Inicio / Colaboradores / Carcinoma Espinocelular en labios. Presentación de un caso

Carcinoma Espinocelular en labios. Presentación de un caso

Dr. José R. Sardi B.
Dermatólogo
Servicio de dermatología del Hospital Universitario de Caracas.

foto01-342

Se trata de un paciente natural de Punta de Mata (Monagas), que nos fue referido por el dermatólogo de Maturín. Presenta un carcinoma espinocelular localizado en los labios, superior e inferior de más de seis meses de evolución (sic). Al examen físico vemos una piel xerodermoide, con queratosis actínicas en zonas expuestas. En los labios encontramos un tumor ulcerado cubierto parcialmente por costras hemáticas, ocupa más de la mitad del labio superior y se extiende a la comisura izquierda y un tercio del labio inferior, friable, sangra fácilmente. La cavidad oral solo muestra caries dentales. No se palpan adenomegalias regionales. Los examenes de laboratorio y la radiografía pulmonar no mostraron alteraciones.

foto02-342

En un primer tiempo hacemos la resección del tumor con cierre primario de las heridas en espera del resultado histológico.

¿Qué opciones quirúrgicas encontramos para reparar un defecto tan grande como el que ha dejado la exéresis de esta neoplasia?. En los textos especializados vamos a hallar un buen número de técnicas ideadas para reparar estos defectos, que pueden resolver el presente caso. Se requiere de una reconstrucción que lleve aparejado la función anatómica y funcional de los labios y la mejor apariencia física posible.

foto03-342 

El colgajo de Gillies para el cierre de la comisura distorsionada. El colgajo de Karapandzic se adelanta mientras se mantiene un pedículo neurovascular intacto. La abertura oral queda reducida. El método de McGregor rota el colgajo sobre la comisura, que queda menos deformada. Sin embargo, se requiere una nueva línea bermellón y cambia la dirección de las fibras musculares. El método de Nakajima mantiene los vasos faciales irrigando el colgajo. Tomando la comisura como “bisagra”, este método mantiene la distancia intercomisural. Es necesario reparar el bermellón y la dirección de las fibras musculares que quedan modificadas”. (Barry M. Zide. Deformaciones de los labios y las mejillas. MacCarthy. Plastic Surgery. The Face. (Part 2-Vol 3).1990.W.B.Saunders Company, Philadelphia,PA.)

 foto04-342

“Los colgajos en “compuerta” de Fujimori (1980), que pueden utilizarse para la reconstrucción total del labio inferior”

foto05-342

Como podemos ver hay muchas aproximaciones utilizando colgajos compuestos, que se mueven hacia el centro para cerrar el defecto, llevan piel, músculo y mucosa.

Deben adaptarse a cada caso en particular, y todos tienen ventajas y desventajas que hay que ponderar en el momento. Privando en todo caso la destreza del cirujano.

foto06-342
En nuestro caso la reconstrucción se realizó con una combinación de colgajos, del lado izquierdo un colgajo en “compuerta” de Fujimori, y en el lado derecho un colgajo de avance.

 

 

foto07-342

 

En un segundo tiempo se procede a reconstruir los labios  mediante la movilización de colgajos laterales tallados uno en semiarco en el pliegue mentoniano derecho y el otro en el pliegue nasobucal izquierdo. Con resultados anatómico     y funcional aceptable. Aquí vemos el resultado; con una revisión  de la cicatriz del surco mentobucal; queda pendiente  la comisurotomía izquierda para agrandar la abertura bucal. ?
En un segundo tiempo se procede a reconstruir los labios mediante la movilización de colgajos laterales tallados uno en semiarco en el pliegue mentoniano derecho y el otro en el pliegue nasobucal izquierdo. Con resultados anatómico y funcional aceptable. Aquí vemos el resultado; con una revisión de la cicatriz del surco mentobucal; queda pendiente la comisurotomía izquierda para agrandar la abertura bucal.

 

Como podemos observar, estos colgajos se movilizan con piel, músculo y mucosa; se suturan por planos a los tejidos receptores y van a reemplazar una estructura muy activa en la deglución, retención de la saliva y en el habla, así como en el aspecto armónico de la cara.

Dijimos anteriormente que tienen siempre algún inconveniente: si el enfermo usa prótesis, puede tener dificultades para colocarla dentro de la boca, ya que la apertura queda algo reducida, el paciente debe aprender a introducirla de lado, y los colgajos suelen mostrar cierto abultamiento, pero estos suelen desaparecer espontáneamente con el pasar del tiempo.

Gracias por su atención.

 

Bibliografía:

1.- Kroll,I.T.:Reconstrution of the nose and lips. In: Weber,R.S.Basal and squamous cell skin cancers of the head and neck.Williams & Wilkins.Baltimore.1996:265-273.
2.-Jacksonw,I.T.:Local flaps in head and neck reconstruction.C.V.Mosby.1985:328-412.
3.-Davidson,T.M.,Bartlow,G.A.,Bone,R.C.:1980;J.Dermatol.Surg.Oncol.6(2):139-142.
4.-Zide,B.M.:Deformaciones de los labios y las mejillas.In: McCarthy.Cirugía plastica.La cara II.(Part.2.-Vol.3).Ed.Médica Panamericana S.A.Argentina.1990:1111-1158.
5.-Piel-L.: El Escalpelo de la piel.(4 dic.2009. 18 dic.2009. 3 agost.2012. 1 mar.2013.)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Acerca de Jose Rafael Sardi

Médico cirujano. UCV. Docente de la Cátedra de Dermatología. Escuela “Luis Razetti”, Dermatólogo del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario de Caracas, Dermatovenereólogo de la Unidad de Venereología del Servicio de Dermatología. HUC. Dermatólogo miembro Titular de la Sociedad Venezolana de Dermatología

5 comentarios

  1. Luis Miguel Polo de la Piedra

    Grscias Maestro por sus valorable aportes . saludos desde Trujillo Peru

  2. BRILHANTE RESULTADO TERAPÊUTICO CIRÚRGICO. PARABÉNS DE VERDADE AOS AUTORES !!! Edilson Egito, BRASIL.

  3. Extraordinario resultado si se tiene presente la magnitud de la empresa.
    Pocos cirujanos dermatològicos en el mundo estàn capacitados para una reconstrucciòn de tal magnitud. Ello requiere muchìsima habilidad innata, dedicaciòn y una pràctica hospitalaria de larga data: todos èstos factores se conjugan en el ejercicio de este gran Maestro de la cirugìa dermatològica principalmente conocido en Venezuela y mucho menos en Amèrica Latina y/o en el resto del mundo…y no por falta de capacidad y experiencia sino por las mismas carencias y faltas de virtud que a menudo endosamos a polìticos y que con la misma frecuencia y caracterìsticas manejan los responsables de sociedades cientìficas y organizadores de congresos de nuestros paìses.
    “Te invito para que luego tu me invites”: una regla en vez de una ocasional excepciòn, motivo por el cual vemos siempre los mismos hablando de los mismos temas en todos los congresos sobre los que a menudo han sido unos teòricos por toda su vida.
    Sardi deberìa ser Profesor invitado obligatorio en cualquier congreso si se habla de cirugìa y oncologìa dermatològica, particularmente si se trata de reconstrucciones.
    Salud y larga vida a Josè Sardi.
    Invito a que nuestra Sociedad le tribute el merecido reconocimiento que merece y que, hasta ahora, no ha recibido ni ha manipulado directa o indirectamente para recibir.
    Cordialmente,
    Vito Abrusci
    Milano, Italia

  4. ¡Coño Vito!, me pones en un aprieto, te lo acepto por la amistad que nos une. Pero ta pasaste…
    Dr. José R. Sardi B.
    Dermatólogo.
    Caracas. Venezuela.

  5. ¡Coño Vito!, me pones en un aprieto, te lo acepto por la amistad que nos une. Pero te pasaste…
    Dr. José R. Sardi B.
    Dermatólogo.
    Caracas. Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies