Inicio / Sección Inicial / Deutero - Midrash / Los signos sobre la escritura

Los signos sobre la escritura

Moisés ascendió al Monte Nebo. Iba a morir, pero en posesión plena de sus facultades.

El Señor le mostró, dibujada en el firmamento la Escritura que Moisés había entregado al Pueblo.

El Profeta observó sobre las letras unos signos, los cuales no pudo identificar.

Preguntó…Señor….Qué significan estos signos? Oyó una vibración que decía..son los otros significados de la Ley.

Cómo así.??? Vió y oyó entonces Moisés a Akiba (1350 años después de él) explicando a los alumnos una reglas que el Maestro del Sinaí no conocía… Un alumno preguntó… Qué son estas reglas y leyes? Akiba respondió… La Ley que Dios dió a Moisés.

Así el conocimiento humano evoluciona no sólo yendo hacia adelante, sino también rebuscando en lo que se cree ya conocido y que no lo es y quizá nunca lo será,en su totalidad.

Recuerdo el sistema linfoide cuando estudié medicina.Algo tenía que ver con la defensa y la inmunidad..pero qué y cómo? no se sabía…Luego Era un aparato centrado en los ganglios y el bazo a partir de los cuales salían las células que producían anticuerpos…Luego…las subpoblaciones, las linfoquinas..La piel considerada …quizá..como un órgano linfoide…a partir de la cual podía originarse la defensa y también tumores y la muerte….. Una revisión reciente de Carbone. J Immunology, 2015. 195: 17-22. Habla de células T residentes en los tejidos y que ejercen funciones de vigilancia fijas en órganos no linfoideos. Se llaman células TRM y tiene rol en la defensa de órganos como la vagina..Estará en ellas la explicación de eventos como los de las queratosis actínicas liquenoides…el queratoacantoma regresivo la erupción fija medicamentosa…El halo nevus??

En el mismo número (que es una joya) del Journal of Immunology hay un artículo inquietante. Woods, G.M. et al. Immunology of a Transmissible Cancer Spreading among Tasmanian Devils. J.Immunology ,2015. 195:23-29.. Hay un cáncer que aparece en esos marsupiales que se transmite de un animal a otro por mordedura. Esto se hace debido a las lesiones faciales presentes en el animal que muerde y que recibe el mordido. La transmisión no es por un virus es por las células vivientes del tumor que colonizan al receptor sin provocar respuesta inmune eficiente. Los primeros casos de este cáncer se informaron a mediados de la década delos 90 y ahora amenaza con extinguir la especie misma de los demonios de Tasmania (Sarcophilus harrissii).

Los demonios de Tasmania se defienden bien de los patógenos usuales, tienen una buena inmunidad de rechazo de injertos, no tienen defectos detectables en las funciones de los neutrófilos ni en la mitogénesis linfocitaria ..pero no desarrollan defensas contra este tumor en concreto..Hay otros detalles pero lo fundamental es que todo lo que enseñamos en inmunología de cáncer(no es transmisible usualmente etc etc etc) debe ser revisado.

Un tercer artículo McCully, L.M. et al. J .Immunology 2015, 195: 96-104. Señala que la acción conjunta de la prostaglandina E2(PGE2) y un metabolito de la vitamina D3,de origen queratinocítico, es esencial para la localización de las células T de vigilancia en la piel humana. De nuevo se abre la controversia sobre si es en la epidermis o en la dermis donde está el mecanismo de control de los fenómenos inflamatorios de la piel(incluyendo allí la psoriasis)

No lo dije al principio, pero por supuesto que las enseñanzas de Rabbi Akiba, no representan tampoco ,ni con mucho, la última palabra en el análisis de la Torah. La búsqueda de la real comprensión de la escritura divina se hace hoy más mediante la biología y la astronomía y la astrofísica que con el análisis textual…Pero el objetivo es el mismo…comprender lo infinitamente complejo..sin logralo nunca pero avanzando siempre.
Mauricio Goihman Yahr

 

Acerca de Mauricio Goihman Yahr

Individuo de Número Sillón XXVII, Academia Nacional de Medicina. Dermatólogo, Profesor.

Un comentario

  1. Amalia Panzarelli

    Excelente artículo y en especial los comentarios sobre los diferentes trabajos publicados en el J Inmunology 2015. Para los que no tenemos acceso a éste tipo de revistas es enriquecedor conocerlos. Mis respetos,

    Amalia Panzarelli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies