Inicio / Colaboradores / Caso Nº 223 Mayo 8, 2013

Caso Nº 223 Mayo 8, 2013

Paciente femenina de 13 años de edad, asintomática hasta febrero 2013 , refiere presentar placa eritematosa pruriginosa localizada en glúteos y cara posterior de muslos.

Se automedica antifúngico tópico y jabón alcalino ( jabón azul) con exacerbación de las lesiones por lo cual consulta:

Fotos 25 de marzo:

Se indica : syndets, emolientes y desonida; Se toma exame directo y cultivo micológico , que fueron negativos y se reevalua el 26 de abril

Fotos 26 de abril, con mejoría parcial:

Cual es su diagnóstico ?
Le tomaría nuevo cultivo ?
Porque no tuvimos una mejor respuesta ?
Como corroboraría el diagnóstico ?

Dr Francisco Gonzalez Otero

Acerca de Francisco Gonzalez Otero

4 comentarios

  1. Me parece una dermatitis de contacto (liquido para limpiar asiento del toilet?). Tuvo mejoria con esteroide debil, por lo que consideraria esteroide potente por 2 semanas. Se pueden hacer pruebas del parche.
    Gracias por compartir.

  2. fernando brenner

    ME IMPRESIONA COMO DERMATITIS VENENATA POR INSECTO O POR PLANTAS.DONDE SE SENTO? TRATAMIENTO CON CREMAS ESTEROIDES DE POTENCIA INTERMEDIA.

  3. Maria Eugenia Moreno Aguilar

    Las lesiones son bilaterales y simétricas y realmente comparto el Dx de probable dermatitis por contacto quizá en algun sitio donde se sentó, o en la ropa, y tx esteroide o por mas tiempo

  4. Recuerdo que desde hace años se conoce con el nombre de Sindrome del Baboon a una dermatitis de contacto que simula las nalgas rojas de los baboon … aún se le sigue llamando así en muchas publicaciones y puede tener numerosa etiologías… yo lo hé visto por el material de las tapas de los inodoros en las nalgas y muslos, pero se describen otras etilogías…considero importantísimo el test cutáneo.
    The baboon syndrome: systemically-induced allergic contact dermatitis. Contact Dermatitis. 1984 Feb;10(2):97-100.
    Nickel-induced systemic contact dermatitis and intratubal implants: the baboon syndrome revisited. Dermatitis. 2013 Jan-Feb;24(1):35-6.
    Bibas N, et als

Responder a fernando brenner Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies