Inicio / Sección Inicial / Deutero - Midrash / Esperanza en la desgracia: El candelabro de siete brazos

Esperanza en la desgracia: El candelabro de siete brazos

El año 66 después de Cristo, extremistas judíos en Israel se embarcaron en una guerra suicida contra Roma. Esperaban producir un levantamiento global en el seno del Imperio, no ocurrió, muchos no participaron en ella; no porque fueran injustos los reclamos, sino porque no había posibilidades de triunfo.

El año 68 Jerusalem fue sitiada, el año 70 cayó en poder de las tropas romanas dirigidas por Tito Flavio, quien luego fue emperador. .El Segundo Templo fue incendiado, destruido y saqueado. El candelabro de oro de siete brazos (la Menorah) fue llevada a Roma. Aparece con prominencia, esculpida en el arco triunfal de Tito, aún existente en Roma. El área del Templo se hizo baldía con yerbajos y animales rastreros. Muchos judíos rezaban allá, en medio del más profundo pesar, llantos y lamentaciones. Sin embargo, décadas después, Rabbi Akiba salía del terreno con expresión y ademanes risueños. Ante las preguntas respondió. Las profecías predijeron esta desgracia, pero también predijeron la redención final y la reconstrucción del Estado y de sus estructuras en un mundo mejor. Si lo primero se cumplió, también lo hará lo segundo…….

Diecinueve siglos después en un mundo convulsionado por el odio sangrante por las heridas de la Primera Gran Guerra Mundial y en espera de la Segunda, había un gran escritor nacido en Austria. Stefan Zweig era judío.. Su pueblo, ese mismo pueblo de Israel, se encontraba amenazado no ya de opresión, sino de extinción. No por rebelión sino por odio. Zweig escribió ,”El Candelabro enterrado” una novela que es un grito de esperanza en medio de la angustia más profunda. Según Zweig, la Menorah, el candelabro de siete brazos, almacenado y preso en Roma, fue sacado de su cautiverio durante las invasiones vándalas del Siglo V. Los bárbaros se llevaron una copia en metal precioso del candelabro. El original fue contrabandeado y llevado subrepticiamente a Israel, donde fue sepultado…a él se refiere Zweig así: “Pero guardado por el secreto sigue esperando el candelabro eterno, desconocido e intacto en su sepulcro oculto……” y termina.:”o si finalmente lo hallará alguien en el día en que su pueblo se vuelva a encontrar y que en él pueda iluminar a los pacificados en el templo de la paz” .

La edición que yo tengo del libro de Zweig es de 1937. En 1939 comenzó la Segunda Guerra Mundial. A principios de la década de los 40, en medio de la terrible guerra y del Holocausto, Zweig se suicidó en Brasil.

El 15 de Mayo de 1948..menos de una década después de la invasión de Polonia por los nazis, y poco más de un lustro después del suicidio de Zweig, se declaró la independencia del Estado de Israel. El Candelabro, la Menorah, aún no ha sido hallada ni hay un templo de la paz ; pero hay un orden mundial, unas Naciones Unidas y un estado de Israel pujante. De las profundidades del horror nacieron el progreso y el legítimo orgullo.

Entenderemos los venezolanos esta lección de la historia??

Acerca de Mauricio Goihman Yahr

Dermatólogo, Profesor, Miembro correspondiente (puesto No 4) de la Academia Nacional de Medicina

2 comentarios

  1. Qué bueno su artículo Dr Goihman Gracias por ilustrarnos siempre

  2. Esto entiendo: La esperanza y el orgullo siguen intactos.

Deja un comentario

Para casos clínicos, sólo se publicarán comentarios de Suscriptores Especialistas de Salud registrados en nuestra base de datos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies