Inicio / Editorial / La Cosmiatría: una ciencia médica muy actual

La Cosmiatría: una ciencia médica muy actual

editorialA los consultorios de los  dermatólogos acuden diariamente   pacientes que buscan o desean recuperar la armonía de su cuerpo y cara. Tienen la espeanza de volver a tener  uniformidad en el  color,  suavidad de la piel ,   armonía en su cuerpo,  ausencia de líneas de expresión, y  encanto de un cabello y uñas sanas. Todos ellos  atributos que desean mantener, que tuvieron o desean tener como sinónimo de belleza y salud .

La dermatología se transformó de una especialidad eminentemente clínica en una especialidad médico-quirúrgica, surgiendo así nuevas áreas como la dermatología cosmetica o simplemente cosmiatría que ha despertado un gran interés en todos los médicos dermatólogos, ya que nos movemos  en una sociedad que valora la juventud y la apariencia física.

Por otro lado los bajos estímulos económicos de los sueldos en los hospitales y lo rentable de los procedimientos cosmiátricos han obligado a muchos dermatólogos a desarrollarse dentro de la ciencia cosmética, en búsqueda de una herramienta que pueda cubrir sus gastos  y  satisfacer las necesidades  de su familia la cual crece e interactúa en una sociedad competitiva.  Es por ello que en los últimos años los cursos, talleres y simposios de nuestras reuniones y/o congresos   relacionados con procedimientos cosméticos y/o estéticos, son los que tienen mas éxito.

Además la industria farmaceútica invierte cuantiosas sumas de dinero en promocionar esta rama de la dermatología y en  desarrollar nuevas moléculas con atributos sorprendentes y mayor seguridad en su uso, de manera que la cosmiatria o la estética ha llegado para quedarse.

Consideramos que el verdadero éxito de esta bisoña sub-especialidad dermatológica esta en hacerla bien y es nuestra especialidad la que tiene el  conocimiento en biología, fisiología y fisiopatología de la piel, además de un profundo dominio de la clínica y terapéutica dermatológica. Aunque estamos concientes que cualquier técnico o especialista puede desarrollar la estética,  es el médico dermatolólogo, con ese conocimiento el que puede ofrecer éxito y seguridad en los procedimientos cosméticos que los pacientes buscan afanadamente.

En este sentido, desde esta tribuna, invitamos a todos los dermatólogos a defender esta área del conocimiento dermatológico con la mejor arma que no es otra que la del conocimiento y la participación.
 

Figura: la belleza no es lo que crees… Oleo de: Alvaro Mejias
http://www.artabus.com/french/alvaromejias/foto16

Acerca de PIEL-L

Mesa de redacción de Piel Latinoamericana. Donde recibimos casos, aportes e información de interés para la comunidad latinoamericana dermatólogica

12 comentarios

  1. un análisis similar hace al Prof Evandro Rivitti en los Anales Brasileros de 2006. La cosmética médica seria, científica y de resultados puede ser una salida económica para los dermatólogos venezolanos frente a la medicina prepagada

  2. Los dermatólogos debemos defender y contribuir a la práctica responsable y científica de esta especialidad floreciente y de tan alta demanda en nuestro país. No dejemos en manos no médicas o menos expertas que las nuestras la piel de nuestros pacientes.

  3. lA CIRUGIA DERMATOLOGICA COSMETICA es una ciencia definida,hace muchos años que la AAD la mantiene actualizada en sus programas y sin ser egocentricos somos los dermatologos los que mejor manejamos y podemos decir que nos diferenciamos de otras especialidades afines nosotros hacemos pequeños cortes pero grandes arreglos por la facilidad de saber combinar con otros procedimientos complementarios,el dermatologo es medico que acepta la muitidisciplina excluyendo el empirismo por que la piel es el manto sagrado de nuestra economia ,la cosmetica dermatologica le permite decir : para tener buen pelo,buena piel, buena salud no solo hay que come HAY QUE SABER COMER y no solo hay que vivir sino que hay que SABER VIVIR.
    Johnny De La Riva Guzman M.D.

  4. Me parece interesante que se toquen estos tópicos, hay algunas cosas que quisiera señalar:
    Somos nosotros los que debemos brindarle opciones a nuestros pacientes cuando las hay, explicar riesgos y beneficios o ayudarlos a afrontar realidades no reparables.
    El vacío en este campo ha permitido que otras personas menos apropiadas aborden el área, muchas veces inadecuadamente, ello y la falta de investigación científica han manchado su nombre.
    En relación al punto económico, a mi juicio, no se trata de enriquecer los bolsillos, se trata de dar una solución al paciente que llega a la consulta. A algunos nos gusta realmente este campo, y así como esta el dermopatologo o el especialista en tumores, pues también la cosmiatria como subespecialidad. El error esta en olvidarnos de el resto y descuidar al enfermo.
    Los pacientes vienen a buscar soluciones y si nuestra especialidad es “piel, cabello y uñas” tenemos que saber prevenir y reparar cualquier daño en la piel, lo pague o no el seguro. Es nuestro trabajo! porque si la cosmiatría no es del dermatólogo, entonces de quien es?

  5. No tengo muy claro si actualmente existen cursos de Post-Grado en Cosmiatría en Venezuela, la cual para ser considerada una sub-especialidad con rango Universitario, debe cubrir una serie de requisitos a nivel académico y cumplir con un diseño curricular, el cual implica por lo menos dos (2) años de sub-especialidad y completar por los menos 50 créditos univesitarios.

    Con el curso de Post-grado de Dermatopatología, que funciona en el IB, recuerdo muy bien que se diseñó un programa de cerca de 52 créditos y fué presentado en el Consejo Universitario por el Director del Instituto de Biomedicina, con su debida aprobación. Me tocó el honor de contribuir con ese diseño curricular y ser el primer cursante junto con Elsy y Leticia, que aprobamos dicho curso universitario (1978-1980)

    Habitualmente, coincido con el pensamiento y exposiciones de los Srs. editores, sobre diferentes tópicos expuestos en este interesante Blog. Pero me llamó mucho la atención, el 3er. párrafo del Editorial, donde aparentemente se supedita la escogencia de la práctica cosmíatrica a problemas de órden económico y en consecuencia, que los dermatólogos jóvenes han decidido escoger la sub-epecialidad, porque le genera mayor rentabilidad. Creo que ese mensaje, respetando la opinión de mis amigos editores, desvirtúa el desideratum que todo joven debe tener presente al escoger determinada especialidad y/o sub-especialidad que es la Vocación.

    Pienso que para logar éxito en el ejercicio Dermatológico, no se tiene que ser Dermatopatólogo, Cirujano Dermatológico, Cosmiatra, Dermatólogo Infantil, Micólogo, Especialista en Enfermedades Tropicales, etc…. Lo que hay que ser es un buen profesional y saber que lo que estamos tratando son pacientes (seres humanos).

    En relación a que sean Dermatólogos, los que se dediquen a la Cosmiatría, no lo pongo en duda, mejor si tienen un entrenamiento univesitario.

    Afortunadamente, tengo entendido que un grupo del Vargas, le dedica periódicamente a la Cosmiatría, charlas , conferencias y Congresos, lo cual sin duda es un aporte de gran utilidad para el logro de la máxima eficiencia en el tratamiento de nuestros pacientes.

    A la SVDCD, le corresponde un gran papel y responsabilidad sobre la vigilancia de la práctica indiscriminada difundida en numerosos salones de belleza, ejercida por personal no médico que inyectan cualquier cantidad de sustancias conocidas o no, y que luego los dermatólogos y dermatopatólogos tenemos que afrontar, muchos de ellos de difícil solución (parafinomas, inyecciones de silicón, granulomas por cuerpo extraños, etc).

    Un saludo muy cordial,
    Dr. Guillermo Planas Girón.
    Ccs-Vzla

  6. Dr. Planas: En el Hospital Vargas existe una consulta de Cosmiatria los Lunes en la mañana, ademas de seminarios y charlas que periodicamente se dictan.

  7. El editorial de esta edición hace una reflexión cruda y en voz alta de lo que esta sucediendo en Venezuela y en el mundo, dentro del campo de la Cosmiatria, por ningún motivo hemos querido dar lineamientos y justificaciones dentro de lo debería ser la praxis ética de nustra especialidad.

  8. A mi tambien me sorprendió el enfoque editorial de este número y recordé un artículo del Dr.Klauss Wolff publicado hace uno años(1) y que ahora volví a leer, en donde habla de la dermatología “del estilo de vida”, un término que no es original de Wolff sino que salió publicado en el NY Times de Junio 2001 (2) pero aplicable a la relación medicina estética-dermatología.

    Aunque no se cuestiona que la cosmiatría debe ser parte de la dermatología ya que implica la piel y los distintos aspectos del envejecimiento cutáneo, resulta preocupante que algunas comunidades dermatológicas en el mundo se dirigen de manera “exclusiva” hacia esa dirección. Esto es comprensible porque al dermatólogo se le paga más, poco papeleo y no hay retraso por parte de pagos provenientes de compañías de seguros, una consecuencia “del estilo de vida” que menciona Wolff.
    Este autor refiere que hace 50 años, los dermatólogos eran considerados por otros colegas como médicos externos, con muchos diagnosticos y terminología rimbombante pero escasos conocimientos de la patofisiología y cuyo arsenal terapeutico consistía en la aplicación de unguentos; él cree que de seguir esta tendencia “del estilo de vida” nos dará otra vez la imagen de médicos de lo externo, de lo superficial, triviales y a pocos pasos para ser considerados especialistas en institutos de belleza, con el riesgo de que se cree un vacío en la especialidad y un retroceso en la dermatología clínica académica(1).

    Wolff se pregunta, quien tratará las enfermedades cutáneas graves y las enfermedades cutáneas con afectación sistémica que requieran camas hospitalarias? se los confiarían a un dermatólogo de un Instituto de belleza?…otros especialistas llenarán ese vacío.Si no somos necesarios en casos de enfermedades sistémicas, no seremos necesarios en absoluto. Si somos trivializados no seremos capaces de atraer a los mejores ni mas brillantes graduandos jóvenes a la especialidad(1).

    Personalmente si creo que el dermatólogo actual debe recibir formación en el aspecto cosmiatrico porque la demanda es abrumadora y es la realidad del día a día….pero esta visión del Dr. Wolff no es descabellada y hay muchísimo riesgo de que lo planteado por él, ocurra y por eso una observa la ambiguedad en las opiniones y posiciones de muchos dermatólogos en el mundo al respecto.
    Mantener el equilibrio sin olvidar nuestros orígenes (médicos ante todo) será la clave.

    Citas:
    1.Wolff K.Quo vadis dermatology:a scenario for the future. J Am Acad Dermatol 2003;48(4):605-8.
    2.Steinhauer j. Lifestyle services remarking medicine.NY Times 2001;June 23.

  9. Considero muy importante la Cosmiatria como parte de la formación y para el ejercicio de la profesión de los dermatólogos.
    Debiera incluirse en la formación de los mismos, al igual que la dermatopatológía, la cirugía dermatológica entre otras, sólo la clínica no es la herramiento fundamental de la especialidad.
    Pudieran considerarse todas subespecializaciones por ejemplo, al igual que lo es para los cirujanos aquellos que se dedican a operar mamas, pulmón, etc.
    Saludos cordiales.
    MsC Dra Dolores Castillo

  10. La colega María Dolores del Castillo es una destacada colega cubana, muy activa en diferentes listas de discusión a través de Internet, nos agrada mucho su participación y estuchar su valiosa opinión sobre un tema como la Cosmiatria. En el mismo orden de idea tenemos un especial interés en escuchar como es la cosmiatria en Cuba,la ejercen en los hospitales y cuales son los procedimientos más frecuentes y populares en la isla. Gracias María Dolores por tu interés.

  11. Hola, al fin encontre una pagina que me orientara mas hacia este aspecto de la dermatologia.
    soy especialista mexicana en Dermatologia trabajo en un hospital y ademas en el medio privado y me gustaria conseguir un taller con algun especialista en cuba que se dedique al area cosmetica, pudiendo interactuar e intercambiar experiencia en casos clinicos dermatologicos. seria de dos semanas o tres, y asi aprovecho aumentar mis conocimientos en cosmiatria y disfrutar de Cuba que quiero conocer.

  12. Marie Noelle Roche

    Siempre he ejercido la dermatologia medica, siguiendo mi formación en el Instituto de Biomedicina del Hospital Vargas de Caracas, sin embargo en los últimos años he estado observando que el campo estetico lo exigen muchos pacientes y me he visto en la necesidad de acercarme a el, siquiera para saber que hay de nuevo alli. Con el advenimiento de la tecnologia laser, este campo se ha expandido a muchos dermatologos, sobre todo los jovenes, y pienso, que si se realiza con seriedad y conocimiento, es valido, sin embargo, jamas se puede dejar de lado la patologia o la cirugia dermatologica, que tambien lo exigen los pacientes. Creo que el futuro para la mayoria de los dermatologos, será combinar todos estos aspectos, patologia, cirugia y estetica,en su practica diaria, para asi poder brindar al paciente una atención integral.

Responder a JOHNNY DE LA RIVA GUZMAN Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies