Inicio / Colaboradores / Uñas y Pelos / Alopecia Areata: Aspectos clínicos patológicos y sus implicaciones terapéuticas

Acerca de Antonio Rondón Lugo

Un comentario

  1. Estimado JA Rondón Lugo:

    Muy buena, completa y actualizada tu exposición sobre Alopecia Areata (AA). Me felicitas de paso a tu hija Natilse. A la luz de tu exposición y de las publicaciones que citas a pie de fotos, me gustaría saber:

    1) Consideras a la AA como una afección autoinmune, ya que las dos líneas celulares leucocitarias (CD4 y CD8) están involucradas en el ataque a través de moléculas de adhesión celular en el epitelio de la matriz, papila dérmica y vasos adyacentes, como ha sido demostrado imunocitoquímicamente?. En un principio se constató que el infiltrado peri-bulbar era constituido predominantemente
    por células CD4+, pero más recientemente (1996, 1998), en experimentos animales, se comprobó la presencia de linfocitos T supresores-citotóxicos (CD8+), presuponiendo un papel cooperativo entre ambas sub-poblaciones leucocitarias. Hay una teoría, que no se si la compartes, propuesta por Paus(1997; 1998) que aún teniendo en cuenta que el sistema inmune del folículo es único y difiere del propio de la piel circundante, en AA el sistema inmune del cuerpo puede comenzar a reconocer antígenos del folículo piloso, inmunemente privilegiados como resultado de una sobre-regulación de moléculas MHC o bien por una desregulación de factores inmunosupresivos locales.

    2) El papel que citas de la acción de citoquinas me pareció muy importante, tanto las Th2, como Th1 (IL-1 alfa y beta, IL-4, IL-2) incluyendo el Factor de Necrosis Tumoral (TNF-alfa), en la probable patogénesis de la AA.

    3) Otro aspecto interesante es el papel que juega la herencia en ésta afección. Se dice que la predisposición genética familiar se encuentra entre el 10 y 42% y cuya severidad está relacionada con el tipo de antígenos HLA (clase I o clase II), encontrado. Estos casos son raros y te lo menciono porque hace más de 20 años, vi una joven de 13 años con AA universal, tratada con relativa buena evolución por pulsos de esteroides IM. Muchos años después, cuando era una mujer adulta, tuvo una hija con el mismo problema y la misma presentación de AA y me la llevó para control.

    4) En fin , JA, hemos aprendido algo más sobre AA, una afección que, no obstante, los avances inmunológicos, inmunocitoquímicos, etc, permanece en el misterio.

    Un saludo cordial
    Dr. Guillermo Planas Girón
    Dermatología-Dermatopatología
    Caracas-Venezuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies