Inicio / Editorial / Nanodermatología

Nanodermatología

La nanotecnología nos acerca cada día mas al sueño de la bala mágica en medicina. El uso de nanopartículas, tan pequeñas que se encuentran una escala atómica o molecular, permitirá utiliza pequeños robots capaces de transportar medicamentos a células enfermas o drogas letales a microorganismos invasores.

La idea de la nanotecnología comenzó en los 50s con el físico Richard Feynman quien propuso el desarrollo de maquinas capaces de reproducir pequeñas copias de sí mismo. En los 70s, K. Eric Drexler generó modelos computacionales de las propuestas de Feyman, creando nanomáquinas constituidas por poleas, engranajes y tornillos, los cuales se ensamblaban por sí mismo gracias a su carga o polaridad.  

Drexler fue el primero en observar que la materia tiene propiedades particulares cuando se encuentra en la escala nano. Así , cuando la materia se empequeñece entra en las leyes de escalamiento. Estas influyen a las leyes básicas del movimiento  y a la física Newtoniana. Por ejemplo, cuando los brazos de palanca son más pequeños, giran más rápidamente, y cuando son incorporados a los motores, estos pueden generar más energía.

Los últimos años han sido de grandes avances para la nanotecnología y algunas de sus aplicaciones han beneficiado a la dermatología.  Productos de consumo como protectores solares, champús y cosméticos han mejorado. Por ejemplo, los protectores solares hechos con micropartículas de titanio, las cuales son unas mil veces mayores que las nanopartículas, requieren de un vehículo graso y dejan un residuo calcáreo al aplicarse a la piel. Las nanopartículas de titanio se disuelven fácilmente en vehículos acuosos y no dejan residuos en piel. Además, las nanopartículas aumentan la capacidad física del bloqueo al lograr una distribución más homogénea del protector solar.

En relación con el diagnóstico, seguimiento y tratamiento de enfermedades cutáneas, los experimentos se encuentran en etapas iniciales pero existen muy buenas expectativas para el futuro.  Tan es así que en el marco de la reunión anual de la Academia Americana de Dermatología del 2010, se creó la Sociedad de Nanodermatología (NDS).  Esta sociedad está compuesta por médicos, dermatólogos, físicos, químicos, biólogos, creadores de políticas, abogados, nanotecnólogos y estudiantes de nanotecnología.

En marzo 16 2012, en el marco de la reunión de la Academia en San Diego, California, realizaron la Segunda Conferencia Internacional de la NDS.  La Conferencia versó sobre temas como fotoprotección, aplicación de medicamentos con la nano-aguja, penetración de los nanomateriales, encapsulación de medicamentos contra el acné, nanopartículas conjugadas a siARN (ARN pequeño de interferencia o ARN de silenciamiento) para el tratamiento de enfermedades de la piel.

La nanotecnología estará involucrada en cada una de las actividades de los seres humanos. Desarrollos ya se están realizando en áreas, entre otras  como: Almacenamiento, producción y conversión de energía;  Producción agrícola; Sistemas de administración de fármacos; Procesamiento de alimentos; Monitorización de la salud; Detección y control de plagas; Control de desnutrición en lugares pobres.

Acerca de Felix J. Tapia

Profesor investigador de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y Jefe del Laboratorio de Biología Molecular, Instituto de Biomedicina, UCV. Ha publicado más de 100 artículos en revistas científicas y capítulos en libros. Premio Fundación Empresas Polar “Lorenzo Mendoza Fleury” 2005. Miembro de varios comités editoriales de revistas. Activo en el ciberespacio con publicaciones en Blog Felix J. Tapia, Piel Latinoamericana, Mirador Salud, Código Venezuela, RunRunes y DermPathPro.

4 comentarios

  1. Rolando Hernández Pérez

    Felix Tapia hoy nos presenta en su editorial un tema fascinante y con un futuro inconmensurable y difícil de predecir. Las dimensiones y los márgenes que van de 0.1 a 100 nanómetros son espacios o medidas impensables, en donde la materia se comporta de manera diferente, muy pequeña, y , el volumen también se hace más pequeño y contrariamente la superficie en donde actuará esta micromateria se hará más grande. Me preocupa, de manera especial, cuando esta tecnología se aplica a la ciencia cosmética – muy “en boga”, actualmente- y no sabemos qué pasará con esas pequeñas partículas que quedan navegando en nuestro organismo y su interacción con las células, su permanencia en el tiempo.. Pero es una excelente oportunidad para reflexionar sobre este interesante tema que nos presenta el biólogo molecular Felix Tapia
    Rolando Hernández Pérez

  2. Gracias Rolando por tus siempre apreciadas palabras. De verdad, como dices es un tema fascinante, que concreta un sueño de la humanidad. Toda una proeza emular el comportamiento microscópico para generar bienestar y mejor calidad de vida. Un logro de una de las actividades mas características de la humanidad, hacer ciencia.

  3. Luz Bettina Villalobos

    Es innegable que muchas veces la tecnología hace que los temores a lo desconocido sean evidentes y comprendidos, pero si por un momento recordamos los avances en la medicina y lo que la tecnología ha contribuido con ello, podría ser que en vez de temor sea más aceptable el termino expectativas. Supongo que los primeros marcapasos, las primeras válvulas cardíacas, las prótesis de cadera, rodillas, las placas de platino en el cráneo, los fármacos para el cáncer, los antibióticos naturales y semisintéticos, los totalmente sintéticos, causaron estas expectativas,se está comenzando su uso en medicina, el Dr. Tapia nos presenta de manera impecable los posibles avances al respecto, el tiempo y el buen uso no dirá su historia.

  4. Jaime Piquero Martin

    Felix, interesante editorial sobre una tecnologia que esta revolucionando la tecnologia medica en diagnostico y terapeutica. La primera vez que tuve conocimiento de semejante genialidad fue hace 20 años cuando Procter &Gamble introdujo la tecnologia 2×1 en los champus utilizando particulas de dimeticona en donde con la primera lavada del cabellos aparecen las sustancias tensioactivas del champu y con la segunda lavada la dimeticona liberaba las gotas de aceite para lograr el efecto acondicionador. De ahi a la epoca actual ha habido un gran trecho de nanoparticulas
    Jaime Piquero Martin

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies