Inicio / De Interés / Obituario / Antonio Rondón Lugo por Jaime Piquero Martín

Antonio Rondón Lugo por Jaime Piquero Martín

Palabras pronunciadas durante el Acto Inaugural de las XVIII Jornadas de Actualización en Terapéutica Dermatológica y Estética. En Homenaje al Dr. Antonio Rondón Lugo. Caracas 13 de mayo de 2016.

arl-jp-f

Antonio, tu vida no fue de contemplación, fue de protagonismo. Fuiste un guerrero de la vida. Voy a relatarles una frase que utilizaba en cualquier oportunidad “Bien bueno porque asi podremos…”, y le daba la vuelta a la adversidad buscándole el lado bueno

Creció en la Venezuela post-gomecista a caballo del progreso (pero a caballo abanderado)

Muchas cosas y versos que hoy dire lo he extraido de su último poemario    “Amores infinitos” publicado en el 2014

Sus  normas de la vida, escritas en 1966

Hacer ejercicios todos los días
“Vicios fumar, vicio pendejo!
Bebidas: limitado, saber las consecuencias, solo en momentos especiales. La abstinencia total es fea.
El consumo frecuente es bochornoso.
Mujeres no es vicio. Tratar de cambiar de mujer todos los días, no es vicio, pero es un problema de inmadurez
Amar a Dios sobre todas las cosas
Saber perdonar
Saber amar”

Antonio, diria yo que fue un insigne trabajador, hombre de familia, médico en el amplio sentido, pragmático, sagaz, poeta, educador, intuitivo, Clarines estaba en su  corazón, y de su pueblo decia

“Del corazón
Es el calor de la vida
Clarines es el querer
A la iglesia
A las calles y casas
¿ han visto sus colores
Las piedras, la gente?
¿ Pero han sentido el amor
Que llega
en el aire
En las nubes
Y Cuando suenan las campanas de la iglesia? 

Y quien fue  Salvador Rondón?, su papá,  campesino de siembra y ganado, que alternaba  con una pequeña bodega, en el pueblo de Clarines, en la que el joven Antonio ayudaba a la venta. Y a él le escribe:

Padre
En el cielo, al lado del sol
donde vivas
Manda de vez en cuando
un rayo de presencia

padre,
de vez en cuando.

Doña Melida,  su madre, mujer de temple y gran corazón, se hizo asimisma, maestra muy querida en la región. él se refiere a ella como una mujer que  “se diferenciaba de todas por su belleza, su cultura, forma de hablar y escribir”.

Madre:
No se como hare para transmitir
A mis hijos
Y a los hijos de mis hijos
Lo que tu me das
Y me enseñas
Ellos no comprenden
Que leen por ti y son ti

Y a su abuela quien era también su madre le escribió

Aquí ni el poeta
Ni nadie podría
Decir la grandeza
De haberte tenido.

Matoña querida
Yo se que en el cielo
A través de todo
Me besas y cuidas,
Como yo te lloro
Como yo te llamo
Matoña

Ya escolar lo envían a Caracas para continuar su formación. Se hospeda en casa de un familiar a quien debía ayudar en los oficios cotidianos como limpiar el carro, pulirlo una vez por semana y ser el “niño de mandado”.

Regresa a Clarines para hacer el sexto grado y vuelve a caracas para completar el Bachillerato  en el Instituto Escuela en La Florida, internado.

Entre merida y Caracas y con muchos esfuerzos económicos aunque no de ánimo, ni de interés pudo culminar la carrera. Trabajo en muchas cosas. Siempre con sus sueños en clarines

Si tu nombre con mi firma
Saliera como te pienso
Fueras la voz, viento y voz
Mas en mi voz, viento y sueños
Llevas mis recuerdos 

Fueron años difíciles pero felices, vendió boletos en el Hipódromo, trabajo de asistente médico en el Hospital de Pariata, una pequeña beca de su estado y estirando bastante el poco dinero pudo completar su pregrado con buen promedio (corria el año 1963). De ahí  el  internado, la residencia en Medicina interna. Durante ese periodo comienza  a bajar a la leprosería de cabo blanco como internista, este trabajo que en su inicio lo realiza para reducir su manutención lo acercó al Dr. Jacinto Convit que inmediatamente le sugirió que estudiara Dermatología.,

“y creo que fue una de las mejores decisiones de mi vida”.

La piel que toco
Enamorado
Es la piel del sonrojo
Y la esperanza
Por lo que vive
El hombre con sus sueños
Y la mujer tratando de domarlos

Ingresa como adjunto del Servicio de Dermatología del Hospital Vargas en donde  llega a Jefe de servicio, jefe de Cátedra y Director del postgrado de Dermatología del Instituto de Biomedicina.

“Mi estadía en el Instituto la he disfrutado al lado de mis colegas, de los alumnos, muchos de ellos ahora adjuntos del servicio”.

Si supieras todo lo que hago
Para llegar algún dia a ser
Simpaticomimético en tu vida 

Detrás de un hombre exitoso siempre hay una mujer genial y Antonio también la ha tenido en su esposa Natilse, De ella dijo Antonio que se siente siempre apoyado

“Ha sido mi orientadora”.

Natilse es el amor
De la infancia y del otoño
Es el amor
Del cielo, amor y vientos  

Pero Rondon no es solo un destacado dermatólogo, podemos decir que en él también coexiste el poeta, deportista, ganadero, fino conversador, decia que tocaba sinfonca y acordeón, buen trago y mejor amigo con los que consideraba sus amigos y a quienes defiende a ultranza.  “el tiempo se puede programar y para cada actividad se reserva un periodo: un tercio para descansar y comer, un tercio para trabajar como si nunca nos vamos a morir, y el otro tercio para disfrutar como si vamos a morir al día siguiente”.

Visito toda su vida su pueblo natal, Clarines, donde pasaba las horas  y  un dia le dijo a natilse

Natilse
No crees que ya
es hora
De acariciar juntos
A nuestros hijos

Y mas tarde le dijo

Mis hijos serán como tu alma:
Buena , sencilla;
Seran esencia que den pan para la vida;
Serán perfume de idolatrada flor,
Serán virtud  

Y entonces nació Melida  y le dijo

“ tu puesto esta en la lucha

Y luego vino Antoñito y pensó

Y quiero que cuando hable
Las palabras todas
Tengan tu figura

Y mas atras Paul

Es una sonrisa en un sentimiento

Y la mas pequeña Natilsita

 Yo me  veo en tus ojos de estrella de mar
De ilusiones

En Clarines, paso horas disfrutando en su pequeña hacienda que era propiedad de su papá. “Voy con mi esposa, mis hijos, mi nieto y mis amigos”.

Ahi también hizo labor social y mucha

Y un dia escribió ante esta vorágine que hoy estamos viviendo

Lloro por ti, Venezuela
Por mis hijos
Por mis nietos

Espero que me digan que esto
Fue un sueño
De desvario loco

Pero,
Me asusto
Y tengo miedo
Ustedes lo comprenden?

Más que los premios, reconocimientos y el sin número de aportes que ha dado a la dermatología venezolana, Antonio Rondón Lugo, para los que hemos transitado el mismo camino vital es una persona sencilla, amante de su profesión, de su familia y que disfruta a plenitud las satisfacciones que la ha dado la vida.

Mis cuatro hijos, mis tres nietos, mis hermanos. Sobrinos. Ahijados, familia en general y amigos,  cada dia valoro y quiero mas, me dicen y retumban en el corazón Que el amor es infinito Y quiero dejarles este poema a bolívar 

La piel nos une
Tu que vives en el Chimborazo
En Carabobo
En san pedro

Te entrego mi voz
Mi pensamiento y mis ilusiones
Y quiero rozar tu piel
Y sentir tu calor

Dejen a Bolivar en su camino
Dejen los tiranos de vivir en su nombre

Pero no quiero terminar triste quiero terminar con esta oda que Antonio escribió a   la  felicidad
Que es la felicidad?

es como el viento ?
efímero, volátil  !!

La  felicidad  es un truco inventado por las  musas !!
es  Houdyn saliendo de las aguas
es la espera del adios anunciado.?
Como es  ?
Como las lluvias no esperadas ?
Como son las ilusiones ?
La ilusión es un camino blanco y largo,
sin retorno.
No tiene  acaso la ilusión sueños ni metas  ?
Pues no ….
La ilusión es el camino solitario del poeta
la vereda seca del otoño.
La vida
es el agua del desierto
que alimenta camellos y cardones.
La felicidad es el espejismo que ilumina los senderos

Es La certeza de haberla vivido.

Como me  gustaría tenerla para siempre.

 

Acerca de Jaime Piquero Martín

Profesor Emerito Instituto de Biomedicina Jacinto Convit UCV. Ex Jefe del Servicio del Hospital Vargas de Caracas. Coeditor de Piel latinoamericana. Fundador del Global Alliance para el estudio del acne, del Grupo iberolatinoamericano del acné (Gilea), Grupo latinoamericano del acné (GALA) y del Grupo de acné y Rosacea en Venezuela (GARVE)

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies