación científica. ARS Médica (Santiago ) 2006;13(13):47-57.

    Amalia Panzarelli
    Dermatólogo/ Caracas

  6. Rolando Hernández Pérez

    El fraude, en cualquier otro ámbito, donde no esté en riesgo la vida, sigue siendo una estafa; pero con consecuencias diferentes que las que pudiera tener en el campo de la medicina: en la medicina es un homicidio.
    Por encima de cualquier consideración, el fraude es un antivalor y traduce una ausencia estructural de la ética, que no es más que el arte para el vivir.
    En las conductas y actos fraudulentos hay una determinación consciente de beneficiarse así mismo, independientemente del daño que estemos causando; en el fraude hay alevosía e intención.
    En el campo de la medicina ha habido un incremento de este fenómeno que ha creado incertidumbre en la información científica.
    Históricamente el prestigio de la información científica, debido al rigor de sus métodos o estrategias investigativas, que la dota de una autoridad y confiabilidad intrínseca, nos da a entender que detrás de ese discurso científico hay una consagración a ese trabajo; el cientifico se reafirma como ser humano en sus investigaciones.
    Esa es la imagen que tenemos del científico, cuán lamentable son los síntomas decadentes en torno a este hecho.
    De nuevo, seguirá teniendo vigencia la sentencia bíblica que reza “amar al prójimo como a ti mismo”

    Rolando Hernández Pérez
    Barinas/Venezuela

  7. Jaime Piquero Martin

    Este editorial se esta publicando tambien en la conocida revista “online” de medicina, Bitacora medica http://bitacoramedica.com/ Los invitamos a leerla
    Dr. Jaime Piquero Martin

  8. Prof. Dr. Ernesto Kahan

    este asunto es muy importante puesto que afecta a la vida, la salud y el prestigio de la ciencia
    A las preguntas respondo
    ¿En qué condiciones usted denunciaría un fraude? Lo denunciaría sin condiciones
    ¿Y si fuera un investigador o grupo muy allegado a usted? Les pediría que hagan público el fraude y si no lo hacen luego lo haría yo

    ¿Conoce usted instancias nacionales o internacionales que tomen medidas drásticas al respecto? En Israel lo hace la confederación médica y el Ministerio de Salud
    ¿Formaría usted parte de un comité disciplinario, evidentemente impopular por lo inquisitivo? Sea usted el juez. SÏ sin dudas

    Prof. Dr. Ernesto Kahan

  9. N Iván Contreras, Ph.D.

    El modo de evitar el fraude científico debe incluir, entre otras cosas lo siguiente:

    1. El aseguramiento minucioso y obligatorio de los registros diarios de trabajo de cada laboratorio, debidamente fechados, y archivados secuencialmente.

    2. La realización sistemática de auditorías aleatorias de los trabajos de investigación que son publicados, con el fin de establecer su nivel de conformidad con los registros diarios de trabajo.

    3. El establecimiento de un órgano profesional de auditoría de los trabajos científicos, tal como existe para otros campos de la gestión pública o privada.

  10. Dr. Jaime Piquero Martin

    Muchas gracias al equipo editorial de Bitacora medica por reproducir el editorial de la edicion 279 de la revista Piel Latinoamericana http://www.piel-l.org
    Es un tema candente el cual tiene mucho que ver con los valores morales de las personas e instituciones.
    En una sociedad en donde estos valores han sido desplazados por la fama y el dinero facil es que este tipo de delito se “activa” facilmente.
    Sería interesante que los comentarios que han aparecido en piel latinoamericana puedan colocarse en Bitacora medica y viceversa a fin de nutrir la discusion.
    Dr. Jaime Piquero-Martin
    Coéditor de Piel Latinoamericana

  11. Francisco Kerdel Vegas

    He leído con mucha atención las respuestas contundentes del profesor Ernesto Kahan (TelAviv, Israel), que dan una orientación ética irrefutable a las preguntas del Editorial de hoy. No en vano fue el doctor Kahan el creador de una organización a la cual le fue otorgada hace unos años el Premio Nobel de la Paz.
    Gracias profesor Ernesto Kahan por expresar de manera diáfana lo que muchos pensamos.

  12. Jaime Piquero Casals

    El fraude en la investigación, también puede verse con el uso excesivo de medicamentos no aprobados para alguna patología. Uso “off label”. Muchas veces los laboratorios farmacéuticos utilizan trucos de mercadeo para ampliar su comercialización. En ocasiones observamos en congresos internacionales trabajos en cartel exhibidos y patrocinados por una casa farmacéutica, presentando resultados preliminares positivos de un fármaco para una patología no usual con poquísimos pacientes.

    Para quien no lo sabe Ernesto Kahan, obtuvo el premio Nobel de la paz, gracias a que consiguió junto con su grupo de médicos, la primera moratoria unilateral por parte de la U.R.S.S. en pruebas atómicas en el año 1985 y durante los 18 meses de la moratoria se firmó el acuerdo de desarme de Helsinki, evitandose otro desastre nuclear. Así que además de médico y poeta, resultó ser también ambientalista.

    Saludos

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies