Inicio / Colaboradores / Arte y ciencia en fotodermatología / Comprendiendo el índice ultravioleta

Comprendiendo el índice ultravioleta

solmaforo
Puede ver presentación de la conferencia haciendo clic en esta imagen

 

Los dermatólogos hemos aprendido a dividir la radiación solar en diferentes longitudes de onda (luz visible, radiación infrarroja, radiación ultravioleta). También conocemos que existen diferentes factores que influyen en la cantidad de radiación ultravioleta que puede recibir la piel en un día determinado: nubes, mediodía, nieve, arena, altitud, etc.

Sin embargo, la población general percibe el sol como un todo y no manejan adecuadamente los factores que puedan alterar la cantidad de radiación que reciben realmente. En la búsqueda de una herramienta que permita fotoeducar y que conlleve a la fotoprotección, se creó el Índice ultravioleta solar mundial (IUV).

El IUV es el fruto de una labor internacional de la Organización Mundial de la Salud, en colaboración con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, la Organización Meteorológica Mundial, la Comisión Internacional sobre Protección contra la Radiación no Ionizante y la Oficina Federal Alemana para la Protección contra la Radiación. Desde su primera publicación en 1995, se han realizado varias reuniones internacionales de expertos con el fin de armonizar la forma de comunicar el IUV y mejorar su uso como instrumento educativo para fomentar la protección solar.

¿Qué es el índice UV solar mundial?

Es una medida de la intensidad de la radiación UV solar en la superficie terrestre. El índice se expresa como un valor superior a cero, y cuanto más alto, mayor es la probabilidad de lesiones cutáneas y oculares y menos tardan en producirse esas lesiones.

¿Cuáles son las categorías?

solmaforo-1

¿Cómo se determina?

Se puede medir la radiación UV a través de dos equipos que luego se programan para proporcionar el IUV directamente:

  • Espectrofotómetro: mide la intensidad UV individual (preciso, caro, mantenimiento complejo)
  • Filtros UV: mide la intensidad UV en un intervalo amplio (menos costoso, inestable, errores)

También puede calcularse o hacer predicciones, conociendo el ozono y la nubosidad. La ecuación fue desarrollada por la Comisión Internacional sobre Iluminación para el eritema inducido por la radiación UV en la piel humana, sin embargo es compleja su comprensión.

Como ejemplo práctico:

  1. Inicialmente se debe conocer los niveles de ozono pronosticados. Diariamente los satélites miden el ozono y estos datos se utilizan para pronosticar los niveles de ozono del día siguiente en distintos lugares del país.
  2. A continuación se recurre a un modelo para determinar la cantidad de radiación UV que llega a la superficie terrestre con una longitud de onda de entre 290 y 400nm (que representa el espectro total de longitud de onda UV), teniendo en cuenta la hora del día (mediodía solar), el día del año y la latitud. En el ejemplo se prevén niveles de radiación UV (incidencia) para cada longitud de onda en un lugar determinado. Luego esta información se pondera de acuerdo con la manera en que la piel humana responde a cada longitud de onda (es importante concentrarse en la protección contra aquellas longitudes de onda que son perjudiciales para la piel). Para cada longitud de onda, se multiplica el nivel real de radiación entrante por la ponderación. Estas radiaciones ponderadas se suman, lo cual arroja un valor que representa el efecto total que tendrá la radiación UV sobre la piel en un día determinado. En nuestro ejemplo, el total es 280 (60 + 130 + 90).solmaforo-2
  3. Se debe ajustar de acuerdo a la nubosidad. Si el cielo está despejado, es posible que el 100% de la radiación UV solar llegue a la superficie terrestre, proporción que baja al 89% cuando el cielo está parcialmente nublado, al 73% con el cielo prácticamente cubierto y al 31% con el cielo completamente cubierto. En el ejemplo se usó cielo prácticamente cubierto 0,73.
  4. En la superficie, la radiación UV experimenta un aumento de alrededor del 6% por cada kilómetro que nos elevemos sobre el nivel del mar. Si asumimos que el lugar de nuestro ejemplo se encuentra a 1 kilómetro de altitud, debemos realizar el siguiente cálculo:
    280 x 0,73 x 1,06 = 216,7 
  5. Una vez ajustado a la altitud y la nubosidad, este valor se divide por un factor de conversión de 25 y se redondea al número entero más cercano. Esto produce un valor que oscilará entre el 0 (cuando no hay luz solar) y una cifra cercana al 15. El valor resultante es el índice UV. Por lo tanto, el índice UV de la ciudad de nuestro ejemplo sería:
    216,7 / 25 = 8,7; redondeado a 9

Actualmente, el cálculo del índice UV no contempla los efectos de las variaciones del reflejo según la superficie (arena, agua, nieve, etc.), los agentes contaminantes de la atmósfera o la bruma. 

¿Cómo se relaciona con la fotoprotección?

solmaforo-3

 

Enlaces de interes:

 

 

 

 

 

Acerca de Zulay Rivera e Ingrid Rivera

La fotodermatología es un área que nos diferencia como dermatólogos de otros médicos, siendo la formación en este campo un componente fundamental de la educación durante los años de residencia y a posteriori. Esperamos que sea del provecho de todos, esta nueva sección. Dra. Ingrid Rivera Pineda. Dra. Zulay Rivera Pineda.

Un comentario

  1. Antonio Rondón Lugo

    Felicitaciones a las Dras. Rivera por tan excelente información

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies