Inicio / Colaboradores / El escalpelo de la piel / Carcinoma basocelular en la punta nasal. Reparación con un colgajo miocutáneo

Carcinoma basocelular en la punta nasal. Reparación con un colgajo miocutáneo

Dr. José R. Sardi B.
Grupo dermatológico Angostura.  La Campiña. Caracas

edicion387-sardi-02

 

 

 

Se trata de una paciente de 57 años de edad, foto tipo II; que presenta una lesión en la nariz desde hace aproximadamente tres años. Fue referida por el Dr. Jaime Piquero (h). Con anterioridad le habían operado otra lesion en la frente. Al examen físico encontramos una lesión eritemato escamo esclerosa en la región superior de la punta nasal (“supratip”). Las pruebas de laboratorio preoperatorias resultaron todas normales.  Qué hacer con una esta neoplasia en una paciente joven. Ya lo hemos comentado en otras oportunidades, la cirugía es el método terapéutico con el mayor índice de éxitos, también hemos dicho que un mismo defecto puede ser reparado de diferentes maneras y hemos presentado casos que fueron resueltos con varios tipos de colgajos o injertos de piel. Aqui usamos un colgajo de avance tipo V-Y miocutáneo, que moviliza la piel del dorso nasal para cubrir un defecto bastante grande. En la foto 2 vemos dibujado con puntos los bordes de la neoplasia, el triángulo que cubrirá el defecto y a cada lado la localización de los músculos transversos que nutriran el colgajo. Veamos… edicion387-sardi-02b

edicion387-sardi-04

 

Una vez resecada la neoplasia se identifica el plano muscular, y con tijera roma curva de divulsiona por debajo de los músculos transversos a cada lado, separándolos del perióstio en el fondo, y de la piel a nivel del subcutis. Luego se secciona el músculo piramidal, así tenemos listo el colgajo miocutáneo, la piel del colajo se nutre de los vasos perforantes que vienen del músculo (Esquema A). Luego se tracciona hacia abajo para cubrir el defecto, fijándolo con puntos separados de nylon 5/0. edicion387-sardi-04b

edicion387-sardi-06b

edicion387-sardi-07

Como hemos podido mostrar la integración del colgajo a la piel del dorso nasal es casi perfecta, la piel tiene la misma contextura y color, permitiendo camuflar perfectamente el préstamo. Queda todavía hacerle dermoabrasión de las lineas de sutura, lo que permitirá desaparecer por completo esas marcas, que también se eliminaran espontáneamente con el tiempo; se suele esperar seis meses y si el paciente lo acepta, el procedimiento realizado sería perfecto. La punta nasal se ve algo levantada, con toda seguridad ese defecto se desaparecerá con el tiempo. El ángulo nasolabial en la mujer de esa edad suele estar ente 90° y 100° grados, aquí tiene 125° grados. En la foto # 7 vémos la nariz un año después, ya con un ángulo nasolabial normal, que se corrigió sólo. Se dice que la “piel tiene memoria”, y observamos con mucha frecuencia que muchas cicatrices se hacen invisibles con el pasar del tiempo.
Agradesco su antención y espero por un intercambio de pareceres.
.

edicion387-sardi-09
FOTO 7

 

 

 

 

Acerca de Jose Rafael Sardi

Médico cirujano. UCV. Docente de la Cátedra de Dermatología. Escuela “Luis Razetti”, Dermatólogo del Servicio de Dermatología del Hospital Universitario de Caracas, Dermatovenereólogo de la Unidad de Venereología del Servicio de Dermatología. HUC. Dermatólogo miembro Titular de la Sociedad Venezolana de Dermatología

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies