Inicio / Editorial / Oscar Reyes Flores. Adiós al sabio taciturno de la dermatopatología venezolana

Oscar Reyes Flores. Adiós al sabio taciturno de la dermatopatología venezolana

oscar-reyes-flores-22

El 17 de noviembre del presente año, la dermatopatología venezolana perdió a uno de sus grandes hijos, el Dr. Oscar Reyes Flores. Destacado médico dermatólogo y dermatopatólogo egresado de la Universidad Central de Venezuela, con amplio conocimiento en enfermedades tropicales de la piel como la lepra y la leishmaniasis. Maestro de generaciones de dermatólogos provenientes de los distintos servicios de todo el país.

Por décadas fue dermatólogo en las cátedras de Dermatología y Sifilografía de la Escuela de Medicina “Luis Razetti”, Hospital Universitario de Caracas y de la Escuela de Medicina “J.M. Vargas”, Instituto de Biomedicina, Hospital Vargas de Caracas. Todas de la Universidad Central de Venezuela.

Fue Presidente de la Sociedad Venezolana de Dermatología y Cirugía Dermatológica, Editor de la Revista Dermatología Venezolana y miembro Titular de la hoy Sociedad Venezolana de Dermatología Médica, Quirúrgica y Estética.

Además de ser un académico excepcional con numerosas publicaciones científicas y varios libros de dermatopatología, Oscar Reyes Flores fue un ejemplo a seguir por sus altos principios éticos, actitud conciliadora y pasión por todas las acciones que se propuso.

Apasionado del béisbol lo jugo desde muy joven y fue fanático de los Navegantes del Magallanes. Amante del bolero. El último caballero. Esposo, padre y abuelo ejemplar.

La dermatopatología nació en Europa hace más de 100 años, como una pieza clave  del área de la dermatología. Sus orígenes se remontan a Europa, principalmente Alemania y Francia, pero con contribuciones muy importantes por las escuelas de Austria y la Gran Bretaña. La gran explosión de la disciplina ocurre después de la Segunda Guerra Mundial, con el aporte de la escuela estadounidense.

En Venezuela, Manuel Pérez-Díaz establece en 1903 el primer Servicio de Dermatología en el Hospital Vargas de Caracas, y en 1908 se crea la Cátedra de Clínica Dermatológica en la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela. Después de Pérez Díaz, los siguientes jefes de la Cátedra fueron Miguel Jiménez-Rivero. Pablo Guerra, Martín Vegas, Leopoldo Briceño Iragorry (por un breve período) y en 1947 Carlos Julio Alarcón.

Después de la Segunda Guerra Mundial, cambia la tradición venezolana de realizar estudios médicos de postgrado en Francia y se traslada hacia los Estados Unidos, donde se forman varias generaciones de dermatólogos como Jacinto Convit, Francisco Scannone, Luis Alberto Velutini, Eva Koves de Amini , J.J. Henríquez-Andueza, Francisco Kerdel-Vegas, Mauricio Goihman-Yahr, José Manuel Soto, Dolores Alfonzo de Pérez y Hugo Naranjo, entre otros.

En 1957, la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Venezuela decide tener dos cátedras de Dermatología, una la ya existente del Hospital Vargas y otra en el nuevo Hospital de la Ciudad Universitaria, el Hospital Universitario de Caracas. Esta nueva cátedra comenzó a funcionar desde el 18 de octubre de 1958 integrada por Carlos Julio Alarcón (Jefe de Cátedra), Juan Di Prisco, Luís Alberto Velutini, Rafael Medina, Jacobo Obadía, Imelda Campo-Aasen, Oscar Reyes Flores, César Lizardo, Dante Borelli y Luís Gómez Carrasquero.

Desde 1957 y de la mano de Oscar Reyes Flores, la dermatopatología venezolana comienza a institucionalizarse en Venezuela. En algún momento, Reyes Flores será el dermatopatólogo de los dos servicios de dermatología de Caracas y será el punto de referencia de la disciplina en el país.

En el Instituto  Weizmann de Ciencias de Rehovot, Israel cuelga un letrero que dice  “Si vez a alguien caminando y parece distraído. No lo moleste es un científico pensando”. En nuestros servicios vivimos a Oscar Reyes Flores, nuestro sabio taciturno, en su pausado y pensativo caminar, construyendo sueños de células y matrices para ayudar a los más necesitados. Nos deja las huellas de su significativa travesía.

Referencias

Bhawan J. The evolution of dermatopathology — the American experience. Am J Dermatopathol 2006,  28:67-71.

Kerdel-Vegas F, Piquero Martín J. Historia de la Dermatología en Venezuela. Piel Latinoamericana 2015 https://piel-l.org/blog/41426.

Ortiz Piñango V. Entrevista: Dr. Oscar Reyes Flores. Maestro de la enseñanza y de contactos duraderos. Dermatol Venez 2009, 47: 32-34.

Foto de Vanessa Ortiz Piñango para Dermatología Venezolana

Acerca de Felix J. Tapia

Profesor investigador de la Universidad Central de Venezuela (UCV) y Jefe del Laboratorio de Biología Molecular, Instituto de Biomedicina, UCV. Ha publicado más de 100 artículos en revistas científicas y capítulos en libros. Premio Fundación Empresas Polar “Lorenzo Mendoza Fleury” 2005. Miembro de varios comités editoriales de revistas. Activo en el ciberespacio con publicaciones en Blog Felix J. Tapia, Piel Latinoamericana, Mirador Salud, Código Venezuela, RunRunes y DermPathPro.

12 comentarios

  1. Recibimos la siguiente nota del Dr. Francisco Kerdel-Vegas:

    Queridos amigos:

    Es con mucho dolor que me acabo de enterar por el editorial de PIEL Latinoamericana del sensible fallecimiento de mi
    querido amigo, compañero de promoción y colega dermatólogo Oscar Reyes Flores. Una gran pérdida para la dermatología
    venezolana. Hombre íntegro, trabajador incansable, gran caballero, insigne amigo. Les ruego transmitir mi sentido pésame a su familia.

    Francisco Kerdel-Vegas

  2. jaime piquero martin

    Tuve una amistad con el profesor Reyes cercana. Al terminar el postgrado de Dermatologia, se me ocurrio hacer un entrenamiento en Dermatopatologia de 2 años y pase muchas tardes con él. Al concluir éste pase a adjunto de Dermatologia, encargado de la consulta de la tarde como clíinico. Ahí subía mucho a su laboratorio de Dermatopatologia a discutir casos. En todos esos años, mas de 10, conoci al profesor Reyes, maestro de la vida, no al “taciturno”, sino al ser humano, vital que vivía dentro de ese aspecto sobrio.
    No solo me enseño clinica dermatológica y dermatopatologica, me enseño a llevar la vida con bonhomía. Gracias maestro, siempre estara en nuestros pensamientos
    Jaime Piquero Martin

  3. Maria Cristina Di Prisco

    Felix hermosa tu editorial sobre el Dr Reyes.
    Al Dr Reyes lo conici desde que yo era estudiante de medicina pues mi padre y el fueron grandes amigos. Recuerdo las reuniones del Dr Juan Di Prisco y el Dr Oscar Reyes sobre histopatologia.
    Cuando curse sexto año de medicina realice trabajos en la sede de Dermatologia Sanitaria en Catuche que dirigia el Dr Jacinto Convit. Alli y bajo la supervision del Dr Reyes realice mi primer trabajo de investigacion. Era interesante y agradable trabajar con el Dr Reyes. Se aprendia muchisimo en un ambiente tranquilo y propicio para el estudio.
    Gracias Dr Reyes por guiarme en esos tiempos de inicios de mi carrera
    Maria Cristina Di Prisco

  4. Una vez yo trabajaba en Caracas en el 2004 ,trabajaba con el estado ,y estaba nuevo , se me presentó para ofrecerme apoyo, en la biopsias a casos de pacientes públicos.Gracias Profesor

  5. Su sensible fallecimiento me tomó por sorpresa. El Dr Reyes dejó un legado perenne en la Dermatopatología venezolana y latinoamericana. Fue un ejemplo de rectitud, sabiduría, trabajo digno, caballerosidad y admiración para todos los que tuvimos la fortuna de conocerlo.
    Al lamentar su pérdida, hago llegar mi sincera palabra de condolencia a su esposa, hijos y demás familiares.

    Amalia Panzarelli
    Caracas, Ven.

  6. Guillermo Planas Girón

    Ojeando esta edición de Piel-L, me entero del deceso del maestro Reyes, quien ha ocupado un sitial importante en la historia dermatológica venezolana. Aunque tuve relativamente poco contacto con él, siempre lo consideré un profesional serio, sumamente preparado, con una dilatada experiencia clínico-patológica, muy oportuno en sus certeras intervenciones en las reuniones de la SVDCD; de carácter introvertido más que taciturno que implicaría una tesitura sombría y melancólica que nunca observé, a no ser que el deterioro de su salud, haya hecho mella en su humanidad.

    Siempre guardamos sentidos recuerdos de nuestros maestros. En mi biblioteca guardo con especial recuerdo un ejemplar de su interesante publicación: \\\”Enfermedades Granulomatosas de la Piel. Su Histopatología\\\” (11 de Mayo de 1989), cuya dedicatoria me reservo para no pecar de inmodesto. Me encontraba yo terminando mi postgrado en Dermatopatología en el Instituto de Biomedicina.

    Me permito enviar mis sentidas condolencias a su esposa e hijos, por tan lamentable pérdida.

    Guillermo Planas Girón

  7. MaryGuzman de Fleury

    El Dr Reyes fue un Medico ejemplar, sensible,humano ,pausado ,Maestro sin reparos ni egoismos … Le tenia un gran aprecio ,de el aprendi mucho durante mis estudios de Post Grado en el Instituto de Biomedicina ,siempre dispuesto a ayudar ante cualquier caso …..Paz a sus restos.

  8. Me permito aclarar que usé el adjetivo “Taciturno” en su significado de callado, silencioso, introvertido, tranquilo, pacífico, ordenado, cuidadoso. No hay nada peyorativo.

    Me inspiré en Andrés Eloy Blanco quién se refería a su hijo Luis Felipe como el “sabio taciturno”.

  9. Realmente es una noticia que nos duele. Lo conocí y
    Fue un científico, gentil, pausado, amable y siempre dispuesto a enseñarnos, a los dermatólogos rurales, creo que con mayor dedicación!
    Paz a tu alma venerable maestro!

  10. Nos ha dejado un verdadero Maestro, un hombre bueno, ético, humilde, siempre dispuesto a ayudar y formador de infinidad de dermatólogos.
    Nos deja un caballero a carta cabal, un ser humano incomensurable.
    Se nos va un ejemplo de presencia, sencillez, sabidurìa, ternura y una de las hermosas sonrisas sabias que jamás olvidaré.
    Gracias Maestro. Paz a sus restos. Solidaridad a su familia y a todos los dermatólogos venezolanos que quedamos huèrfanos de un hombre inmortal.
    Con profundo y eterno agradecimiento,
    Vito Abrusci

  11. Dr.Oscar Reyes Flores…fue una persona de la que no solo aprendi muchisimo..pase muchas tardes buscando el “bacilo perdido” en las biopsias de lepra..o tratando de ver bien las leishmanias entre lo que llamaba “la basurita que dejan de los neutrofilos”…tambien me dio mucho animo en los momentos duros de mi post-grado..ya que yo soy patologo…y me decia “tu macro”..es el paciente..baja y busca y habla con el dermatologo…y ademas..fue la unica persona que cuando llegue a Biomedicina..me dio un apoyo incondicional…ya que nos conocimos en el Clinico..cuando hice mi pasantia de 2 meses antes de hacer Dermatopatologia…
    Gracias Dr.Reyes…

  12. Annabella de Sanabria

    Hay seres tan hermosos en la vida , que uno piensa que nunca deben partir. El Dr. Oscar Reyes fue uno de esos, gran Maestro, profesor intachable y mejor persona. Haberlo tenido como Jefe durante el posgrado y como profesor fue un privilegio. Mi más sentido pésame a su esposa, hijos, especialmente a Oscar y a toda la Dermatología Venezolana.
    Paz a sus restos

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies